PIPL, busca personas en Internet con este buscador

PIPL, busca personas en Internet con este buscador

En ocasiones tenemos que buscar a una persona en Internet, y utilizar un buscador estándar no basta para obtener los datos que necesitamos. La alternativa es PIPL, que se centra en obtener información sobre la identidad, carrera profesional, reputación online y demás aspectos relevantes en Internet de una persona.

Desde luego, PIPL es una herramienta delicada, pues recopila 3.000 millones de perfiles de todo Internet, así que afecta a la privacidad de muchas personas. Ahora bien, es cierto que el buscador tiene objetivos que parecen legítimos: luchar contra el fraude, determinar la capacidad financiera e incluso si una fuente de información es fiable.

Clearview, la app que usa el FBI para identificar a las personas

Hace tiempo explicamos cómo buscar una persona por su foto en Internet, pero en el caso de PIPL va mucho más allá del interés personal: el buscador trabaja con bancos, aseguradoras, agencias gubernamentales, medios de comunicación y hasta fuerzas policiales.

Así funciona la búsqueda de PIPL

PIPL no es demasiado transparente respecto al origen y forma de clasificar la información, algo que tampoco sorprende, pues el propio buscador de Google mantiene en secreto el algoritmo que ordena los resultados.

Imagen - PIPL, busca personas en Internet con este buscador

En cualquier caso, PIPL asegura que solo utiliza información pública de Internet, y lista de dónde saca cada dato concreto. Se basa en las redes sociales, perfiles de diversos sitios web y otras referencias, como comentarios o noticias de medios sobre las personas que buscamos.

También en otros tipos de bases de datos, como directorios telefónicos, registros de la administración y demás plataformas que publican la información en abierto.

En esencia, PIPL se divide en dos tipos de enfoque según las necesidades:

  1. Fraude y verificación: prevención del fraude online, verificación de edad, comprobación de nuevas altas, detección de perfiles falsos o identificación de cuentas hackeadas.
  2. Investigación y estudios: orientado a fuerzas policiales, medios de comunicación, administraciones públicas y también a casos de fraudes o cobro de deudas.

Por otro lado, PIPL afirma estar dispuesta a borrar sus resultados si una persona lo pide, aunque se reserva el derecho a mantenerlos si los considera relevantes e importantes para ofrecer el servicio.

Es algo parecido al "derecho al olvido" de Google, con la diferencia de que el buscador de PIPL no es público, así que no sabemos qué datos recoge de nosotros, ni si está creando una imagen deformada de la realidad, o incluso confundiéndonos con otras personas.

Las empresas deberían ser cautas al tomar decisiones como contratar a un trabajador, conceder un crédito o un seguro en base a PIPL. El afectado no conoce exactamente qué reputación le otorga y no puede reclamar al respecto, lo que genera cierta indefensión frente a los algoritmos.

El riesgo de PIPL para la privacidad

Al registrarnos en PIPL nos muestra una serie de condiciones, incluyendo que solo permite usarlo con fines comerciales, y que debemos gestionarlo de acuerdo a la ley de nuestro país. Además, no está autorizado usarlo en campañas electorales, ni para realizar spam (emails o llamadas publicitarias)

El registro recuerda que en EE. UU. sería ilegal usar PIPL para decidir sobre préstamos y seguros personales, elegir un candidato para un puesto de trabajo o al otorgar subvenciones del Gobierno, lo que demuestra lo polémico que es este buscador.

Si ya en Internet hay mucha información personal delicada, en PIPL se recopila y se cruza para asociarla a una única identidad, permitiendo descubrir muchos datos de un vistazo. PIPL cumple con leyes como GDPR europea, pero no sería de extrañar que con el paso del tiempo las regulaciones de privacidad se vuelvan más estrictas y limiten este tipo de prácticas.

Imagen - PIPL, busca personas en Internet con este buscador

¿Tiene PIPL versión gratis?

A veces necesitamos localizar personas en Internet, y los resultados de los buscadores estándar no nos sirven. Por desgracia, el uso de PIPL está bastante restringido, y es poco factible su uso por parte de particulares, pues se enfoca a las empresas.

Lamentablemente, no hay un plan gratuito ni una versión de pruebas de PIPL, y los precios resultan elevados. Podemos solicitar a su departamento comercial probar el servicio (algo que por defecto no ofrecen), aunque es muy poco probable que lo logremos si no formamos parte de una organización.

Los precios por usar el buscador de PIPL Search son los siguientes:

  1. 2.376 dólares al año (198 dólares mensuales) por 1 usuario.
  2. 3.576 dólares al año (298 dólares mensuales) por 5 usuarios.

Si queremos disponer de más de 10 cuentas deberemos contactar con PIPL para que nos haga un presupuesto propio para nuestro caso.

Por otro lado, las empresas medianas y grandes podrían querer la API de PIPL en lugar de usar el servicio estándar. La API permite integrar los resultados de PIPL en un programa propio de la empresa, por ejemplo, que al introducir el nombre de un potencial cliente nos enseñe sus posibles perfiles en Facebook, Instagram o Twitter.

Los precios por integrar PIPL API en nuestras aplicaciones son estos:

  1. 0,10 dólares por resultado general (nombre, edad, género, número de teléfono, etc.)
  2. 0,20 dólares por resultado social (perfiles en redes, fotos, contactos, etc.)
  3. 0,40 dólares por resultado profesional (empresa y puesto, estudios, dirección de email, etc.)

El llamativo que PIPL no permite registrarse con un email de Gmail, Outlook o Hotmail. Dado que espera que le demos un uso profesional, hemos de usar un email con el dominio de la compañía.

Imagen - PIPL, busca personas en Internet con este buscador

Alternativas a PIPL

Dado que utilizar PIPL no está al alcance de todos, si necesitamos buscar personas en Internet existen otras opciones más accesibles. Dependen de nuestro objetivo y recursos disponibles, pero algunas de las más útiles son las siguientes:

  1. Utilizar buscadores estándar: Google, Bing, Ecosia, DuckDuckGo, etc.
  2. Búsqueda en redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, etc.
  3. Ficheros de morosos ASNEF y RAI (para empresas).
  4. Otros buscadores de personas: BeenVerified, Spokeo, Whitepages, etc.

En conclusión, PIPL es un buscador de personas en Internet muy completo, pero no accesible para el usuario medio. Genera bastantes dudas respecto al tratamiento automatizado de grandes cantidades de datos personales, por mucho que hayan sido obtenidos de sitios web públicos.

5 acciones para asegurar tu privacidad

Web: PIPL

Sobre el autor
Miguel Regueira
@miguelregueira | LinkedIn

Geek de nacimiento, amo la tecnología, las redes sociales y los gadgets. Aficionado a los LEGO (¡nunca me digas que son para niños!), a los videojuegos y a todo lo que despierte mi curiosidad. Escribir para mí es como respirar, una necesidad constante.

Ver Comentarios