¿Un teléfono de 100 euros hace lo mismo que uno de 1.000 euros?

¿Un teléfono de 100 euros hace lo mismo que uno de 1.000 euros?

Cuando hablamos de móviles todos pensamos muchas veces en móviles caros, pero siempre hay dos tipos de personas, los que siempre quiere ir a la última con un móvil de más de 1.000 euros o por ejemplo las personas que solamente se conforman con un móvil de 100 euros, ya que según ellos hacen lo mismo que un móvil de 1.000, pero la realidad difiere mucho de lo que todo el mundo piensa, veamos si un móvil de 100 euros hace lo mismo que uno de 1.000 euros.

Por suerte para todos los usuarios los fabricantes de móviles hacen móviles que abarcan todos los rangos de precio, que pueden ir de manera global desde los 80 euros hasta la loca cifra de 1.300 euros, pues bien, a priori un móvil con 100 euros y uno de 1.000 hacen las mismas funciones; llamar por teléfono, enviar mensajes, navegar por Internet u ojear las redes sociales, incluso podemos jugar con ambos terminales, pero la realidad no es así.

Aunque un usuario con un móvil de 100 euros quiera hacer ver a uno que tenga un móvil de 1.000 que su móvil más barato hace lo mismo, este usuario está muy equivocado, porque la diferencia está en cómo lo hace, es decir, un móvil de 1.000 euros puede realizar todas las tareas de uno de 100, pero en un tiempo mucho menor, por lo que desde un principio un móvil de 100 euros no hace lo mismo que uno de 1.000 euros.

9 móviles baratos por menos de 200 euros

No, un móvil de 100 euros no es igual que uno de 1.000

Pongamos un ejemplo práctico, imaginemos que tenemos a un lado un móvil de 100 euros, por ejemplo, un POCO M3, un móvil que vale actualmente unos 129 euros y en el lado contrario tenemos un Mi 11 Ultra con un precio de 1.200 euros. Ambos tienen cámaras para hacer fotos, altavoces, pantalla y funciones similares, pero no funcionan igual.

Para resolver una duda de manera rápida podríamos generar una gran pregunta, ¿Hace las mismas fotos el POCO M3 que el Mi 11 Ultra? ¿Se ven igual de bien ambas pantallas? Pues bien, para esto hay una respuesta innegable, y es que no, no hacen las mismas fotos ni tampoco tienen las mismas pantallas.

Hablemos ahora un poco más en profundidad, es pura lógica que un móvil barato no haga lo mismo que un móvil muy caro, pues es evidente, un móvil con procesador Snapdragon 888 va a obtener el mejor rendimiento por encima de una procesador MediaTek (procesador que normalmente usan los móviles económicos), y es que en las tareas del día a día un móvil de gama baja no hace lo mismo y se nota cuando usamos apps exigentes.

Por ejemplo al abrir una app tan útil como Google Maps, Facebook incluso WhatsApp o Instagram, un móvil de 100 euros abrirá todas estas apps, pero lo hará de manera más lenta y podrás ver tirones al abrir incluso que el móvil se sobrecaliente al exigirle tanto, en cambio un móvil de 1.000 euros podrá abrir todas estas apps sin problema y podría incluso mantenerlas en segundo plano activas de manera indefinida.

Imagen - ¿Un teléfono de 100 euros hace lo mismo que uno de 1.000?

Pasemos ahora a otro apartado importante, las pantallas, hoy en día han evolucionado de manera drástica y es que podemos ver pantallas de una calidad impecable, como por ejemplo los paneles AMOLED de los Samsung o las pantallas Retina de iPhone, este tipo de pantallas ofrecen cientos de mejoras que las que posee un móvil de 100 euros, ya que por ejemplo la tasa de refresco en un móvil de 100 euros será de 90 Hz y en la mayoría de móviles de 1.000 euros podemos disfrutar de una tasa de 120 Hz, algo que se agradece mucho a la ahora de navegar, jugar o usar el móvil.

Antes nos preguntábamos si las cámaras del POCO M3 eran iguales que las del Mi 11 Ultra y claramente no lo son, las cámaras de los móviles de 100 euros están bien para tomar fotos que queden para el recuerdo, está claro que podemos hacer fotos con estos móviles y podrían ser hasta bonitas en condiciones ideales de luz, pero lo que podemos comparar son las cámaras de ambos, pues incluso en las peores condiciones las fotos de un móvil de 1.000 euros serán siempre mejores que las de uno de 100.

Otro punto que podemos destacar es la calidad de su fabricación, es decir, la calidad de los materiales con los que está construido el móvil. Un móvil de 100 euros probablemente esté fabricando en plástico y tenga una pantalla como dijimos antes de baja calidad con una resolución muy baja, seguro que a nadie le gustaría pagar 1.000 euros por un móvil que esté fabricando en plástico o que tenga una pantalla de baja resolución o con poco brillo.

Es algo obvio y es que una fabricación con materiales premium requiere que el móvil sea más caro, pero a la vez el móvil será mucho mejor. Otro punto que podemos descargar es también la tecnología que lleva cada móvil o su sistema operativo, Android o iOS son los sistemas operativos que reinan en el mercado, pero pasemos a ver móviles Android, ya que nunca encontraremos un iPhone por 100 euros.

Android es un sistema que está ya en sui versión número 12, la cual llegará a todos los móviles de gama alta del mercado de manera escalonada, pero en cambio un móvil de 100 euros no recibirá este sistema, pues lo más probable es que sus componentes no sean compatibles y además las actualizaciones que recibe un móvil de 1.000 euros son mucho más constantes y frecuentes que las de un móvil de 100 euros. Hoy en día es muy fácil que un móvil de 100 euros aún tenga Android 9 o 10 y que nunca vaya a actualizarse a una versión mayor.

Por lo tanto y queda dicho, un móvil de 100 euros no hace lo mismo que uno de 1.000 y nadie puede decirte lo contrario, es pura lógica y está claro que tiene que haber todo tipo de móviles con todo rango de precios, pues hay muchos tipos de usuarios que únicamente buscan un móvil para poder llamar o darle un uso muy básico, pero otros usuarios buscamos sacar le máximo provecho de la tecnología y eso lo hacemos con un móvil de 1.000 euros.

7 móviles gama alta para comprar este 2021

Sobre el autor
Javier Moya
@JavichuMoya | LinkedIn

Técnico de Sistemas Informáticos, Preimpresión Digital y Diseñador Gráfico. Gamer de nacimiento, tecnología como forma de vida, si tiene un botón lo quiero. Fotógrafo amateur, pero en constante aprendizaje. Escribir para aportar conocimientos es la forma más pura de aprender.

Ver Comentarios