Review: Philips Momentum, el monitor 4K de 43 pulgadas con HDR

Por Izan González |

Cuando nos encontramos en la tesitura de elegir entre un monitor o un televisor para jugar tenemos que ir balanceando tamaño con rendimiento. El Philips Momentum, del que hoy os traemos la review, se presenta como candidato en los monitores grandes para los jugadores y trabajadores más exigentes.

Cuando nos llegó el Philips Momentum a la redacción de El Grupo Informático tuvimos exactamente el mismo debate: ¿un monitor gigante o una televisión hecha y derecha? Pero nada más sacarlo de su caja la balanza venció para lo primero.

No tiene conector para antena ni un software tipo smart tv así que irremediablemente debía ser el monitor más grande que ha pasado por nuestras manos para conectar todo aquello que nos pareciera oportuno y que el Philips Momentum reproduzca en sus 42 pulgadas largas.

Acer Predator CG437K P, el monitor gaming de 43 pulgadas con 4K, HDR y 144 Hz

¿Cómo es un monitor de 43 pulgadas?

El monitor más parecido, exteriormente, a una televisión que hemos visto. Patas y soporte de televisión, peso de televisión y marcos de televisión. Los casi 15 kilogramos y las 42,5 pulgadas (comercialmente 43 pulgadas) serán el terreno de juego perfecto para poner a prueba la calidad de imagen. Pero eso será más adelante.

Imagen - Review: Philips Momentum, el monitor 4K de 43 pulgadas con HDR

De momento y como citábamos en el párrafo anterior, el panel está rodeado de un marco bastante amplio que suponemos será estrictamente necesario para dotar de algo de protección a tamaña superficie.

Si tenemos un bagaje con televisiones o monitores modernos sí es en uno de los aspectos en los que clavaremos nuestros ojos. Lo moderno manda y va en el camino de eliminar cualquier vestigio de marcos así que un punto negativo para la gente de Philips que quizá podría haber recortado unos milímetros sus marcos para dar un toque más actual a su Momentum.

Imagen - Review: Philips Momentum, el monitor 4K de 43 pulgadas con HDR

De lo que sí tenemos y de sobra son puertos de conectividad. Contamos con un DisplayPort, un Mini DisplayPort, dos HDMI 2.0 y un USB Tipo C para entradas de vídeo. También con dos USB Tipo A 3.0 con carga rápida, una entrada de audio para el PC y una salida de auriculares.

Otro punto que no nos ha gustado mucho es la disposición de estos conectores y puertos. Todos situados perpendiculares a la superficie donde apoyemos el monitor Philips Momentum y en una zona de la parte trasera muy poco accesible que nos obligará a hacer malabares y contorsionismo para enchufar cualquier conector.

También en la parte trasera nos encontramos con el sistema de audio integrado consistente en dos altavoces de 7 W con DTS que serán suficientes para el día a día. Aunque si queremos sonido de mayor calidad tendremos que recurrir a unos auriculares o bien a una barra de sonido extra.

Imagen - Review: Philips Momentum, el monitor 4K de 43 pulgadas con HDR

El soporte cuenta con dos patas inclinadas en los extremos y una barra longitudinal en la trasera. La estabilidad es excelente y se une con un buen diseño en color gris oscuro con un toque metalizado.

Este sistema nos permite poder girar unos cuantos grados la pantalla para que se ajuste a nuestras preferencias.

Terminamos este apartado con la gran variedad de cables que vienen con el Philips Momentum. En la caja tenemos un USB Tipo C de dos machos, uno con un USB Tipo-A a USB Tipo-C, uno con dos machos de HDMI, otro DisplayPort y el de alimentación.

Imagen - Review: Philips Momentum, el monitor 4K de 43 pulgadas con HDR

Curiosamente este último se encuentra mejor posicionado en la parte trasera derecha del monitor y prácticamente a la vista.

