Review: Xiaomi Mi 10, un buque insignia mejor, pero también más caro

Review: Xiaomi Mi 10, un buque insignia mejor, pero también más caro

Manuel Naranjo |

Cada vez que se habla de lanzamientos en la gama alta, siempre se tiene muy presente que una de las marcas que mejor lo hace es Xiaomi. Algo que se ha ido ganando a medida que han aparecido, a lo largo de los años, los distintos buques insignia del fabricante. Hoy le toca el turno al Xiaomi Mi 10, del que vamos a hacer su correspondiente review.

Todos los Xiaomi Mi de generaciones anteriores han sido teléfonos excepcionales, y el precio ha tenido mucho que ver en su éxito. Ofrecían prácticamente lo mismo que los demás gamas alta del mercado, pero a un coste mucho más contenido.

Android 10 en Xiaomi: móviles que se actualizarán

Eso es algo que el nuevo Xiaomi Mi 10 ya no ofrece tan claramente, pues su precio se asemeja bastante a lo que piden otras marcas por este tipo de terminales. Pero eso puede que les dé un mayor margen para dar el salto definitivo a los primeros puestos de la gama alta. Vamos a ver si es así.

Xiaomi Mi 10, ficha técnica

Como es lógico, el smartphone apuesta por un hardware puntero, que se queda bastante cerca del Mi 10 Pro, el modelo superior de la familia. Estas son las especificaciones del Mi 10:

  1. Pantalla: Super AMOLED de 6,67 pulgadas FHD+ (2.340 x 1.080 píxeles), relación 19,5:9 y 386 píxeles por pulgada.
  2. Procesador: Qualcomm SM8250 Snapdragon 865.
  3. Memoria RAM: 8/12 GB.
  4. Almacenamiento interno: 128/256 GB.
  5. Cámara trasera: principal de 108 MP, f/1.7, 1/1.33", 0.8 µm, PDAF, OIS + ultra gran angular de 13 MP, f/2.4, 12 mm + macro de 2 MP, f/2.4 + profundidad de 2 MP, f/2.4.
  6. Cámara delantera: 20 MP, f/2.0, 1/3", 0.9 µm.
  7. Conectividad: WiFi 6 (ax), Bluetooth 5.1, A-GPS, GLONASS, BDS, GALILEO, QZSS y NFC.
  8. Puertos y sensores: infrarrojos, USB Tipo C, lector de huellas óptico y desbloqueo facial.
  9. Batería: 4,780 mAh con carga rápida de 30 W, inalámbrica de 30 W e inalámbrica inversa de 5 W.
  10. Sistema operativo: Android 10 + MIUI 11.
  11. Precio: 750 aproximadamente.

Compra: Xiaomi Mi 10 (Amazon)

Compra: Xiaomi Mi 10 (PcComponentes)

Buenos acabados y diseño sobrio

En el Xiaomi Mi 10 lo primero que salta a la vista es lo bien que Xiaomi ha aprovechado los marcos laterales y superior, dejando el inferior un poco más grueso, algo que rompe ligeramente la estética del resto.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

La pantalla está curvada por los lados, lo que favorece a la estética del terminal, pero no tiene ningún efecto práctico y provoca que en los laterales pierda brillo y se distorsione un poco la imagen.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

Para acabar con el frontal vemos que la cámara delantera se ha incorporado en un agujero en la parte superior izquierda, de un tamaño normal para lo que se ve hoy en día en smartphones con un diseño similar.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

La trasera del Xiaomi Mi 10 es de cristal con protección Corning Gorilla Glass 5, con buenos acabados y bastante sobrio en lo que al color se refiere.

Sufre un problema que viene siendo común en muchos smartphones hoy en día: sus cámaras traseras sobresalen bastante del cuerpo del terminal, con el consecuente peligro de rayones que esto provoca.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

Este módulo de cámaras no sigue la moda rectangular que está imperando en el mundo smartphone, sobre todo de gama alta, y coloca todos los sensores en vertical, algo que ya vimos cuando hicimos la review del Oppo Find X2 Pro.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

Algo que podemos considerar una ausencia, ya que muchos de sus competidores lo tienen, es que falta algún tipo de protección contra agua y polvo, que desde Xiaomi no han incorporado en el Mi 10.

