Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

No os vamos a negar que teníamos muchas ganas de hacer la review del Samsung Galaxy Fold, por ser un terminal distinto, con una configuración (hasta el día de hoy) única y que atrae todas las miradas posibles, además de alguna que otra expresión de sorpresa, por parte de los que nos han rodeado estos días que lo hemos podido utilizar.

Todo el mundo quería ver como se plegaba, como funcionaba cuando estaba cerrado, como era manejar un terminal que abierto se va hasta las 7,3 pulgadas o si era tan frágil como se dijo en un principio.

Review: Galaxy A80, el primer móvil con cámara reversible de Samsung

Diseño innovador

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

El Samsung Galaxy Fold marca lo que serán los smartphones del futuro o, al menos, lo que las marcas creen que será ese futuro.

Estamos ante un 2 en 1 en toda regla, pasando de una pantalla de 4,6 pulgadas situada en el exterior del terminal a una de 7,3 pulgadas en cuando abrimos el Galaxy Fold.

Para abrir el Galaxy Fold, Samsung ha reforzado la bisagra de doble eje y veinte partes, para que resista el paso del tiempo y nos deje abrir la pantalla únicamente hasta los 180 grados.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Pero mientras la bisagra da sensación de robustez y el sistema de abrir y cerrar es suave, la pantalla nos sigue dando sensación de fragilidad, aunque no hemos tenido ningún problema en el tiempo que lo hemos utilizado.

Es un terminal voluminoso cuando lo tenemos plegado ya que se va a un grosor de 15.5 mm y dependiendo del tipo de pantalón utilicemos puede resultar molesto, además de que sus 263 gramos tampoco ayudan en este sentido.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Si hablamos de las sensaciones cuando lo tenemos en la mano, lo primero que notamos es que es bastante resbaladizo y pesado. Además, cuando está plegado tiene una estética alargada que no resulta especialmente atrayente.

Cuando lo tenemos desplegado, pese a su tamaño, otorga una sensación totalmente distinta al sujetarlo, todo ello favorecido por un grosor de 7,6 mm.

Si lo mantenemos abierto nos damos cuenta de que en su parte derecha tenemos el botón de control del volumen, el de apagado y encendido además del lector de huellas dactilares.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Si nos fijamos en el otro lado únicamente tendremos el slot para la tarjeta SIM.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

En la parte superior tenemos el micrófono de cancelación de ruido y un altavoz multimedia.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Si echamos un vistazo a la parte de abajo veremos otro altavoz, el micrófono de llamadas y el USB Tipo C para cargar el Galaxy Fold.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Cuando tenemos el terminal cerrado observamos que el vidrio es el gran protagonista con una parte trasera donde tenemos los tres sensores que conforman la cámara, sobresaliendo ligeramente del cuerpo del terminal, además de un flash LED de doble tono.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Si continuamos con el terminal cerrado, la parte delantera la conforma una pantalla, de la que hablaremos más adelante, un altavoz de llamadas y una cámara.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Si lo abrimos, además de la enorme pantalla de 7,3 pulgadas, vemos en la parte superior derecha dos sensores fotográficos, para hacernos selfies y videollamadas con la pantalla extendida.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Entendemos que hubiera sido una brillante idea colocar un S-Pen al estilo del Galaxy Note 10, ya que esta pantalla tan grande del Galaxy Fold hubiera dado mucho juego a un componente así. Tal vez la falta de espacio haya sido el detonante para no colocarlo.

Aunque tenemos dos pantallas, realmente usamos una

Como ya os hemos comentado en el Samsung Galaxy Fold tenemos dos pantallas:

  1. Pantalla principal: panel Dynamic AMOLED de 7,3 pulgadas, resolución 2.152 x 1.536 píxeles, HDR10+ y formato 4,2:3.
  2. Pantalla secundaria: panel Super AMOLED de 4,6 pulgadas, resolución 1.680 x 720 píxeles (HD+) y formato 21:9.

Algo que la mayoría de la gente nos ha preguntado estos días que hemos tenido el terminal es si se nota y se ve el pliegue de la pantalla. Pues bien, el pliegue si nos fijamos mucho o a contraluz se ve, pero nuestra experiencia ha sido totalmente contraria ya que en el uso diario te olvidas y no lo notas en absoluto.

Cuando más se nota este pliegue es en el momento de estar tocando con el dedo la pantalla puesto que al tacto si se nota, pero nada que haga que nuestra experiencia táctil empeore.

