Li-Fi, la velocidad del Wi-Fi superada por conexiones LED

Li-Fi, la velocidad del Wi-Fi superada por conexiones LED

A día de hoy, muchos de nuestros aparatos se conectan a Internet de forma inalámbrica, pero en el futuro serán muchos más, desde la nevera hasta la aspiradora, pasando por la maquinilla de afeitar. Por desgracia, las redes actuales no resultan suficientes, y por ello se está desarrollando el Li-Fi, que supera la velocidad del Wi-Fi gracias a conexiones LED.

Mientras que el Wi-Fi usa las ondas de radio, el Li-Fi recurre a la luz visible. Para transmitir los datos, una bombilla LED parpadea a un ritmo tan rápido que es imperceptible para el ojo humano. Y la información se transmite a velocidades que en el laboratorio han alcanzado unos vertiginosos 224 gbps.

El problema es que el Li-Fi no estaba consiguiendo esas cifras en entornos reales, pero los últimas pruebas se han obtenido tasas de hasta 1 gbps, más de 100 veces la velocidad de una conexión Wi-Fi estándar. Por lo tanto, la tecnología parece estar lista para empezar su implantación.

Imagen - Li-Fi, la velocidad del Wi-Fi superada por conexiones LED

Grandes ventajas frente al Wi-Fi

Las frecuencias en las que trabaja el Wi-Fi se encuentran tremendamente saturadas, y eso afecta a su rendimiento. Además, el espectro radioeléctrico se trata de un recurso limitado, que tiene muchos usos, incluyendo dar cobertura a nuestros móviles y televisores. Por lo tanto, el Li-Fi puede convertirse en un complemento idóneo.

El Li-Fi no afecta al Wi-Fi, así que puede suponer una gran alternativa para crear redes locales. Además, el Li-Fi no se satura, es posible tener una red en una habitación y otra distinta en la contigua, siempre que la luz no se filtre entre ellas. Esto es una ventaja en lugares como hospitales o aviones, donde no se deben generar interferencias.

Por ello mismo, robar datos en Li-Fi es complicado. Basta con una superficie opaca para que la conexión se interrumpa. Lo mejor de todo es que un emisor Li-Fi podría ser un dispositivo sencillo como una bombilla LED, y se calculan costes tan asequibles como 80 euros para instalaciones básicas.

Imagen - Li-Fi, la velocidad del Wi-Fi superada por conexiones LED

Problemas a tener en cuenta

El primer problema del Li-Fi es que está más enfocado a recibir datos que a enviarlos. De todas formas, se podría añadir un diodo LED a los gadgets para que se comuniquen con el router, aunque se trataría de un sistema engorroso en muchos casos.

Por otro lado, hay que olvidarse de la idea de un dispositivo único para dar cobertura a nuestro hogar. Necesitaremos un emisor en cada habitación (¿quizá una lámpara?), ya que las paredes no se pueden traspasar con esta tecnología.

Así que el Li-Fi supera la velocidad del Wi-Fi gracias a las conexiones LED, y las pruebas piloto que se están realizando apuntan a que este sistema se implantará en pocos años, no para sustituir al Wi-Fi, sino para complementarlo en aquellos entornos en los que resulte necesario.

¿Qué opinas del Li-Fi? ¿Lo ves como una alternativa válida al Wi-Fi, o no crees que las conexiones LED mediante luz visible tengan futuro?

Imagen: Markus Grossalber

Sobre el autor
@miguelregueira | LinkedIn

Geek de nacimiento, amo la tecnología, las redes sociales y los gadgets. Aficionado a los LEGO (¡nunca me digas que son para niños!), a los videojuegos y a todo lo que despierte mi curiosidad. Escribir para mí es como respirar, una necesidad constante.

Ver Comentarios