En el lateral derecho tenemos el botón de control de volumen y de encendido del móvil, situados un poco más altos de lo que nos hubiera gustado.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

En la parte de arriba hay un sensor de infrarrojos, un altavoz y un micrófono de cancelación de ruido.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

El lado izquierdo está completamente desierto.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

La parte inferior tiene el puerto USB Tipo C, el slot para la tarjeta SIM y un altavoz multimedia.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

Pantalla a medio camino

La pantalla del Xiaomi Mi 10 es de tipo Super AMOLED con un tamaño de 6,67 pulgadas, resolución Full HD+ (2.340 x 1.080 píxeles) y una relación de aspecto 19,5:9.

Ofrece un 89,8 % de relación pantalla-cuerpo, color HDR10+, 90 Hz de tasa de refresco y 386 píxeles por pulgada de densidad.

La tasa de refresco es de 90 Hz, algo que se nota bastante frente a las pantallas convencionales de 60 Hz, sobre todo si ejecutamos juegos o vídeos donde los movimientos sean continuos.

El Xiaomi Mi 10 tiene 3 esquemas de color para la pantalla que se llaman Automático, Saturado y Color original.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

De serie nos viene con el sistema de color automático, que normalmente se mueve en un término medio entre los otros dos modos, ofreciendo unos colores algo apagados y sin una nitidez espectacular.

Si usamos el modo “Color original” los colores son los que más se asemejan a la realidad, aunque los blancos tienden a ser algo amarillentos y la nitidez es bastante mejor que en el modo “Automático”

Ahora bien, el modo “Saturado” es el más espectacular de todos, con unos colores muy vivos (saturados), unos blancos mucho más realistas y buena nitidez. Es el modo más espectacular, pero debemos tener en cuenta que los colores están bastante potenciados y no se asemejan a la realidad.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

Elijamos el modo que elijamos, el color negro de la pantalla es realmente negro, como ocurre en todas las OLED. El brillo es más que suficiente para exteriores y los ángulos de visión son realmente buenos, salvo en la zona donde tenemos la pantalla curvada, puesto que ahí dichos bordes nos juegan una mala pasada distorsionando la imagen.

Es una lástima que Xiaomi no se haya animado a dar el salto y montar un panel QHD+ en este Xiaomi Mi 10, como hacen bastantes de sus oponentes, porque creemos que el salto de calidad ha sido considerable. Así da la sensación de Xiaomi se ha quedado a medio camino.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

El Xiaomi Mi 10 cuenta con dos altavoces estéreo, uno de ellos en la parte inferior del terminal y otro en la parte superior.

Ambos altavoces suenan exactamente iguales. Es decir, en muchas reviews que hacemos en El Grupo Informático contamos que el altavoz inferior es mucho más potente que el superior, pues bien, eso aquí no ocurre.

Gracias a este sistema el sonido del Xiaomi Mi 10 es claro, potente, con cuerpo y suficientes graves como para que la experiencia de utilizarlo a modo de altavoz externo sea totalmente satisfactoria.

En teoría es potente y en la práctica igual

Para mover el Xiaomi Mi 10 la marca china ha montado lo último de último, dotando de mucha potencia a su buque insignia:

  1. Snapdragon 865 como procesador.
  2. 8 GB de memoria RAM LPDDR5.
  3. 128 GB UFS 3.0 de almacenamiento interno.
  4. Adreno 650 como GPU.

Esta configuración ya la hemos visto en unos cuantos terminales este año puesto que es, podemos decirlo así, el "estándar" dentro de la gama alta de 2020. Esto no quiere decir que no tengamos potencia, porque tenemos y mucha.