Es un panel preparado para devorar vídeos musicales, películas y juegos ya que es una pantalla grande que se ve muy bien, con unos colores sobresaturados muy espectaculares, un nivel de detalle alto y un brillo bueno, aunque no está a la altura del que tiene el Samsung Galaxy Note 10 Plus.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Esta pantalla tiene un contrapunto en lo que a frecuencia de actualización se refiere. Es decir, cuando estamos en una web con mucho texto o leyendo un libro, notamos que al desplazar dicho texto hacia arriba o abajo, las letras se mueven de manera desigual, como si fuese una ola del mar.

Es algo que empeora la experiencia de la pantalla y que además nos ha sorprendido que le ocurra a un producto de Samsung.

La pantalla secundaria es simplemente de tipo consulta o al menos así la hemos acabado utilizado nosotros.

El hecho de ser demasiado pequeña y estrecha (aunque se ve bien) no le otorga ningún tipo de ventaja, lo que hace que al final se acabe utilizando como una pantalla para dar un primer vistazo a cierta información y, si es interesante, utilizar la pantalla principal.

Review: Huawei Mate 30 Pro, un smartphone extraordinario si le instalas las apps de Google

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Para acompañar una buena pantalla principal, como hemos visto antes, Samsung ha decidido que su sonido esté a un gran nivel. El volumen es realmente bueno y con una calidad también a gran nivel, con un cuerpo en el sonido y unos graves que van a otorgarnos una gran experiencia.

No tiene jack de 3,5 mm, por lo que tendremos que recurrir a conectar nuestros auriculares vía USB-C o Bluetooth, o bien a usar los Galaxy Buds, auriculares inalámbricos de Samsung, que vienen con el terminal.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Nos ha gustado el sonido de los Galaxy Buds según vienen configurados, pero si entramos en las opciones de audio del dispositivo podremos activar el Dolby Atmos y variar ciertos parámetros para mejorar aún más la experiencia auditiva con estos excelentes auriculares.

Samsung Galaxy Fold, ficha técnica

  1. Pantalla principal: Dynamic AMOLED de 7,3 pulgadas, 2.152 x 1.536 píxeles y HDR10+ que da 362 ppp.
  2. Pantalla secundaria: Super AMOLED de 4,6 pulgadas, 1.680 x 720 píxeles y relación de aspecto de 21:9.
  3. Procesador: Qualcomm Snapdragon 855.
  4. GPU: Qualcomm Adreno 640.
  5. Memoria RAM: 12 GB.
  6. Almacenamiento interno: 512 GB.
  7. Cámara trasera: 12 MP f/1.5-2.4, Dual Pixel PDAF, OIS, 1 / 2.55 " y 1.4 µm + Telefoto 12 MP f/2.4, AF, OIS, Zoom óptico 2x, 1 / 3.6" y 1.0 µm + Ultra gran angular, 16 MP f/2.2 y 1.0 µm.
  8. Cámara delantera principal: 10 MP f/2.2 + Sensor de profundidad 8MP f/2.4.
  9. Cámara delantera cubierta: 10 MP f/2.2.
  10. Conectividad: Bluetooth 5.0, WiFi 802.11 a/b/g/n/ac/ax, A-GPS, GLONASS, GALILEO, BDS y NFC.
  11. Puertos y sensores: Sensor de huellas, sensor facial, USB-C, acelerómetro, giroscopio, proximidad, brújula y barómetro.
  12. Batería: 4.380 mAh, con carga rápida, carga rápida inalámbrica y carga inalámbrica inversa.
  13. Sistema operativo: Android 9 + One UI.
  14. Precio: 2.000 euros aproximadamente.

Compra: Samsung Galaxy Fold (eGlobal Central)

Rendimiento máximo

Para mover el Samsung Galaxy Fold tenemos:

  1. Qualcomm Snapdragon 855 cómo procesador.
  2. 12 GB de memoria RAM.
  3. 512 GB de almacenamiento.
  4. Adreno 640 como GPU.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Podemos tomarnos como sorpresa que Samsung no haya incorporado la versión Plus del Snapdragon 855 puesto que, aunque la ganancia no es mucha, algo sí que mejora el rendimiento.

Aun así, estamos ante un terminal que va a estar sobrado en todo aquello que le exijamos gracias al hardware que incorpora.

Si ejecutamos juegos potentes del tipo de Call Of Duty: Mobile (al que jugamos bastante últimamente), la experiencia es inmejorable ya que tenemos un gran rendimiento, sin lags, ni pérdida de frames, sin ningún tipo de ralentización, junto con una pantalla grande donde disfrutar más de unos gráficos tan espectaculares como los que tiene este juego.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

En cuanto al software tenemos Android 9 Pie bajo la capa de personalización propia de Samsung, llamada One UI.

