Aermoo M1 demuestra cómo se crea un smartphone resistente al agua y a las caídas

Aermoo M1 demuestra cómo se crea un smartphone resistente al agua y a las caídas

El nuevo Aermoo M1 se presenta como un smartphone rugerizado, un tipo de móvil que cada vez gana más adeptos. Los usuarios piden teléfonos resistentes, que no solo estén certificados contra el agua y el polvo, sino que sean capaces de aguantar golpes y caídas mucho más fuertes que los smartphones convencionales. Y eso justo es lo que propone el Aermoo M1.

Los móviles rugerizados tienen demanda tanto para uso profesional (en el sector de la construcción, por ejemplo) como personal, orientándose a los aficionados a los deportes de aventura. El Aermoo M1 hace gala de un aspecto muy resistente, pero muchos se preguntan cómo se diseña un dispositivo "todotorreno".

Y es que el Aermoo M1 resiste caídas e impactos, además de disponer de certificación IP68 contra el agua y el polvo. Sin embargo, en su interior cuenta con un hardware delicado, que ofrece una buena experiencia con Android, pero que debe ser protegido convenientemente.

Aermoo se trata de una marca nueva en el mercado, y hoy nos permite ver cómo es el Aermoo M1 por dentro. Echemos un vistazo primero al exterior:

Imagen - Aermoo M1 demuestra cómo se crea un smartphone resistente al agua y a las caídas

El cuerpo del Aermoo M1 está realizado en metal, con refuerzos de plástico en las esquinas y una construcción robusta. Cuatro tornillos sujetan la carcasa trasera, para evitar que se abra si le damos un golpe.

El Aermoo M1 se ha diseñado en dorado, y por el momento no sabemos si llegará en otros colores. Como resulta habitual en los smartphones rugerizados, el aspecto es agresivo, y incluso se indica dónde se encuentra la antena NFC, que permite realizar pagos móviles.

Imagen - Aermoo M1 demuestra cómo se crea un smartphone resistente al agua y a las caídas

En la zona trasera, bajo la cámara, una tapa da acceso a las 2 ranuras para tarjetas SIM y a otra para una microSD. En el inferior vemos el altavoz, debidamente sellado para evitar la entrada de agua.

Imagen - Aermoo M1 demuestra cómo se crea un smartphone resistente al agua y a las caídas

Los detalles del Aermoo M1 resultan escasos por ahora. Se especula con procesador Snapdragon de 8 núcleos, acompañado por 6 GB de RAM. El almacenamiento interno ofrecería dos alternativas, 64 GB o 128 GB, y la cámara principal alcanzaría los 21 megapíxeles. El dato más sorprendente que se ha filtrado es una batería de 5.580 mAh, que demostraría que el espacio interno del Aermoo M1 se ha aprovechado al máximo.

Desmontando el Aermoo M1, paso a paso

Tenemos la suerte de que Aermoo nos permite ver cómo es por dentro el M1 para valorar adecuadamente su resistencia. Esto no lo deberíamos hacer con nuestro propio móvil, pues desmontar un smartphone sin los conocimientos y herramientas adecuadas suele provocar que quede dañado o inservible.

Lo primero que notamos es que el Aermoo M1 tiene protegidas todas las ranuras posteriores, que permiten sumergirlo durante 30 minutos, y hasta sacar fotos o grabar vídeo bajo el agua:

Imagen - Aermoo M1 demuestra cómo se crea un smartphone resistente al agua y a las caídas

El tratamiento impermeable es necesario para las ranuras externas del Aermoo M1, pero los demás componentes se han aislado por medio de una banda de goma, que también impide la entrada de polvo.

Si nos fijamos, veremos una almohadilla en la parte posterior, que se ha incluido para absorber los impactos que reciba el Aermoo M1.

Imagen - Aermoo M1 demuestra cómo se crea un smartphone resistente al agua y a las caídas

Ya más a nivel decorativo, los laterales también se han revestido de metal. Eso sí, los botones se han cubierto de plástico, para que resulten más agradables al tacto y cómodos de pulsar.

Imagen - Aermoo M1 demuestra cómo se crea un smartphone resistente al agua y a las caídas

El Aermoo M1 dispone de una tapa de goma que protege el puerto de carga y el de auriculares frente al agua y el polvo. Además, la tapa está unida al cuerpo del smartphone, por lo que no la perderemos en un despiste.

Imagen - Aermoo M1 demuestra cómo se crea un smartphone resistente al agua y a las caídas

De todas formas, la unidad del Aermoo M1 de estas fotos no es final, así que todavía puede recibir cambios. En cualquier caso, hemos comprobado cómo se consigue que un smartphone resista tanto al agua y al polvo (IP68) como a los golpes y a las caídas.

Los smartphones rugerizados resultan útiles para quien tenga un trabajo muy pesado, o para los deportistas que entrenen al aire libre. El Aermoo M1 se lanzará durante el mes de julio y, aunque se trata del primer móvil de Aermoo, la verdad es que apunta muy buenas maneras.

¿Qué opinas del Aermoo M1? ¿Te interesa un teléfono resistente como el que acabamos de ver desmontado paso a paso?

Ver Comentarios