Whatsappitis, la enfermedad de los adictos al WhatsApp aumenta

Whatsappitis, la enfermedad de los adictos al WhatsApp aumenta

Andrea Ardións |

WhatsApp no deja de ser noticia por unos motivos u otros, y es que es totalmente normal debido a que últimamente no paran de añadir nuevas funcionalidades a sus filas, como las llamadas o el reporte de contactos. Pero tanta funcionalidad nueva tenía que derivar en algo malo, como es Whatsappitis, una nueva enfermedad que comienza a ser habitual en muchos hospitales y que consiste en la inflamación del tendón y la membrana sinovial, que se conoce técnicamente como tenosinovitis

Problemas de muñeca, dedos y cuello

Con las llamadas de WhatsApp deberíamos usarlo menos, pero aún así, somos muchos los usuarios que nos pasamos horas tecleando en nuestro móvil para responder a nuestros contactos cuánto antes. Lo que no tenemos en cuenta, es que nos estamos haciendo daño a nosotros mismos, ya que con el tiempo notaremos cómo nuestros dedos sufren. Comenzaremos teniendo problemas de muñeca, en los dedos o incluso en el cuello, ya que las malas posturas mientras leemos los WhatsApps por la calle o en cama también las pagaremos.

Tenosinovitis, deriva de usar WhatsApp en exceso

Es curioso que la  tenosinovitis esté comenzando a derivar de un uso excesivo de WhatsApp, ya que hasta ahora se atribuía a sobrecargas debido a actividades laborales, pero desde hace un tiempo parecen provenir en su mayoría de un abuso de las aplicaciones móviles. 

Le echamos la culpa a WhatsApp porque es la aplicación líder, la que más usan los usuarios. Pero todos estos problemas derivan de un exceso de uso en general del teléfono, en este caso para el dolor del cuello, ya que normalmente el de los dedos o muñeca sí se suele atribuir a WhatsApp, porque es probablemente a la que más le damos uso todos casi con total seguridad.

Consejo: alternar dedos o usar lápiz óptico

Podemos recurrir a cirugía para liberar el tendón, pero antes de recurrir a operaciones lo más lógico es reducir las horas que perdemos contestando mensajes en el móvil. Se recomienda alternar los dedos a medida que contestamos o usar un lápiz óptico, que evitaría esas molestias en nuestros pulgares, así lo ha explicado Rosa Lorca, responsable del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Universitario HM Torrelodones.

Nuestro consejo, a mayores de alternar los dedos al escribir y de usar un lápiz,  intentar desconectar del terminal, no pasarnos horas contestando a los WhatsApp y utilizarlo lo menos que podamos. A la larga lo notaremos y evitaremos tener Whatsappitis y otros problemas derivados de un excesivo uso de WhatsApp.

¿Tienes Whatsappitis? ¿Crees que es realmente una enfermedad?

Ver Comentarios