"Tu tarjeta de CaixaBank ha sido suspendida": así es la última estafa bancaria

"Tu tarjeta de CaixaBank ha sido suspendida": así es la última estafa bancaria

Es posible que hayamos recibido un email de CaixaBank donde nos avisan de que supuestamente está suspendida la tarjeta de crédito, y debemos activar un sistema de seguridad web para utilizarla en el futuro.

Este email ya genera sospechas desde un primero momento, porque ha sido enviado desde la dirección "info@caixabnak.es". No es una falta de ortografía, pues implica que el remitente no tiene nada que ver con CaixaBank, solo se ha creado una página web con un nombre muy similar.

El texto del email comienza de la siguiente forma:

"Importante: su tarjeta de crédito ha sido suspendida

Estimado/a Cliente de CaixaBank España

A partir del [FECHA], ya no podrá utilizar su tarjeta de crédito. Debe activar el nuevo sistema de seguridad web."

La fecha siempre será muy próxima a la actual, para generar sensación de urgencia, y que pinchemos en el enlace incluido.

Imagen - Tarjeta suspendida en CaixaBank: ¿es real el email?

Es importante no entrar en el enlace de "Haga clic aquí para confirmar su información", pues es fraudulento. Es un tipo de estafa denominado phishing, donde los ciberdelincuentes intentan hacerse pasar por una empresa u organización de confianza.

En el enlace podemos encontrar diversas amenazas, que incluso llegan a cambiar en cada momento. En el caso de un banco, lo más habitual es que intenten obtener nuestro número de tarjeta de crédito, o bien la contraseña para la banca online en CaixaBank.

Ambas opciones son muy peligrosas, pues los atacantes tendrán acceso a nuestro dinero. Si hemos facilitado algún dato, hemos de llamar de inmediato a CaixaBank para que bloqueen las cuentas y nos ayuden a modificar los datos comprometidos.

Imagen - Tarjeta suspendida en CaixaBank: ¿es real el email?

Ya hemos explicado la forma de detectar un correo estafa, y este ejemplo es bastante elaborado. El aspecto del email parece real, existen faltas de ortografía, pero muy pocas, y hasta la dirección del remitente es fácil de confundir.

Si realmente creemos que nuestra tarjeta ha sido suspendida, evitaremos seguir los procedimientos del email. Contactaremos por nuestra cuenta con el banco, ya sea a través de redes sociales, teléfono o una oficina bancaria, para tener la seguridad de que hablamos con la entidad real.

Desde luego, la estafa de la tarjeta suspendida de CaixaBank está bastante lograda, y demuestra que cada vez hay que prestar más atención para no ser víctimas de fraudes online.

Todas las aplicaciones de bancos para smartphones

Sobre el autor
miguelregueira | LinkedIn

Geek de nacimiento, amo la tecnología, las redes sociales y los gadgets. Aficionado a los LEGO (¡nunca me digas que son para niños!), a los videojuegos y a todo lo que despierte mi curiosidad. Escribir para mí es como respirar, una necesidad constante.

Ver Comentarios