Philips Momentum, ficha técnica

  1. Panel: LCD MVA 42,51 pulgadas, formato 16:9.
  2. Retroiluminación: Película B-LED+QD.
  3. Gama de colores: BT.709: 100%, DCI-P3: 97,6%, NTSC: 119%, sRGB: 145%.
  4. HDR: DisplayHDR 1000 con certificado UHDA.
  5. Resolución: 4K (3.840 x 2.160 píxeles) a 60 Hz.
  6. Tiempo de respuesta: 4 ms.
  7. Contraste: 4.000:1 con 50.000.000:1 con SmartContrast.
  8. Puertos: DisplayPort 1,4, Mini DisplayPort 1,4, HDMI 2.0, USB Tipo C, 2 USB 3.0 con carga rápida, jacks para entrada y salida de audio.
  9. Sonido: 2 altavoces de 7 W con DTS Sound.
  10. Multiview: 2 fuentes simultáneas.

Compra: Philips Momentum (PcComponentes)

Panel 4K con HDR

Llegamos al punto más importante de todo buen monitor. Estamos ante un panel LCD MVA de 42,51 pulgadas con una retroiluminación B-LED+QD que recoge el 100% de la gama de colores del estándar BT. 709 y el 97,3% del estándar DCI-P3. Añade también una gama de colores del 119% de NTSC y 145% de sRGB.

Review: LG OLED55E7N, panel OLED y barra de sonido incorporada en la gama alta

En cuanto a la parte más externa del panel tenemos un tratamiento antirreflejante que está a medio camino de una pantalla mate y otra tipo espejo. Al ser un monitor moderno sí podríamos pedir más tratamiento mate pues, aunque no está pensado para trabajar a corta distancia, sí lo está para que pasemos muchas horas delante.

Imagen - Review: Philips Momentum, el monitor 4K de 43 pulgadas con HDR

El formato escogido por Philips es el panorámico tradicional 16:9 y en cuanto a la resolución, alcanza los 3850 x 2160 píxeles a 60 Hz que nos arroja un número de 103,64 ppp (píxeles por pulgada) que serán más que suficientes.

También tenemos HDR integrado que ciertamente funciona de forma sobresaliente. Se trata en concreto de DisplayHDR 1000 con certificado UHDA que nos garantiza el buen rango de colores vivos a mostrar.

HDMI 2.1 es oficial: 10K, HDR dinámico y mejoras para videojuegos

El tiempo de respuesta también es muy bueno y alcanza los 4 ms (milisegundos). No está nada mal para ser un panel LCD MVA que está a medio camino entre el LCD IPS y el más rápido de los TN.

Imagen - Review: Philips Momentum, el monitor 4K de 43 pulgadas con HDR

La tasa de refresco tampoco es para tirar cohetes. Los 60 Hz ha sido superados desde hace mucho, pero en un monitor de este tamaño y resolución nos tendremos que conformar.

Llegamos a otro punto muy negativo que nos hemos encontrado en el Philips Momentum. Y es que el banding hace acto de presencia, es decir, falta uniformidad al representar colores planos o degradados. Más incluso de lo tolerable en un monitor con retroiluminación LED.

Cuando disponemos en la pantalla colores claros como el blanco o el amarillo nos aparece este efecto que va tornando en sombras en los laterales de la pantalla. El famoso efecto banding aparece en nuestra unidad y con una búsqueda por Internet parece no ser el único caso.

Cuando reproducimos contenidos oscuros o más o menos dinámicos como en una película es inapreciable, pero con colores sólidos y estáticos es bastante evidente que hace acto de presencia.

Confiamos en que Philips tome nota de ello, investigue y ponga algún tipo de remedio para que estos molestos sombreados no aparezcan.

Imagen - Review: Philips Momentum, el monitor 4K de 43 pulgadas con HDR

Debido a su tecnología de panel, no recogemos unos colores vibrantes en formato HDR como sí los tendríamos en un panel puramente OLED. No decimos que los colores sean malos o que no representen la realidad de forma fidedigna. En cambio, en los monitores y televisiones actuales los colores que nos solemos encontrar son más vibrantes.