Si queremos mover aplicaciones o juegos realmente exigentes para el sistema, podremos hacerlo sin sufrir ningún tipo de problema, ya que ofrece un alto rendimiento para eso y más.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

Los tiempos de carga son realmente buenos y si jugamos a algún título de primer nivel, como puede ser Asphalt 9, el terminal responde muy bien, sin ningún tipo de lag, ni de ralentización, ni nada que nos impida disfrutar al cien por cien.

La fluidez es la que marca nuestro día a día, sin ningún tipo parón, ni de cierres inesperados y, por mucha multitarea que realicemos, el terminal se sigue comportando muy bien.

En lo que se refiere al software tenemos Android 10 como sistema operativo, totalmente difuminado por MIUI, la capa de personalización de Xiaomi.

MIUI vs EMUI, ¿qué diferencias tienen y cuál es mejor?

MIUI es de ese tipo de capas que hacen desaparecer por completo Android puro, pero que a cambio nos permiten unos niveles de personalización tremendos, tanto en el tema estético como de seguridad. Si no conocemos con anterioridad MIUI puede que incluso necesitemos un periodo de adaptación para descubrir todo lo que ofrece.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

El Xiaomi Mi 10 es un terminal compatible con redes 5G, además de tener WiFi 802.11 a/b/g/n/ac/ax, Bluetooth 5.1, NFC, A-GPS de doble banda, GLONASS, BDS, GALILEO, QZSS, USB Tipo C, lector de huellas y facial, acelerómetro, giroscopio, sensor de proximidad, brújula y barómetro.

Xiaomi cada vez hace mejores cámaras

Como ya vimos en el apartado del diseño, el Xiaomi Mi 10 tiene 4 sensores traseros distribuidos verticalmente, con las siguientes especificaciones:

  1. Principal: 108 MP, f/1.7, 1/1.33", 0.8 µm, PDAF, OIS.
  2. Ultra gran angular: 2.4, 12 mm.
  3. Sensor macro: 2 MP, f/2.4.
  4. Sensor de profundidad: 2 MP, f/2.4.

La grabación de vídeo alcanza 8K a 30 fps, soportando también 4K a 30 / 60 fps y 1080p a 30 / 60 fps.

Aunque tenemos un sensor principal de 108 megapíxeles, las fotos se toman por defecto con 27 MP a no ser que activemos el “modo super alta resolución” para así aprovechar la totalidad del sensor.

Pero también es cierto que no hay una gran diferencia entre las fotos a 108 MP o a 27 MP. Dejando de lado la resolución, en el resto de los parámetros están prácticamente igualadas, salvo porque las capturas a 108 MP saturan algo más los colores.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

Si la luz nos acompaña tenemos unas fotos con un buen nivel de detalle, de nitidez, de brillo y con un colorido en su punto justo de viveza.

Cuando las condiciones de luz bajan ligeramente o en fotos en interiores, nuestra experiencia sigue siendo buena, aunque empezamos a observar como el colorido se vuelve más frío.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

La IA (inteligencia artificial) es capaz de detectar escenas para mejorar las fotos, pero en la práctica lo único que hace en todas las instantáneas es saturar más los colores para que parezcan más vivos y espectaculares.

Si hacemos fotos por la noche nos damos cuenta de que es un terminal que no captura mal la luz, con unos colores bastante bien conseguidos para este tipo de instantáneas, pero que no es capaz de limitar el ruido y, sobre todo, la descompensación en puntos fuertes de luz.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

Si utilizamos el “Modo Noche” tendremos una captura de luz sustancialmente mayor, donde veremos zonas que sin este modo no aparecían en las fotos, pero no es capaz de acabar con el ruido de los puntos de luz intensos.

