7 sectores que no volverán a ser iguales en la era de Internet

Por El Grupo Informático |

Internet ha cambiado nuestras vidas, en algunos casos para peor, pero haciéndola mejor en la mayoría de los aspectos. Los cambios son innumerables, y afectan especialmente a estos 7 sectores que no van a volver a ser iguales, porque Internet ha aumentado nuestras expectativas.

Tanto usuarios como empresas han tenido que adaptarse a las nuevas "reglas del juego", aunque casi siempre nos hemos beneficiado de la comodidad de comunicarnos online y de usar apps o webs para las gestiones. Estos son los 7 sectores que han cambiado por completo:

Turismo

Imagen - 7 sectores que no volverán a ser iguales en la era de Internet

Acudir a una agencia de viajes es cada vez menos habitual, pues en Internet abundan los comparadores de precios para encontrar el vuelo y el hotel que nos interesen al mejor precio. Con un portátil y conexión a Internet podemos organizar unas vacaciones en un par de horas.

Además, Airbnb se ha convertido en una alternativa a los hoteles, a pesar de los problemas de privacidad de muchos Airbnb. Por no hablar de toda la información disponible en la red sobre los monumentos y recorridos más interesantes de cada ciudad, y las opciones para moverse, desde ver distancias en Google Maps a pedir un Uber o Cabify.

Comida a domicilio

Imagen - 7 sectores que no volverán a ser iguales en la era de Internet

Llamar por teléfono para pedir la cena tras mirar un folleto que hemos encontrado en el portal se vuelve cada vez menos habitual. Las apps como Just Eat, Glovo o Deliveroo nos permiten escoger entre todos los restaurantes de nuestra zona y recibir la comida en poco tiempo, pagando a través de Internet.

La revolución de estas aplicaciones ha supuesto que ya no tenemos que escoger entre "pizza o chino", sino que se abran muchísimas opciones. Eso sí, a costa de una importante precarización de los repartidores, algo también habitual en otros sectores de la economía digital.

Videojuegos

Imagen - 7 sectores que no volverán a ser iguales en la era de Internet

El gaming ha vivido ya varias revoluciones como resultado de la popularización de Internet. La primera fue el juego online, que permite a los aficionados enfrentarse (o colaborar) en sus aventuras sin importar la distancia a la que vivan.

Luego llegó la posibilidad de descargar los juegos a través de Internet, que se ha ido estandarizando en consolas, y en PC ya es la norma hace años gracias a tiendas digitales como Steam, GOG o Epic Games Store.

El futuro apunta al streaming, con juegos que se ejecutan en la nube y se disfrutan en cualquier dispositivo, desde televisores y portátiles hasta móviles y tablets. Servicios como Google Stadia o xCloud de Xbox prometen llevarnos pronto en esa dirección.

Casinos

Imagen - 7 sectores que no volverán a ser iguales en la era de Internet

También el concepto de acudir a un casino de smoking para apostar ha ido cayendo en desuso, e Internet se ha convertido en la opción más habitual, junto a las casas de apuestas deportivas que ya proliferan por los barrios españoles.

Gracias a la red de redes es posible acceder a opciones diversas como el casino de Interwetten desde nuestra casa, con lo que se convierte en una forma de ocio más accesible y que no depende de horarios concretos.

Compras

Imagen - 7 sectores que no volverán a ser iguales en la era de Internet

El comercio electrónico ha supuesto un cambio enorme en nuestras costumbres. Sea un televisor, la compra semanal o unas sandalias, lo podremos pedir en Internet y recibir en casa. El catálogo para elegir será mucho más amplio, y no tendremos que desplazarnos a un centro comercial.

Amazon es el referente de las compras online, si bien el sector resulta enorme a día de hoy, y casi cualquier minorista tiene una versión online de su tienda. Algo que ha afectado tanto a los comercios tradicionales como a las grande superficies comerciales, pero que es una tendencia imparable.

Entretenimiento

Imagen - 7 sectores que no volverán a ser iguales en la era de Internet

Música, películas y series fueron las primeras afectadas cuando las conexiones de banda ancha permitieron prescindir de los soportes físicos. Al principio la piratería se generalizó, pero a día de hoy dominan las suscripciones legales con precios bajos, como Spotify, Apple Music, Netflix o HBO.

Ir a por una película al videoclub suena a algo del pasado, no digamos buscar un CD de música por las tiendas. Ahora todo el contenido está a nuestro alcance al instante, sin que los precios hayan subido, más bien el entretenimiento se ha vuelto más accesible.

Medios de comunicación

Imagen - 7 sectores que no volverán a ser iguales en la era de Internet

Los periódicos escritos siguen teniendo mucha reputación e influencia, pero el público ha dejado de leerlos, e Internet es donde los ciudadanos se informan. Los medios son de acceso gratuito para los lectores, basándose en la publicidad, como ya ocurría en la televisión o la radio.

Esto ha supuesto una mayor pluralidad informativa y dado voz a más personas, generando también retos como las fake news, diversos bulos que aprovechan el anonimato y la viralidad de las redes sociales para extender noticias falsas y malintencionadas.

Estos son los 7 sectores que más han cambiado ahora que vivimos en plena era de Internet. Muchos otros se han visto afectados, y seguro que nos esperan incontables novedades según avanza la tecnología y la incorporamos en nuestro día a día.

¿Qué opinas de este listado? ¿Crees que hay otros sectores que han cambiado más tras la popularización de Internet?

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.
  • Gold Forge | El 09 Jul 2019, 18:40
    Y si le sumamos la Internet De Las Cosas ciertamente nada volverá a ser igual. Notaba lo de los casinos y es cierto, nunca me gustaron los casinos físicos (dígase ruido, luces en exceso, etc) pero los online son otra cosa, allí hay que tomar en cuenta la seguridad de donde jugamos y/o ponemos dinero, con verificar el sitio en casino guru normalmente es suficiente.

    Con respecto a las compras podemos agregar el hecho de poder pagar desde el teléfono como si fuera otro medio de pago, con apps de las fintech o las tradicionales que han dado el paso tecnológico.