1.200 millones de registros de Facebook, Twitter y LinkedIn han sido filtrados

Por Sofía Pacheco |

La ingente cantidad de datos filtrados ha alarmado a diferentes empresas, pero las más perjudicadas son Facebook, Twitter y LinkedIn. Hasta el momento se sabe que entre los datos filtrados no existen cuentas bancarias, ni datos privados como direcciones, pero sí que hay números de teléfonos, correos electrónicos y nombres de registros.

En esta filtración se incluyen registros que se hicieron asociando perfiles de redes sociales, cosa que siempre desaconsejamos, y hoy sale a la luz uno de los motivos por lo que lo decimos.

En total se calculan 1.200 millones datos con información personal. En palabras de Vinny Troia, un investigador de seguridad que ha descubierto esta fuga de información, dice que no es nada bueno que alguien haya tenido acceso libre a toda estos datos.

Es sabido por todos que en Internet existe un mercado de compra venta de datos, ese es el trasfondo de la publicidad en nuestra era digital. Pues bien, este tipo de fugas provoca que algunos ciberdelincuentes usen los datos con fines malintencionados, ya que en un solo lugar obtienen datos personales que pueden usar para suplantar identidades, robar dinero, hackear cuentas, etc.

Todos estos millones de datos expuestos estaban alojados en un servidor, y tras la investigación de Troia y su compañero Diachenko, llegaron hasta los servicios de Google Cloud. Pero no significa que sea culpa de Google, en absoluto, simplemente han usado ese servicio para almacenar la información.

Lo que pretenden investigar es si alguien más tuvo acceso a ese almacenamiento y puedo descargar parte de la fuga de información. Hasta el momento el origen de la fuga es desconocido ya que hay varias vertientes de la investigación que apuntan a una mala gestión de los datos por parte de los clientes de diferentes empresas que venden datos para publicidad.

De momento, ninguna vía de investigación está cerrada. Troia rápidamente informó de lo sucedido a la Oficina Federal de Investigación, y pocas horas después el servidor dejó de tener servicio y los datos ya no estaban expuestos.

Se trata de una gran fuga de datos que afecta, nuevamente, a Facebook, también a Twitter y a LinkedIn. Hablamos de millones de registros que incluyen correos electrónicos, números de teléfono, nombres, trabajos, etc. En cualquier caso, no es la primera ni será la última fuga masiva de datos, ahora hay que seguir investigando y reforzar los sistemas de seguridad.

Correos sufre un hackeo que roba los datos de los usuarios en su web

Vía: Wired

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.