¿Tu operador te ha subido los precios? Puedes marcharte sin pagar la permanencia

Por El Grupo Informático |

Los grandes operadores llevan ya varios años de subidas de precios. Algunos clientes no son conscientes pero, si un operador sube los precios, incumple el contrato de permanencia, y eso permite marcharse sin pagar penalización.

Ciertas compañías usan una táctica un tanto "tramposa" para subir los precios: aumentan unos pocos euros cada vez, y al mismo tiempo amplían los servicios incluidos, ya sean más gigas de datos, minutos extra de llamadas o fútbol, para quienes dispongan también de televisión.

Normalmente, el cliente no tiene la opción de mantener sus condiciones actuales. Como esta técnica la usan una y otra vez, al final la subida de precios es importante, y a cambio, añaden un gran número de servicios innecesarios que, con probabilidad, no vamos a usar.

La ley es clara al respecto, un compromiso de permanencia supone obligaciones tanto para el cliente como para el operador. Si nos sube el precio, la compañía ha roto el compromiso, así que nos podemos marchar sin pagar nada. A continuación vamos a ver cómo hacerlo:

Si te suben los precios, la permanencia queda rota

Imagen - ¿Tu operador te ha subido los precios? Puedes marcharte sin pagar la permanencia

Cuando firmamos un contrato con un operador de telecomunicaciones (tanto asumiendo permanencia como sin ella) se parte de la base de que los precios se mantendrán constantes.

El caso de que la compañía decida subirlos siempre ha de avisar a sus clientes con un mes de antelación, y tiene obligación de recordarles su derecho a resolver el contrato sin penalización, en caso de que las nuevas condiciones no les convenzan.

En muchas ocasiones, los operadores "juegan al despiste" cuando deciden subir los precios. El aviso que deben enviar lo incluyen en la factura anterior a la subida, en una nota con letra pequeña al final de la hoja, para intentar que pase lo más desapercibida posible.

Por muchos trucos que usen, tienes derecho a darte de baja o cambiar de operador sin pagar penalización, aunque ya sabemos que los trámites con determinados operadores pueden ser complejos y hacernos perder el tiempo. Eso sí, hay que revisar que no existan otros compromisos adicionales.

Cuidado con los compromisos por móviles

Imagen - ¿Tu operador te ha subido los precios? Puedes marcharte sin pagar la permanencia

Muchos operadores buscan "atar" al cliente todo lo posible. En lugar de intentar que se quede porque recibe un buen trato y está contento, el objetivo es venderle una gran cantidad de servicios y poner permanencias, para que se quede con la compañía, ya sea por obligación o simple resignación.

Una de las estrategias es entregar móviles "gratis" o financiarlos a plazos, algo que suena muy tentador, pero trae complicaciones. Y es que, si hemos firmado una permanencia asociada a un móvil, casi seguro que deberemos pagar una penalización al marcharnos.

Hay que diferenciar la permanencia asociada a una tarifa ventajosa o instalación de fibra frente a la permanencia aplicada al obtener un móvil. Esta última, que es bastante habitual, normalmente no queda anulada con la subida de precios, en tanto que el teléfono lo conservaremos tras marcharnos.

Operadores sin permanencia, una alternativa interesante

Imagen - ¿Tu operador te ha subido los precios? Puedes marcharte sin pagar la permanencia

Si las complicaciones que plantea el compromiso de permanencia te parecen excesivas, no estás solo. Muchas personas se han cansado de encontrar sorpresas en las facturas y no poder cambiar de compañía hasta bastantes meses después, por eso se han popularizado las alternativas sin compromiso de permanencia.

Compañías como Pepephone, O2, Lowi o Tuenti no intentan atar al cliente mediante penalizaciones: se deben esforzar para mantener satisfechos a los usuarios, o se irán a otro operador en cualquier momento, si bien en el caso de Lowi y Tuenti hay 3 meses de permanencia en la fibra.

Respecto a Pepephone, hasta las instalaciones de fibra son gratis y sin permanencia, algo significativo, pues para ellos enviar un técnico supone un coste. De cara al cliente, la libertad es una doble garantía: se puede marchar si suben los precios (aunque Pepephone no lo hace), y además sabe que su operador se esforzará por tenerlo contento para no perderlo.

Así que puedes abandonar tu operador sin pagar el compromiso de permanencia si ha subido los precios, excepto si es asociado a un teléfono. Y vale la pena probar con una compañía que no tenga permanencia: no te "regalará" un móvil, pero tampoco te lo cobrará luego con tarifas más elevadas y sorpresas en la factura.

¿Qué opinas de este tema? ¿Crees que irse de una compañía sin pagar penalización cuando te sube los precios es lo justo, o prefieres directamente no complicarte con compromisos de permanencia?

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.
  • Por Serviciot |
    Al igual que con algunas compañías tienes penalización si no permaneces con ellas todo el tiempo que acordaste, también tenían que respetar las condiciones del contrato que firmaste en un primer momento por lo menos durante 24 meses. Es injusto que firmes unas condiciones y al mes siguiente te escriban un "posdata" en la factura diciendo que en 30 días cambian las condiciones de tu tarifa y si no estas conforme te puedes ir.