PS5 Pro: así sería la nueva consola más potente

PS5 Pro: así sería la nueva consola más potente

Una nueva consola PS5 Pro sería la sucesora oficial de la PS5. Se trata de una versión potente de la última consola de Sony, que llegaría también para sustituir en el mercado la controversial versión PS4 Pro, pero que finalmente es la opción vitaminada de lo más reciente en el escaparate de los videojuegos.

Sin embargo, la polémica por la aparición de una PS5 Pro todavía podría tener un poco más de tiempo para desarrollarse. Se espera que la consola aparezca en el mercado entre 2023 y 2024, tiempo suficiente y necesario para que se puedan solventar los problemas de producción y stock que ha ido enfrentando Sony tras el anuncio de la PS5.

Stock PlayStation 5: dónde comprarla

PlayStation 4 y 5 se actualizan: mejoras en grupos, Remote Play y pronto VRR

Por dentro de la consola PS5 Pro

Imagen - PS5 Pro: así sería la nueva consola más potente

Aunque oficialmente no se tiene demasiada información, lo cierto es que la PS5 Pro podría incluir muchas novedades en cuanto a su rendimiento. La potencia sería entonces la gran apuesta de Sony para este modelo, sin llegar a impactar demasiado el modelo original que es el PS5.

Una de las medidas en el rendimiento que se esperan para esta versión es la mejora en el procesador, tal como sucedió entre la PS4 y la PS4 Pro. Es posible que Sony utilice la misma CPU Zen 2 con CPU de 8 núcleos y 16 hilos, pero podría modificar el nodo de fabricación a una versión más avanzada, de 5 nm por ejemplo, además de funcionar en una frecuencia de trabajo más alta.

Otros rumores aseguran que Sony tendría previsto dar un salto a la arquitectura Zen 4 en PS5 Pro, eso se traduce en un aumento bastante relevante en el rendimiento, frente al modelo original que es la PS5. Esta mejora en rendimiento permitiría a la consola alcanzar frecuencias de actualización más altas en resoluciones inferiores de 1080p y 1440p. Algo bueno para el desempeño, pero que podría abrir la puerta a ciertos problemas de compatibilidad.

Se sumarían a las mejoras un índice mucho más elevado de rasterización, además de mejorar en gran medida en trazado de rayos, superando en un 150% el rendimiento de PS5. La nueva consola de Sony contaría con una tecnología de reescalado desarrollada por la propia empresa, eso significa que sería 4K realmente y que podría mover juegos a esa resolución manteniendo 60 FPS.

Aunque por ahora nada está confirmado, todo apunta a un lanzamiento entre finales de 2023 y comienzos de 2024, con un precio que estaría entre los 600 y los 700 euros.

Sony ya no vende una PlayStation 5 a cualquiera para tener stock: esta es su nueva forma

Sobre el autor
Henry Pinto
@SoyHenryTech | LinkedIn

Periodista, amante de la tecnología y de cualquier gadget curioso. Usuario Android desde siempre, aunque también me gusta iOS y escribo para contar mis experiencias en el apasionante mucho tech.

Ver Comentarios