¿Qué diferencias hay entre microUSB y miniUSB?

Por Izan González |

Aunque hace muchos años que venimos utilizando conexiones por USB, aun hoy no quedan muy claras qué diferencias hay entre las dos grandes interfaces microUSB y miniUSB.

Incluso dentro de una misma marca podíamos encontrar diferencias entre las conexiones entre su gama de teléfonos, lo que provocaba una extrema dependencia de nuestro cargador y portarlo allá donde íbamos con el miedo de no encontrar repuesto fácilmente.

USB-C añade autentificación para protegernos de malware en cargadores o pendrives

Tal vez recuerdes los primeros miniUSB que llegaron a nuestras casas, con la promesa de universalizar las diferentes conexiones que cada marca proponía para sus dispositivos. No lo consiguieron mucho, pues la gran mayoría se mantenía, pero sí fue el primer paso para alcanzar el éxito de la compatibilidad.

Imagen - ¿Qué diferencias hay entre microUSB y miniUSB?

El miniUSB campó a sus anchas hasta que las marcas comenzaron a poner el microUSB en sus smartphone y tablets. A día de hoy todavía se comercializan y se presentan dispositivos con este tipo de conexión, pero es complicado ver en la actualidad miniUSB.

Las grandes diferencias no son muchas, más allá de que el microUSB es más pequeño (tampoco mucho) y está fabricado con tecnología renovada que garantiza más de 10.000 ciclos de conexión/desconexión sin mayor problema.

Por 7 euros es posible espiar conversaciones a través de un conector USB

Los estándares con el miniUSB en ese aspecto eran menos estrictos y era más común encontrar conectores defectuosos.

Imagen - ¿Qué diferencias hay entre microUSB y miniUSB?

Otra de las diferencias relativas al diseño técnico es la del enganche. Los dos anclajes del microUSB proporcionan mayor estabilidad y garantía de conexión que su hermano mayor miniUSB. Esto le otorga una fiabilidad de conexión que echamos de menos cuando se nos rompe un conector de este tipo y no se acopla correctamente la clavija.

Terminamos la lista de las diferencias con el soporte de la tecnología USB OTG o USB On The Go de sus siglas en inglés. Esto permite que el microUSB deje de ser un puerto pasivo que se limitaba a cargar la batería nuestro dispositivo y nos ofrezca la posibilidad conectar periféricos.

Imagen - ¿Qué diferencias hay entre microUSB y miniUSB?

A través de un adaptador USB OTG que va desde un macho microUSB a un USB Tipo A 2.0 hembra y en el que podemos conectar un pendrive, un teclado, un ratón y prácticamente cualquier periférico que se nos ocurra y que el sistema operativo sea capaz de trabajar con él.

Compra: USB OTG (Amazon)

Hoy en día los modelos de smartphones y tablets más representativos de las marcas recurren al USB Tipo C que permite una mayor tasa de trasferencia de archivos e incorporar adaptadores novedosos como a HDMI o a docks completos con conectores LAN o DVI.

Como has podido observar, las diferencias ente microUSB y miniUSB no son muchas, pero desde luego que son importantes y nos hacen la vida más fácil.

iPhone abandonaría el cargador Lightning por USB Type-C en 2019