Surface Pro 4 resulta muy difícil de reparar, según iFixit

Surface Pro 4 resulta muy difícil de reparar, según iFixit

Hace sólo unas semanas que se presentó la Microsoft Surface Pro 4, pero ya hay quien ha podido probarla a fondo. Y parece que la Surface Pro 4 resulta muy difícil de reparar, según iFixit. La verdad es que no solemos pensar en la posibilidad de que nuestros gadgets se rompan o estropeen, pero siempre puede ocurrir. En el caso de la Surface Pro 4, un problema de este tipo requerirá, casi seguro, de la intervención de Microsoft, el fabricante.

Para quién no está muy al día, la Microsoft Surface Pro 4 se trata de una tablet híbrida de 12,3 pulgadas de pantalla. En su interior se encuentran componentes que la ponen al nivel de potencia de cualquier portátil moderno. Además, gracias a su teclado se puede transformar en todo un ordenador, y cuenta con un lápiz táctil incluido. Claro que, con todo lo que ofrece, su precio resulta bastante elevado, no hablamos para nada de un producto como las tablets baratas que se venden con Android.

La Surface Pro 4 se trata del dispositivo ideal para disfrutar del nuevo Windows 10, con permiso de la Surface Book, el primer portátil de Microsoft. Una vez presentado el aparato, veamos quiénes son iFixit y por qué creen que la Surface Pro 4 resulta muy complicada de reparar.

Imagen - Surface Pro 4 resulta muy difícil de reparar, según iFixit

¿Quiénes son iFixit?

iFixit se trata de una página web que se ha ganado un cierto prestigio abriendo y desmontando productos tecnológicos. De esta forma descubre muchas sorpresas respecto a su montaje y a los componentes utilizados. Además, los profesionales que se dedican a reparar dispositivos electrónicos suelen apreciar la información que publican. Después de "despedazar" cada aparato, la web le pone una puntuación que refleja lo difícil que es de reparar.

Hace poco que iFixit le dio una nota bastante buena al Nexus 5X para tratarse de un smartphone actual, pero lo cierto es que con la Surface Pro 4 no han podido decir lo mismo. Anteriores modelos ya eran complicados, y poco ha cambiado en la nueva generación.

Surface Pro 4, muy poco reparable

Al menos, la Surface Pro 4 es relativamente sencilla de abrir, pero lo que aparece dentro no gustará a los técnicos. Se ha abusado del pegamento, hay muchos elementos de difícil acceso y se usan conectores propietarios. Al parecer, lo único que se puede cambiar del dispositivo es el SSD, pero guarda una sorpresa: la unidad que trae el modelo básico (con un procesador Core m7) es más lenta que aquellas que incluyen las versiones de gama alta. Microsoft no había dicho nada de esto, así que no nos alegra saberlo.

Imagen - Surface Pro 4 resulta muy difícil de reparar, según iFixit

El modelo con procesador Core m7 encierra otro secreto: tiene un hueco vacío en su interior, correspondiente al ventilador. Al contrario que sus hermanos mayores, no lo necesita, pero es una pena que no se aproveche mejor el espacio.

Así que lo único que se puede cambiar en la Surface Pro 4 es el SSD, pero acceder a él es complicado, y puede suponer romper la pantalla. El panel LCD y el vidrio protector están pegados, otro problema a la hora de remplazar uno de los componentes. Por todo esto, iFixit le da una nota de 2 sobre 10 en reparabilidad a la Surface Pro 4.

De todas formas, sería injusto criticar a Microsoft porque la Surface Pro 4 resulte muy difícil de reparar. Si se usan estos diseños es, en general, porque a los consumidores nos atraen los dispositivos delgados. Y para rebajar grosor hay que recurrir a un montaje complicado. De hecho, el iPad de Apple no suele salir mucho mejor parado en este tipo de análisis.

¿Qué opinas de que la Surface Pro 4 resulte difícil de reparar? ¿Te parece un tema grave, o tampoco crees que un detalle así vaya a influir en tu compra?

Sobre el autor
@miguelregueira | LinkedIn

Geek de nacimiento, amo la tecnología, las redes sociales y los gadgets. Aficionado a los LEGO (¡nunca me digas que son para niños!), a los videojuegos y a todo lo que despierte mi curiosidad. Escribir para mí es como respirar, una necesidad constante.

Ver Comentarios