Los delitos que podrías estar cometiendo sin saberlo

Los delitos que podrías estar cometiendo sin saberlo

Ya sabemos que hackear equipos, el chantaje en Internet, la estafa o el robo de información personal son delitos informáticos, pero obviamos que muchos crímenes digitales pueden ser cometidos y ni siquiera lo sabemos.

También es muy común descargar películas o música pirata de Internet y asimismo compartirlo agravando dicho delito, como afirma Carlos Aldama, perito informático y director de Aldama Informática Legal.

Imagen - Los delitos que podrías estar cometiendo sin saberlo

En cualquier caso, hay muchos cibercrimenes mucho más sencillos de los comunes y que es probable que cometas sin darte cuenta. A continuación, detallamos algunos de los que lista Aldama:

  1. Espiar el móvil de tu pareja: Los celos y la desconfianza están llevando a una generación de espías que revisan el móvil se su pareja para descubrir, a veces, nada. Cotillear el móvil de terceras personas atenta contra el secreto de las comunicaciones y la intimidad, y puede acabar con penas de prisión de más de un año.
  2. Grabar sin consentimiento: Realizar fotos o grabar a cualquier persona sin su consentimiento es un delito, así que dejemos de ser espías que podemos acabar en la cárcel.
  3. Hacerse pasar por un tercero: La broma de hacerse pasar por otro en las redes sociales, mediante llamadas telefónicas o en apps de mensajería instantánea también es delito. Aunque seamos conocidos y amigos se trata de un delito de suplantación de entidad.
  4. Amenazas online: Amenazar o insultar en Internet también tiene un precio. No por estar detrás de una pantalla nos libramos. Y es que sea un famoso, un político o una persona cualquiera de una red social, hablamos de un problema ante la justicia.

    -Revelar secretos:
    Publicar secretos o intimidades de una persona, o de una empresa como ya sabemos, a través de Internet, y aunque sea un amigo o conocido, es delito siempre que no tengamos su consentimiento.
  5. Acoso en línea: La línea entre acoso y no acoso es muy fina, pero hay que tener cuidado con lo que enviamos ya que puede convertirse en un delito.

    -Contenido pedófilo:
    Un delito grave y sin querer es descargarse contenidos de Internet y que dentro haya contenido pedófilo que estemos almacenando en nuestro disco duro. Podríamos tener problemas para demostrar nuestras intenciones.
Sobre el autor
@PDD20 | LinkedIn

Fundador y Director de El Grupo Informático desde los 13 años. Además nombrado MVP Windows Insider por Microsoft. Actualmente con 27 años, graduado en periodismo y, por supuesto, redactor de actualidad informática especializado en nuevas tecnologías, Internet, sistemas operativos, Web 2.0, software, etc.

Ver Comentarios