7 razones para conectar tu portátil a un monitor si eres jugador

Ambiglow y MultiView como extras interesantes

Antes de abordar el último punto de la review del Philips Momentum toca hablar de un par de puntos importantes. El primero es el Ambiglow, una tira de luces LED que se emplazan en el canto inferior y servirán para sumergirnos más en nuestros videojuegos o películas.

Los colores de la tira de LED irán cambiando con la imagen mostrada gracias a su procesador que va analizando el contenido de la imagen entrante y ajusta la tonalidad y el brillo.

Imagen - Review: Philips Momentum, el monitor 4K de 43 pulgadas con HDR

La segunda función es MultiView. ¿Para qué tener un monitor de 43 pulgadas si solo podemos tener una fuente a la vez? La gente de Philips también ha pensado en eso y nos permiten visualizar contenido de dos fuentes al mismo tiempo.

Por ejemplo, un portátil y el ordenador de sobremesa conectados a la vez para visualizar más contenido mientras nos permite manejar los dos dispositivos al mismo tiempo.

¿Merece la pena el Philips Momentum?

En líneas generales es buen monitor aun pecando en algunos puntos clave que le lastran para conseguir una experiencia de usuario plena. Perdemos en ciertos aspectos como en el HDR o en la tecnología de pantalla LCD MVA respecto a un televisor al uso que quizá no obtenga otros aspectos como el buen tiempo de respuesta.

Con tecnologías como Adaptative-Sync (firmado por la asociación VESA), con la que este Philips Momentum cuenta, permite que la pantalla consiga adaptarse con la velocidad de representación que consigue nuestra GPU cuando estamos jugando

Imagen - Review: Philips Momentum, el monitor 4K de 43 pulgadas con HDR

Es una adaptación dinámica que elimina los frames rotos para que los movimientos representados sean más suaves. Fabricantes como Nvidia o AMD tienen sus particulares tecnologías denominadas G-Sync y FreeSync respectivamente.

Acer Predator Helios 700, el portátil gaming con teclado deslizante y pantalla a 144 Hz

En un monitor de estas características con una clara tendencia a los juegos nos parece fundamental optar por este tipo de tecnologías que solo harán que la experiencia de usuario vaya de la mano del rendimiento de su PC.

Imagen - Review: Philips Momentum, el monitor 4K de 43 pulgadas con HDR

Este Philips Momentum es la combinación de dos tipos diferentes de pantalla y tenemos que perder algunos factores de uno para ganar algunos puntos de otro y viceversa.

En nuestra mano estará si elegir una televisión pura, un monitor puro o algo que está a medio camino entre ambos dispositivos por 599,99 euros. Un precio por el que podemos encontrar algunas televisiones con características similares perdiendo en algo tan elemental en juegos como la velocidad de respuesta.

Tanto si eres un apasionado de los videojuegos, películas y series o quieres un monitor para realizar presentaciones y mostrar información conectando varios dispositivos al mismo tiempo, este Philips Momentum puede ser el rey de tu sala de juegos u oficina.

Compra: Philips Momentum (PcComponentes)

Los puntos fuertes del Philips Momentum en nuestra review

  1. Gran variedad de puertos disponibles.
  2. Todo tipo de cables incluidos en la caja.
  3. Buen sonido de los altavoces integrados.
  4. Mando a distancia.
  5. Buena velocidad de respuesta.

Los puntos débiles del Philips Momentum en nuestra review

  1. Posición incómoda de los puertos.
  2. No se consiguen colores tan vibrantes como esperábamos.
  3. Banding.
  4. Los 60 Hz se quedan algo cortos hoy en día.

Nuestra valoración

  1. Diseño: 8
  2. Calidad de imagen: 6
  3. Conectividad: 9
  4. Sonido: 7
  5. Características extra: 8
  6. Precio: 7
  7. Puntuación global: 7.5

Philips 276E8VJSB, el nuevo monitor 4K UHD de 27 pulgadas con diseño elegante

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.