¿Cómo funcionan los préstamos a través de Internet?

Por El Grupo Informático |

Internet se ha convertido en una herramienta imprescindible en nuestro día a día, que tanto nos permite hacer la compra desde nuestro hogar como reservar un viaje para las próximas vacaciones. Muchos usuarios se preguntan cómo funcionan los préstamos a través de Internet, y en este artículo trataremos el tema.

Aunque los bancos tradicionales tienen una fuerte presencia online, los créditos que ofrecen son muy rígidos, implican un complicado papeleo y tardan bastante en formalizarse. Pues bien, a día de hoy es posible solicitar préstamos rápidos online de forma sencilla, destinados a solventar una necesidad concreta de efectivo.

Este tipo de créditos están orientados a ocasiones en las que un imprevisto hace que necesitemos dinero urgente: una reparación del coche, una visita al dentista, la sustitución de un electrodoméstico estropeado... Ese tipo de "sorpresas" que surgen en el momento más inoportuno.

Son situaciones inesperadas en las que nos hace falta efectivo, pero que podremos devolver en poco tiempo, y que se solucionan con un microcrédito.

Imagen - ¿Cómo funcionan los préstamos a través de Internet?

No se tratan de préstamos convencionales para comprar un coche o reformar todo el piso. Los préstamos online se orientan a ocasiones puntuales en las que queremos dinero rápido y sin complicaciones.

Rápido, sencillo y sin papeleos

Los préstamos por Internet resultan muy cómodos, ya que no nos piden un aval ni una nómina, solo nuestro DNI. Además, podemos tener el dinero en nuestra cuenta en solo 10 minutos, listo para afrontar los imprevistos que nos hayan surgido.

Es verdad que todas estas comodidades suponen unos intereses bastante más elevados que los créditos convencionales (2.424,60% TAE) pero, si optamos por una empresa como ¡QuéBueno!, el proceso será transparente, y tendremos claro cuánto dinero tenemos que devolver, y la fecha exacta:

Imagen - ¿Cómo funcionan los préstamos a través de Internet?

Habremos de facilitar nuestro DNI y algunos datos personales, pero ¡QuéBueno! no solicita una nómina ni un aval para conceder sus créditos. El proceso de evaluación es tan rápido que en solo 30 segundos recibiremos respuesta de si el préstamo online ha sido concedido, y en 10 minutos veremos el dinero en nuestra cuenta.

Como en cualquier operación financiera, hay que ser muy realistas. Si podemos devolver el dinero en un plazo más corto (o anticipar el pago), los intereses bajarán de forma apreciable. Pero, aunque este tipo de préstamos resultan rápidos y sencillos, no debemos olvidarnos de que contraemos una obligación seria con la empresa de devolverlo a tiempo.

    Noticias recientes
  1. Descarga Adobe Photoshop Lightroom CC para el móvil
  2. Los tres Samsung Galaxy S10 se filtran en nuevas imágenes de fundas
  3. Oferta: los mejores descuentos del Día sin IVA de El Corte Inglés
  4. Resumen semana 3 de 2019: filtración de correos, Apple Pay en ING Direct y Galaxy M

Préstamos online para situaciones inesperadas

Los créditos a través de Internet son muy cómodos. Además, devolveremos el dinero por medio de nuestra tarjeta de crédito, desde nuestro ordenador, smartphone o tablet. Se trata de una alternativa a tener en cuenta si nos surge un gasto con el que no contábamos, que no sea de un importe muy alto, y sepamos que en unos días lo podremos reintegrar.

Imagen - ¿Cómo funcionan los préstamos a través de Internet?

Por ejemplo, ¡QuéBueno! presta hasta 300 euros a los nuevos clientes, y hasta 900 euros a quienes ya hayan trabajado con ellos. Los plazos van de 1 día a 30 días, si bien no son prorrogables. Por lo tanto, resulta importante escoger el menor número de días posible, para ahorrar intereses, pero teniendo la total seguridad de que dispondremos del dinero a tiempo para efectuar el pago y evitar que nos empiecen a cargar gastos e intereses de demora (un 0,99% diario sobre el valor inicial).

De todas formas, también se puede anticipar la devolución de forma sencilla para reducir la cantidad total antes del vencimiento.

Ahora ya sabes cómo funcionan los préstamos a través de Internet, y puedes decidir si representan la alternativa adecuada para tus necesidades. Resultan sencillos, rápidos y, aunque sus intereses suben bastante respecto a los créditos tradicionales, no exigen requisitos como nómina o aval, y tampoco implican realizar papeleo.

¿Qué opinas de los créditos online? ¿Te parecen una buena alternativa para conseguir dinero rápido?

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.