Refrigeración líquida en teléfonos: cómo funciona

Refrigeración líquida en teléfonos: cómo funciona

La refrigeración líquida de nuestros teléfonos es una tecnología que permite enfriar el procesador de nuestro smartphone y optimizar su uso. La potencia de los móviles y su reducido tamaño genera un sobrecalentamiento que puede ser muy perjudicial para el terminal. Con la refrigeración líquida se solventa este problema.

Son precisamente las pequeñas dimensiones de los móviles las que impiden incorporar un sistema de refrigeración por ventiladores como la de los ordenadores y, ya lo hemos oído muchas veces, los smartphones no dejan de ser potentes computadoras en miniatura.

El funcionamiento de un móvil, sobre todo, cuando lo sometemos a un rendimiento muy intenso, genera un calor muy agudo. La incorporación de juegos potentes en los modelos exige unas condiciones tales que las técnicas tradicionales de enfriamiento quedaban obsoletas. La refrigeración líquida ha venido a aportar soluciones a las nuevas necesidades.

Este sistema incorpora en el hardware del smartphone tuberías de cobre con líquido refrigerante similares a las del radiador de un coche. A partir de ellas, es capaz de reducir el calor gracias al paso continuo del líquido en un circuito cerrado.

En realidad, se trata de una fórmula similar a la usada desde hace tiempo en muchos ordenadores, pero con las salvedades que exige el pequeño formato. Por ejemplo, en el sistema de refrigeración líquida de un PC utiliza una bomba de calor que, debido al tamaño, no se puede usar en un móvil.

12 consejos para que tu móvil te dure más tiempo

Cómo se evita que se sobrecaliente el móvil

Imagen - Refrigeración líquida en teléfonos: cómo funciona

En el smartphone, como hemos dicho, la base son unas tuberías que transportan el líquido, que, al pasar por el corazón del móvil, la zona donde se encuentra el procesador y otros componentes esenciales, se evapora.

Esto significa que lleva el calor hasta otras partes del teléfono, lo que enfría el espacio que está sometido a mayor temperatura. Tras condensarse el vapor, regresa al estado líquido y sigue como tal su recorrido.

De esta manera, el calor presente en la zona central de trabajo del smartphone se reparte con las zonas más frías del aparato, impidiendo el sobrecalentamiento.

El primer teléfono que utilizó la refrigeración líquida apareció en el año 2013 y se debe a la empresa japonesa Neck, en su smartphone Medias X N-06E. Sin embargo, tardó bastante en ponerse en marcha en otros móviles.

Smartphones con refrigeración líquida

Hoy son muchos los modelos que cuentan con el sistema, especialmente aquellos con alta capacidad para los gamers. Te indicamos a continuación algunos de ellos, en los que hemos podido comprobar su buen funcionamiento:

  1. Honor Note 10 : su modo turbo consigue elevar su rendimiento a la máxima expresión, pero el uso de refrigeración líquida consigue mantenerlo siempre en una temperatura apta.
  2. Nubia Red Magic 3 : este modelo con hasta 12 GB está especialmente diseñado para tener una experiencia gamer óptima. La refrigeración líquida impide el sobrecalentamiento asociado a su potencia.
  3. OnePlus 7 Pro : extremadamente potente y de gran calidad, la refrigeración ayuda a enfriarlo cuando sus procesos de trabajo están a máxima intensidad.

Imagen - Refrigeración líquida en teléfonos: cómo funciona

Algunas ventajas de la refrigeración líquida

Si bien es un sistema que ya lleva años en los ordenadores, la refrigeración líquida es relativamente reciente en los smartphones, sobre todo por la complejidad técnica que implica en unos dispositivos tan pequeños.

Una vez resueltas estas complejidades, creemos que ha venido para quedarse, sobre todo, porque es uno de los sistemas de refrigeración más eficaces para los móviles más potentes y, además, ocupa menos espacio que los métodos de enfriamiento tradicionales.

Por otro lado, resulta especialmente indicada para evitar el sobrecalentamiento de los móviles gaming que, cada vez más, adquieren una posición relevante en el mercado y exigen una potencia enorme para poner en marcha todas sus capacidades.

Además, la refrigeración líquida suele tener una vida más larga que otros sistemas. Eso sí, quizá uno de sus inconvenientes principales sea que el precio de los smartphones que la tienen es más alto.

La refrigeración líquida es, pues, un sistema muy útil para solventar uno de los principales problemas de los móviles más potentes: el sobrecalentamiento. Sin duda, una fórmula inteligente y eficaz para que podamos hacer un uso intenso de nuestro smartphone con absoluta tranquilidad.

6 móviles perfectos para disfrutar de los videojuegos

Sobre el autor
LinkedIn

Periodista. Nada me gusta más que contar historias y a eso me he dedicado en diferentes editoriales como Planeta o el Grupo Godó. Cada día, los avances tecnológicos me dejan con la boca abierta. Intento entenderlos para luego explicarlos en El Grupo Informático.

Ver Comentarios