Doogee crea el proceso NCL: smartphones de policarbonato que parecen metálicos

Por El Grupo Informático |

El plástico es, en realidad, el mejor material para la carcasa de un smartphone, pero los usuarios ahora exigen acabados más "premium", que otorguen a sus móviles un aspecto cuidado. Por eso Doogee ha diseñado el nuevo proceso NCL, que aúna las ventajas de los terminales fabricados en policarbonato con el tacto premium del metal.

El proceso NCL de Doogee obtiene un resultado tan fácil de explicar cómo difícil de conseguir: que un smartphone construido en policarbonato se sienta igual de premium en la mano como si fuera de metal. De esta forma, se combinan las indudables ventajas prácticas del policarbonato con el aspecto y el tacto lujoso de las aleaciones metálicas.

Los consumidores queremos teléfonos con un buen diseño, y en los últimos años se ha experimentado con todo tipo de materiales, desde vidrio y cerámica hasta fibra de vidrio o madera. Doogee ha decidido investigar en este campo, y con su tecnología pretende aplicar una textura metálica al policarbonato.

Los plásticos representan la opción ideal para fabricar un teléfono. Son ligeros, flexibles, aguantan bien los golpes e interfieren poco con las antenas de los smartphones. A pesar de estos puntos fuertes, los consumidores los rechazan por esa sensación de "plastico barato" que a veces provocan, y ahí es donde Doogee quiere intervenir.

Cómo funciona el proceso NCL


Imagen - Doogee crea el proceso NCL: smartphones de policarbonato que parecen metálicos

La siglas NCL hacen referencia a la tecnología de metalizado no conductivo al vacío con revestimiento láser. Ya solo el nombre deja claro que se trata de un proceso industrial complejo, cuyo desarrollo ha supuesto mucho trabajo para Doogee.

El proceso se inicia con el depósito de polímeros metálicos sobre el policarbonato, que luego recibe una capa mate de aspecto metálico. Posteriormente un sistema de grabado láser permite aplicar texturas y generar diferentes tipos de brillos. El resultado es un acabado muy similar al metal, pero conservando todas las ventajas del policarbonato.

Se espera que la tecnología NCL permita avanzar en el diseño de los smartphones actuales, pues contarían con el aspecto premium que exigen los consumidores, pero ofreciendo mayor flexibilidad en su diseño, menos interferencias con las antenas y una resistencia a los impactos superior a los materiales que se utilizan actualmente.

Imagen - Doogee crea el proceso NCL: smartphones de policarbonato que parecen metálicos

El desarrollo del proceso NCL ha sido finalizado con éxito, y Doogee se encuentra realizando las pruebas finales. De hecho, se cree que ya lo está aplicando a algunos futuros modelos a nivel interno.

Ahora mismo no se conocen demasiados detalles, pero se espera que NCL pronto llegue a smartphones comerciales. Por desgracia, no ha trascendido cómo se piensa utilizar la tecnología NCL exactamente, ni mucho menos en qué productos concretos se aplicará.

La investigación y el desarrollo son los puntales que han permitido el rápido avance de los smartphones en los últimos años, y Doogee ha contribuido con este proceso NCL para conseguir aunar las ventajas del policarbonato y el toque premium de las aleaciones metálicas a la hora de construir un teléfono móvil inteligente.

¿Qué opinas del tema? ¿Crees que la tecnología NCL logrará desplazar a materiales como el aluminio en los móviles del futuro?

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.
  • juanes12chq | El 19 Dic 2018, 20:25
    como puedo entrar al juego