Además, en ciertos puntos de las fotos exagera demasiado la captura de la luz, descompensado el color. Es decir, se deja llevar por el color preponderante en esas zonas de las instantáneas.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

En cuanto a las fotos con efecto difuminado (bokeh) nos han parecido sumamente correctas, con un difuminado natural y con un recorte que en algunas zonas no es del todo preciso, pero que en líneas general funciona realmente bien.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

Si utilizamos la cámara gran angular de 13 megapíxeles nos damos cuenta de que la nitidez es bastante menor que la que obteníamos con el sensor principal y que no es una cámara pensada para utilizar en fotografías con poca luz.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

Las fotos con el sensor macro son solo correctas, puesto que con 2 MP tampoco podemos esperar unas fotografías con un detalle espectacular.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

La cámara frontal es de 20 megapíxeles con apertura focal 2.0. Un sensor que nos ha parecido bastante más que correcto, con una buena nitidez y con un modo belleza que permite aplicar efectos a nuestra cara para mejorar aún más el selfie.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

Desbloqueo de buen nivel

Como no podía ser de otra manera, el Xiaomi Mi 10 soporta desbloqueo por medio de huellas dactilares y por reconocimiento facial.

El sensor de huellas está bajo la pantalla y nos ha parecido que tiene un buen funcionamiento. Es rápido en la lectura, aunque no tanto como alguno de sus competidores, la tasa de fallos es ínfima, por no decir que inexistente y la posición en la pantalla nos ha parecido la ideal.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

El sistema de desbloqueo facial, de tipo 2D, funciona también bien, aunque debería ser más veloz para compararse con varios de sus competidores. Además de que algún que otro smartphone de la gama alta ha optado por un sistema de reconocimiento que se ha demostrado más eficaz, el de tipo 3D con sensor ToF.

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

Excelente autonomía

La batería del Xiaomi Mi 10 es de 4.780 mAh con carga rápida de 30 W compatible con Quick Charge 4.0+, carga inalámbrica de 30 W y, además, inversa de 5 W.

Si dejamos el terminal en la tasa de refresco 90 Hz y lo utilizamos de manera normal, es decir, algún mensaje, momentos navegando, viendo vídeos de YouTube y redes sociales, el resultado ha sido de unas 10 horas y media de pantalla activa.

Si realizamos la misma prueba, pero con la pantalla en 60 Hz, la vida de nuestro smartphone sube, si bien no es una diferencia sustancial, ya que se va a las 11 horas y cuarto aproximadamente.

Si queremos cargar nuestro Xiaomi desde cero al máximo de su capacidad deberemos tener el terminal enchufado a la red eléctrica durante unos 55 minutos para la carga al 100%.

Precio y conclusión

El Mi 10 demuestra que Xiaomi ha emprendido un nuevo camino, al menos en su gama alta, puesto que ya no podemos hablar de un buque insignia mucho más barato que su competencia.

Actualmente el Xiaomi Mi 10 con 8 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento como el que nos han cedido a nosotros se sitúa en unos 750 euros.

Es un smartphone con un buen número de aspectos positivos, como es normal en Xiaomi, pero necesita dar un paso más adelante para codearse, de una vez por todas, con los más grandes en esto del mundo smartphone. Eso sí, cualquiera que compre este Mi 10 tendrá en sus manos un teléfono de primer nivel, sin ningún tipo de duda.

Compra: Xiaomi Mi 10 (Amazon)

Compra: Xiaomi Mi 10 (PcComponentes)

Puntos fuertes del Xiaomi Mi 10 en nuestra review

  1. Excelente rendimiento.
  2. Sonido estéreo claro, alto y con cuerpo.
  3. Autonomía de gran nivel.
  4. Cámaras delantera y trasera versátiles.

Puntos débiles del Xiaomi Mi 10 en nuestra review

  1. Sin dar el salto al QHD de la pantalla.
  2. Sin protección contra polvo y agua.
  3. Modo nocturno mejorable.

Nuestra valoración

  1. Diseño: 8.5
  2. Pantalla: 8
  3. Hardware: 9
  4. Autonomía: 9
  5. Cámara: 8,5
  6. Software: 8
  7. Precio: 8
  8. Puntuación global: 8.4

Imagen - Xiaomi Mi 10, análisis completo con opinión

Ver Comentarios