One UI no es una de nuestras capas predilectas, pero si aceptamos que ha evolucionado mucho, sobre todo en estabilidad, desde los tiempos de TouchWiz, aunque sigue teniendo un diseño mejorable desde nuestro punto de vista.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Algo que nos ha gustado mucho es la capacidad para abrir una aplicación en la pantalla pequeña y cuando necesitemos ser más incisivos, con solo abrir el dispositivo tendremos esa misma app en grande.

Review: Huawei Watch GT 2, la elegancia no está discutida con la deportividad

Por ejemplo, hemos podido usar Google Maps en la pantalla secundaria a modo de indicador, pero cuando hemos necesitado modificar la ruta, abrimos el smartphone y tenemos Google Maps en una pantalla de 7,3 pulgadas.

Es una lástima que no todas las aplicaciones están adaptadas al formato de la pantalla principal (4,2:3). Esto significa que al ampliar dichas apps para que funcionen en toda la pantalla puede ocurrir que ciertos menús o parte de la aplicación queden cortados.

También tenemos la función Multi-Active Windows, que nos permite poner hasta tres aplicaciones al mismo tiempo en la pantalla. Se ven algo estrechas y si ponemos tres, las que permite poner en el lado derecho, son algo pequeñas, pero puede ser una función útil en algún que otro momento. Lástima que no todas las aplicaciones son compatibles con este sistema.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Al ser una pantalla tan grande nos parece una buena idea dividir el teclado en dos partes como han hecho con el Galaxy Fold y así conseguir mayor facilidad a la hora de escribir.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Mejor desbloquear con el rostro

El Samsung Galaxy Fold tiene todos los sistemas de desbloqueo fundamentales hoy en día.

El sensor de huellas está situado, como vimos antes, en el lado derecho del terminal, indistintamente si está abierto o cerrado.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Una vez nos ha leído la huella es rápido. El problema viene a la hora de leer la huella ya que la posición del lector no es demasiado buena y encima es bastante exigente con la posición del dedo. Todo esto hace que la experiencia con dicho sensor sea bastante mejorable, ya que la tasa de fallo es bastante elevada.

Lo mejor es activar el sensor facial para desbloquear el Galaxy Fold, aunque requiere tener la pantalla activada para que funcione. Lee rápido la cara y su funcionamiento es muy bueno en la mayoría de los casos, incluso con baja luminosidad. No tiene ni el más mínimo problema por llevar gafas como si le ocurre a algún sensor de este tipo en otros terminales.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Si no tenemos luz el sistema no funciona, pero al tener que encender la pantalla, la mayoría de las veces con la luz que desprende el panel es suficiente para desbloquear.

Review: Asus ZenBook Duo, un portátil diferente con doble pantalla

Cámaras muy buenas, pero no las mejores

El Galaxy Fold tiene nada más y nada menos que 6 sensores repartidos por el teléfono.

  1. Encima de la pantalla secundaria: un sensor de 10 megapíxeles con apertura focal 2.2 y 80 grados de campo de visión. Es el mismo sensor que tiene el Samsung Galaxy Note 10 en su cámara delantera.
  2. Encima de la pantalla principal: dos sensores, uno de 10 megapíxeles (el mismo sensor que vimos en las líneas de arriba) y otro RGB de 8 megapíxeles y apertura focal 1.9 destinado a la profundidad de las fotos.
  3. Parte trasera del dispositivo: tres sensores (iguales a los del Galaxy S10 Plus) con una cámara de 12 megapíxeles con focal variable de 1.5 a 2.4, un teleobjetivo de 12 megapíxeles con apertura focal 2.4 y un tercer sensor de 16 megapíxeles ultra gran angular con apertura focal 2.2.

Las fotos en líneas generales son muy buenas, no en vano estamos ante unos sensores de alta gama.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Cuadro tenemos luz suficiente las fotos son realmente buenas con un nivel de detalle bueno y unos colores que, pese a estar algo sobresaturados, también están a gran nivel.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Si utilizamos el sensor gran angular las fotos siguen siendo buenas, con algo menos de detalle y con un nivel de sobresaturación del color bastante mayor que el sensor principal.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Cuando queremos hacer fotos efecto bokeh, además de tener un modo retrato con varios niveles de desenfoque (algo que ayuda mucho), nos damos cuenta de que tanto difuminado como recorte se sitúan a un buen nivel.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Cuando decae la luz el nivel sigue siendo bueno ya que captura bien la luz y la nitidez, reproducción del color y contraste, pese a tener una ligera bajada, consigue una excelente nota.

