Los nuevos teléfonos se podrán cargar hasta el 80% en 35 minutos

Los nuevos teléfonos se podrán cargar hasta el 80% en 35 minutos

No cabe duda de que la autonomía de los smartphones modernos representa su mayor carencia: tenemos procesadores muy potentes, pantallas ultranítidas y cámara increíbles pero no podemos contar ni con un día completo de batería si hacemos un uso intensivo del terminal. Pues bien, los nuevos teléfonos se podrán cargar hasta el 80% en 35 minutos gracias a Qualcomm Quick Charge 3.0.

Y es que, hasta el momento, la solución para mejorar la autonomía de los móviles pasaba por integrar baterías más y más grandes, aunque eso volviera el dispositivo demasiado grueso. Quick Charge 3.0 propone que, dado que no nos podemos librar de tener un cargador a mano en todo momento, el proceso sea hasta 4 veces más rápido que con la tecnología estándar.

Compatible con USB Type-C

Quick Charge 3.0 aporta mejoras frente a sus predecesores, como ser el doble de rápido que Quick Charge 1.0 o perder un 45% menos de energía que Quick Charge 2.0. Se basa en una tecnología que permite al terminal pedir el voltaje que necesite en cada momento del cargador, de forma que se acelera la carga, pero también se realiza de forma más eficiente a nivel térmico.

Quick Charge 3.0 funcionará con diversos tipos de puertos, incluso propietarios, pero también con USB Type-C, el próximo estándar de la industria de los smartphones. Qualcomm, como siempre, dará libertad a los fabricantes para implementar su tecnología, pero manteniendo la compatibilidad. El nuevo sistema puede trabajar con los anteriores, así que no nos encontraremos con el problema de no poder alimentar un dispositivo con un determinado cargador.

Se espera que Quick Charge 3.0 se lance a principios del 2016 en los procesadores Qualcomm Snapdragon 820, 620, 618, 617 y 430. Así que los nuevos teléfonos se podrán cargar hasta el 80% en 35 minutos, una gran mejora, que seguro que veremos aplicada en la gama alta del año que viene, dado que los fabricantes ya adoptaron en el pasado anteriores versiones de este sistema de carga rápida.

¿Qué opinas de Quick Charge 3.0? ¿Te parece una buena solución al problema de la autonomía de los smartphones, o crees que lo que necesitamos urgentemente es una nueva tecnología de baterías?

Sobre el autor
Miguel Regueira
@miguelregueira | LinkedIn

Geek de nacimiento, amo la tecnología, las redes sociales y los gadgets. Aficionado a los LEGO (¡nunca me digas que son para niños!), a los videojuegos y a todo lo que despierte mi curiosidad. Escribir para mí es como respirar, una necesidad constante.

Ver Comentarios