Cuáles son las diferencias entre HDD, SSD y SSHD

Por Juan Colilla |

La tecnología avanza a un ritmo vertiginoso y por ello es normal que entre tantos nombres apareciendo cada año, con nuevas tecnologías, con tantas especificaciones.. es normal se te pase algún detalle y luego no sepas cuál es la diferencia.

Para aclarar eso os nombramos hoy las tres tecnologías de almacenamiento de información más utilizadas y os explicamos que diferencias hay entre ellas y cuales son sus respectivas ventajas y desventajas.

HDD o Disco duro

Imagen - Cuáles son las diferencias entre HDD, SSD y SSHD

Los HDD son los discos duros convencionales, sus siglas vienen del inglés “Hard Disk Drive”, esta tecnología es la más antigua de las tres dado que es la única que requiere de movimiento mecánico para funcionar.

El disco duro funciona de la siguiente forma, en su interior posee un cabezal magnético que va codificando diminutos sectores de un disco metálico en rotación a altas velocidades, estos cabezales escriben sobre el disco utilizando código binario (0 y 1).

Toshiba lanza un disco duro de 500 GB y alto rendimiento por 50 euros

Esta tecnología es la más anticuada de todas, puesto que requiere de movimiento mecánico y por consiguiente el mayor gasto energético de todas, también es la más lenta de ellas y la que más se calienta, lo que se traduce en la que peor eficiencia tiene.

La velocidad media de los HDD es de unos 80MB/s de lectura/escritura, siendo la tecnología más lenta e ineficiente actualmente, que como contrapartida consigue el precio por GB más barato de todas.

SSD o disco en estado sólido

Imagen - Cuáles son las diferencias entre HDD, SSD y SSHD

Las SSD o disco en estado sólido son la evolución natural de la tecnología HDD o disco duro, los discos en estado sólido no requieren de movimiento mecánico con lo cual no se calientan tanto, hacen menos ruido y requieren menos energía.

Las SSD utilizan el mismo conector SATA que los HDD, pese a ello consiguen unas velocidades mucho mayores alcanzando los 6Gbps (540MB/s) de lectura y escritura.

Consejos para comprar un SSD

Esta tecnología utiliza chips de almacenamiento Flash NAND para almacenar datos digitales en ellos, esto implica que al no requerir de ningún movimiento mecánico no dispone de las mismas limitaciones que la tecnología HDD, lo que le permite alcanzar velocidades hasta 7 veces superiores a las de un HDD convencional, consumiendo mucha menos energía y evitando el calentamiento provocado por la fricción del movimiento.

Además, esta tecnología es mucho más segura ya que no se ve tan afectada por golpes o movimientos, así como los HDD suelen llevar mecanismos de protección ante movimientos bruscos, los SSD no necesitan de este tipo de protección.

Review: SanDisk Ultra II, un SSD para hacer volar tu ordenador

Las desventajas de las SSD frente a los HDD vienen en el precio, donde el GB tiene un coste superior en esta tecnología, y la vida útil de los discos SSD es menor, ya que tiene un limite de lecturas y escrituras.

Sin embargo y con los años, esta tecnología ha ido abaratándose hasta alcanzar unos muy buenos precios a día de hoy, ya que podemos encontrar SSD de 480GB por unos 100 euros aproximadamente, un precio muy inferior al que estos discos tenían hace un par de años.

SSHD o disco duro híbrido

Imagen - Cuáles son las diferencias entre HDD, SSD y SSHD

    Noticias recientes
  1. Samsung Galaxy S10 al descubierto gracias a sus fundas
  2. Cómo hacer tu "Bestnine2018" en Instagram
  3. Google lanza un Doodle por la lluvia de estrellas de las Gemínidas
  4. Telegram 5 ya está disponible: conoce las novedades

Esta reciente tecnología introducida por Seagate viene a aprovechar las ventajas de ambas tecnologías, la rapidez y fiabilidad de las SSD y la capacidad y precio de los HDD, de esta forma conseguimos unos discos rápidos y con mucha capacidad por un precio ligeramente superior al de un disco duro convencional.

Los SSHD son a veces más útiles que los SSD, discos que dado su precio se ven muchas veces desperdiciados almacenando gigas y gigas de archivos pequeños.

SanDisk Extreme 510, un SSD portátil y resistente al agua

La tecnología dentro de los SSHD permite al propio disco ubicar en la memoria de estado sólido los archivos o datos utilizados con más frecuencia para darles una mayor velocidad de acceso, a su vez que guarda los datos menos utilizados en la parte mecánica, dado que no requieren de tales ventajas.

Estos discos son muy útiles en portátiles que solo permiten un único disco o en consolas, donde pueden darle un empujón tanto al rendimiento del sistema como a la carga de mapas en juegos (que al rendimiento, ya que esto depende de la la tarjeta gráfica).

Extra: PCIe SSD y Fusion Drive

Imagen - Cuáles son las diferencias entre HDD, SSD y SSHD

Las SSD van evolucionando sin prisa pero sin pausa y actualmente ya las hay que se han desecho del conector SATA3 para en su lugar introducir el nuevo estándar M.2 o utilizar el veloz y reconocido PCI Express, estas SSD no solo son más pequeñas sino que pueden alcanzar velocidades de hasta 1.900MB/s de lectura y escritura, unas velocidades casi 4 veces superiores a los SSD convencionales.

Por otra parte, hay una tecnología propietaria de Apple conocida como Fusion Drive, que junto a OS X (actualmente macOS) hacen uso de una SSD y un HDD moviendo de forma inteligente los archivos más utilizados a la SSD y relegando al HDD los menos utilizados o que menos velocidad requieren, una tecnología que es extremadamente parecida al SSHD en la práctica.

¿Y si mi disco duro falla?

Imagen - Cuáles son las diferencias entre HDD, SSD y SSHD

Por desgracia, los discos duros no son infalibles, especialmente los mecánicos. Además de los fallos físicos, los archivos a veces sufren errores, podemos eliminarlos por despiste, el sistema operativo en ocasiones deja de funcionar... En estos casos, lo que necesitamos es un programa que sea capaz de recuperar nuestros archivos perdidos de un HDD u otro formato de disco.

El proceso resulta muy sencillo, el software realizará un escaneo en busca de cualquier fichero perdido que aún sea recuperable. Para favorecer el éxito, lo más conveniente es no utilizar el disco duro hasta que realicemos la recuperación, y luego deberíamos hacer una copia de seguridad de nuestros datos valiosos.

Un buen programa para recuperar archivos perdidos en un disco duro es Wondershare Data Recovery, que se puede descargar de forma gratuita para Windows y Mac. Resulta sencillo de usar, y funciona con discos duros (HDD, SSD o SSHD), además de con tarjetas de memoria y smartphones. Desde luego, Wondershare Data Recovery nos puede sacar de más de un problema.

Añade 2 GB a Google Drive revisando los ajustes de seguridad

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.
  • Por Dalde |
    Muy interesante el post, Juan.