Muchos iPhone X están reduciendo su rendimiento por la degradación de la batería

Por Miguel Regueira |

Un número importante de iPhone X comienza a verse afectado por la degradación de la batería. Tras haber pasado por los 500 ciclos de carga y descarga para los que ha sido diseñado, el rendimiento y velocidad se reducen cuando el sistema operativo iOS considera que no dispone de suficiente energía.

El iPhone X se puso a la venta el 17 de noviembre de 2017, como modelo del décimo aniversario, e inauguró una nueva gama super alta de smartphones que cuestan 1.000 euros o más. Sin embargo, la tecnología de las baterías tiene limitaciones, que el iPhone X sufre como cualquier dispositivo.

Una batería de litio dura unos 2 años o 500 ciclos de carga y descarga hasta que se considera degradada. En ese momento, su capacidad para almacenar energía bajará al 80% de la original, algo que puede afectar al dispositivo que alimenta.

Por lo tanto, muchos iPhone X ya están bajando del 80% de salud de la batería, y otros muchos otros lo harán en los próximos meses.

En principio, menos de un 80% no supone una bajada de rendimiento automática, solo se aplica si el iPhone X se apaga de forma inesperada cuando hagamos un uso exigente, por ejemplo, con un juego en 3D avanzado.

A partir de ese momento, iOS reducirá la velocidad del procesador o gráfica, el brillo, el volumen u otras funciones, para evitar más apagones inesperados. Eso sí, es posible volver al rendimiento completo desde los ajustes del iPhone X, en este apartado:

Batería -> Condición -> Capacidad de máximo rendimiento -> Desactivar.

iOS reducirá de nuevo el rendimiento si le falta energía, pero no es posible cambiar el ajuste de forma manual.

El funcionamiento de las baterías de litio es al mismo en los productos de Apple que en móviles Android u otros productos, pero la marca de la manzana ha tenido problemas al respecto.

Apple lanzó una actualización secreta para hacer más lentos los iPhone, generando un gran revuelo al descubrirse. Si bien el objetivo era evitar apagados inesperados, al no haber informado de los cambios, surgieron las sospechas de que buscaba que los usuarios comprasen un nuevo móvil al notar que el suyo iba más lento.

En principio, tras estos 2 años, el iPhone X sigue siendo un smartphone más que capaz. Para muchos usuarios será viable seguir usándolo incluso con la batería degradada, pero también pueden sustituir la batería para evitar el problema.

Además, a nivel de actualizaciones de software, Apple sí es ejemplar, y sus dispositivos antiguos siguen recibiendo nuevas versiones de iOS mucho después de su lanzamiento.

En realidad, la degradación de las baterías afecta a todos los móviles, pero la popularidad y elevado precio del iPhone X hace que llame más la atención, sobre todo considerando que la marca ya había bajado el rendimiento de sus móviles en el pasado sin avisar de ello.

¿Es dañino seguir cargando la batería del móvil cuando ya está al 100%?

¿Qué opinas de la gestión de energía de iOS? ¿Crees que reducir el rendimiento cuando la capacidad de la batería baja del 80% es lo adecuado?

Vía: Softpedia

Comentarios