Cómo disparar la velocidad de una red local mediante 10GbE

Por El Grupo Informático |

A día de hoy, las redes Gigabit Ethernet se han popularizado, y a veces pensamos que no hace falta ir más allá. Sin embargo, saltar a 10GbE representa una alternativa atractiva, porque sus elevadas velocidades permiten trabajar con mayor fluidez.

La tecnología 10GbE logra transmitir datos a 10 Gbps, una cifra que nos puede parecer excesiva para nuestras necesidades, pero que supone una mejora más que perceptible en numerosas situaciones.

10GbE funciona sobre redes de fibra óptica con conectores SFP+ y también sobre el tradicional Ethernet de cobre. En algunos casos será posible reutilizar cables ya existentes, siempre teniendo en cuenta que se requieren categorías concretas para aprovechar los 10 Gbps por completo.

La aprobación del estándar 10GbE se realizó mediante la norma IEEE 802.3ae en el 2003, y su implantación inicial no fue demasiado rápida. Pero en un momento en que las redes mueven archivos enormes de vídeo, imágenes y bases de datos, saltar a 10GbE se vuelve muy recomendable.

¿Cuánto mejora el rendimiento con 10GbE?

El vídeo superior nos permite hacernos una idea de la gran mejora que supone 10GbE en un caso de uso real con un NAS y un ordenador. Viendo las cifras, está claro que solo recurriendo a 10GbE aprovechamos del almacenamiento en red al máximo:

  1. Red 10GbE: 820 MB/s en lectura y 884 MB/s en escritura.
  2. Red Gigabit Ethernet: 110 MB/s en lectura y 108 MB/s en escritura.

A día de hoy, utilizar discos SSD que aumenten la velocidad de los NAS resulta algo habitual para quienes busquen un rendimiento elevado, y esta prueba demuestra que solo le sacaremos todo el partido a los SSD dentro de una red que funcione a 10GbE.

Imagen - Cómo disparar la velocidad de una red local mediante 10GbE

Las empresas y organizaciones utilizan los NAS para guardar su información de forma segura y centralizada, permitiendo que los usuarios accedan sin almacenarla en sus propios equipos. Cada vez se utilizan archivos más grandes: vídeos 4K, grandes bases de datos de clientes, colecciones de fotos en alta resolución...

Por eso hace falta que toda la red interna soporte 10GbE, para evitar que los usuarios pierdan tiempo de trabajo mientras descargan o suben ficheros de gran tamaño.

¿Qué cables necesito para 10GbE?

Imagen - Cómo disparar la velocidad de una red local mediante 10GbE

En una red 10GbE hemos de disponer de equipamiento compatible como el switch, las tarjetas de red o el NAS, pero de nada sirven si los cables no cumplen los requisitos para garantizar la velocidad. Por el lado de Ethernet, tenemos dos cables RJ45 que pueden soportar 10GbE:

  1. Categoría 6a: permite utilizar 10GbE a un coste reducido por metro de cable, pero no siempre logra garantizar el rendimiento. Suele ser válida en distancias cortas, con resultados variables en instalaciones mayores.
  2. Categoría 7: son los cables idóneos para 10GbE, que garantizan la velocidad hasta a 100 metros. Siguen basándose en los 4 pares trenzados utilizados en Ethernet y mantienen la compatibilidad con categorías inferiores.

Además, es posible utilizar 10GbE mediante cables de fibra óptica SPF+, y también con cables de conexión directa SPF+ DAC basados en cobre. Depende de cómo tengamos montada la red y de nuestras necesidades, pues no es lo mismo una oficina en el hogar que una pequeña o mediana empresa, por ejemplo.

QNAP, una apuesta firme por 10GbE

Imagen - Cómo disparar la velocidad de una red local mediante 10GbE

QNAP es un fabricante de equipos de red, que se especializa en NAS para todos los segmentos, desde los centros de proceso de datos de grandes compañías hasta un uso multimedia en el hogar, pasando por PYMES y oficinas.

Muchos de sus NAS soportan 10GbE, pero además, ofrece equipamiento de red adicional, como el QNAP QSW-804-4C, un switch que monta 8 puertos compatibles con 10GbE. Gracias a él, los equipos de la red transferirán datos a 10 Gbps, acelerando el trabajo en gran medida.

Imagen - Cómo disparar la velocidad de una red local mediante 10GbE
Entre las características del QNAP QSW-804-4C no solo destaca su capacidad para gestionar velocidades 10GbE. Vamos a conocerlo mejor repasando sus especificaciones clave:

  1. 4 puertos SFP+ (fibra).
  2. 4 puertos combo de SFP+ (fibra) o RJ45 (cobre).
  3. Admite 10GBASE-T y NBASE-T.
  4. 160 Gbps de capacidad de conmutación.
  5. Compatible con ahorro de energía IEEE 802.3az, que reduce el calor y el ruido generados.
  6. Incluye kit para instalar en rack.

Imagen - Cómo disparar la velocidad de una red local mediante 10GbE

El soporte para 10GBASE-T y NBASE-T es interesante si ya tenemos cableada nuestra red. Aunque lo óptimo sería utilizar cables de categoría 7 en 10GbE, a veces el coste del cambio resulta difícil de asumir.

Gracias a 10GBASE-T y NBASE-T podemos exprimir al máximo los cables de categorías 5e y 6a. Se mantiene la compatibilidad y suben las velocidades, siempre dependiendo del tipo de cable y las distancias.

Tarjetas PCI y QM2 diseñadas para 10GbE

Imagen - Cómo disparar la velocidad de una red local mediante 10GbE

Por otro lado, QNAP ofrece componentes para actualizar los equipos de la red a las nuevas velocidades. Por ejemplo, tarjetas de red a 10GbE en formato PCIe 3.0 x 4, que ocupan un único puerto en perfil bajo (e incluyen accesorios para montarlas como perfil alto).

Son compatibles con QTS 4.3.4 y posteriores, así que se pueden instalar en los NAS de QNAP, pero también en ordenadores Windows y Linux. Por lo tanto, estamos ante una opción sencilla y fiable para añadir 10GbE a los equipos.

Imagen - Cómo disparar la velocidad de una red local mediante 10GbE

QNAP también dispone de las tarjetas de expansión QM2 para mejorar el rendimiento de sus NAS, y lo hacen por partida doble: traen un puerto 10GbE RJ45 y además 2 ranuras para añadir SSD en formato M2, que aumentan la velocidad de acceso a los datos al configurarlos como memoria caché.

Las tarjetas QM2, que no ocupan bahías de 3,5 pulgadas, son compatibles con muchos de los NAS de QNAP, si bien debemos revisar la compatibilidad exacta antes de adquirirlas, para asegurarnos de que funcionarán como esperamos.

Ahora ya conoces las ventajas de las redes 10GbE y las opciones de hardware de QNAP para convertirlas en realidad. Es una tecnología que ya está aquí, incluso para el pequeño usuario, y cuya alta velocidad nos ahorrará mucho tiempo en el día a día.

¿Qué opinas sobre 10GbE? ¿Te planteas actualizar a este estándar para redes locales ultrarrápidas en breve?

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.