Esto es lo que tardarías en leer las condiciones de uso de las principales apps

Esto es lo que tardarías en leer las condiciones de uso de las principales apps

Miguel Regueira

Cada aplicación, red social o servicio de Internet exige aceptar un largo texto legal, y muchas veces no nos paramos a pensar lo que tardaríamos en leer las condiciones de uso de nuestras apps, sencillamente porque no las leemos.

La realidad es que son muy largas, y numerosas apps nos obligarían a pasar más de media hora leyendo un texto de miles de palabras. En muchos casos con términos legales poco comprensibles y frases largas, que dificultan más el proceso.

Además, los usuarios no tienen demasiados incentivos para leer las condiciones de uso, pues son contratos cerrados, que solo pueden aceptar en su conjunto o rechazar.

"Términos de servicio y política de privacidad" en WhatsApp, ¿qué es?

Considerando una velocidad de lectura de 240 palabras por minuto (una media aproximada de la población) esto es lo que tardaríamos en leer las diferentes condiciones de uso de las apps:

  1. Microsoft: 63 min.
  2. Spotify: 35 min.
  3. Pokémon Go: 35 min.
  4. TikTok: 31 min.
  5. Apple: 30 min.
  6. Zoom: 28 min.
  7. Tinder: 25 min.
  8. Uber: 23 m.
  9. Facebook: 17 min.
  10. Google: 14 min.
  11. Amazon 14 min.
  12. YouTube: 13 min.
  13. Dropbox: 11 min.
  14. Netflix: 11 min.
  15. Instagram: 9 min.

Llama la atención que leer las condiciones de uso de Microsoft tarda más de una hora, pero en ellas se incluyen todas sus apps y servicios, que son numerosos.

Hace tiempo que Google puso una edad mínima para usar sus cuentas, y aprovechó la actualización de las condiciones de uso para redactarlas de manera más clara.

Pues bien, parece que algunas compañías sí se esfuerzan por hacer más legibles los textos, utilizando frases concisas y palabras más sencillas.

En concreto, las condiciones de uso de Google, Facebook, Instagram, Microsoft y Dropbox se ponen aproximadamente a un nivel de lectura de bachillerato.

Todas las demás apps se colocan a un nivel universitario. Claro que este análisis se basa en la complejidad de frases y palabras, no en los conceptos de las condiciones de uso, que muchas veces exigen conocimientos legales.

No es extraño que nadie sea capaz de leer las condiciones de uso, dado que utilizamos infinidad de apps y servicios. El usuario medio tendría que dedicar unas 250 horas para leer todos los términos legales que ha aceptado, sin obtener ningún beneficio de ello.

La solución no es sencilla, pues las apps necesitan condiciones de uso claras, pero no tenemos tiempo para leerlas. Además, viendo la invasión en la privacidad de las grandes empresas de Internet, quizá el problema no sea el texto que aceptamos, sino la regulación que les permite almacenar un enorme número de datos de sus usuarios.

¿Qué pone en las condiciones de Facebook?

Vía: Visual Capitalist

Ver Comentarios