En fotos donde hay un punto de luz intenso, el teléfono trabaja realmente bien y el ruido en la foto está muy limitado.

Afortunadamente Samsung tiene en su app de cámara un modo nocturno, que ayuda a la captura de la luz y al detalle de las instantáneas, ya de por sí buenas.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Las cámaras encargadas de los selfies, tanto la que está sobre la pantalla secundaria como la interior, nos va a lanzar unos selfies de bastante calidad sin llegar a ser espectaculares.

El modo retrato es sumamente mejor cuando lo hacemos con la doble cámara interior.

Imagen - Review: Samsung Galaxy Fold, el móvil plegable de la coreana ya está aquí

Aun con todo lo que te hemos contado de las cámaras del Galaxy Fold, creemos que lo mejor hubiera sido montar los mismos sensores del Galaxy Note 10+ para estar lo más actualizado posible. No es que las fotos de Galaxy Note 10+ sean infinitamente mejores, pero algo sí que lo son y el Fold debería tener lo mejor que nos puede ofrecer Samsung, a nuestro juicio.

El Galaxy Fold puede grabar en 4K a 60 fps. En la grabación de vídeo nos ha gustado mucho la estabilización tan buena que tienen los vídeos. En lo que a la calidad de la imagen se refiere, en líneas generales se ve muy bien, aunque hemos notado momentos puntuales, sobre todo en zonas muy iluminadas, donde distorsiona ligeramente la imagen, pero por lo demás no tenemos la más mínima queja.

Samsung mejora en autonomía, pero no lo suficiente

La capacidad de batería del Galaxy Fold es de 4.380 mAh con carga rápida de 15W, carga rápida inalámbrica de 15W y carga inalámbrica inversa de 9W.

La autonomía va a depender mucho de cuál es la pantalla que más se use, pero entendemos que la inmensa mayoría de usuarios utilizarán mucho más la pantalla principal.

En una primera prueba colocamos el brillo en un 60% y utilizamos un 70% la pantalla principal por un 30% la secundaria. En este caso pudimos llegar al final de la jornada con una buena cantidad de carga, en torno a un 30-35 por ciento.

Esto significa que se podría dejar sin cargar el terminal ya que llegaría a la mañana siguiente con carga, lo que le coloca en una autonomía de un día y medio aproximadamente. De todas formas, todo el mundo lo cargará por la noche, sobre todo porque casi todos necesitamos que nuestro smartphone tenga el 100% al empezar la jornada.

Review: Google Pixel 4, gran cámara y mucho más en un diseño discutible

Otra de las pruebas fue la de colocar el brillo otra vez al 60%, ver muchos vídeos en streaming, alternando con algún que otro rato jugando y parando lo estrictamente necesario para no desfallecer de hambre. En esta ocasión tuvimos que ponerlo a cargar antes de que terminase la jornada, aunque nos sorprendió que aguantó más de lo que esperábamos.

La carga rápida no está mal pero lejos de los mejores en este sentido, algo que le está pasando a Samsung en sus terminales de alta gama últimamente. Para completar una carga completa de 0 a 100% hemos tenido que esperar un poco más de dos horas. Para tener una batería bastante grande no esta mal, pero no es para “tirar cohetes”.

El Samsung Galaxy Fold del que acabamos de hacer la review, es el futuro de la telefonía móvil hoy en día, y se nota. Esta primera edición del Fold es sumamente innovadora y no hay ninguna duda de que estamos ante un gran dispositivo, pero aun así no es un terminal para todos los usuarios.

Y no decimos esto solo por el coste descomunal que tiene (unos 2.000 euros) sino por una configuración que, pese a que es un buen comienzo, no todos los usuarios estarían dispuestos a comprar un móvil que cerrado es muy ancho, pesado y encima muy caro, solo por el hecho de tener una pantalla que se hace más grande.

Compra: Samsung Galaxy Fold (eGlobal Central)

El concepto es bueno y como punto de partida nos parece que es una muy buena señal, pero creemos que esta idea se debería pulir más para lograr gustar a la inmensa mayoría de los usuarios, aparte de reducir su coste.

Puntos fuertes del Samsung Galaxy Fold en nuestra review

  1. Es un terminal del futuro, hoy en día.
  2. La pantalla es ideal para disfrutar de contenido multimedia y juegos.
  3. El rendimiento está a la altura de los mejores.
  4. Tener una pantalla tan grande es una ventaja en muchos aspectos.

Puntos débiles del Samsung Galaxy Fold en nuestra review

  1. El concepto necesita pulirse.
  2. Es un terminal excesivamente caro.
  3. La pantalla secundaria acaba cayendo en el olvido con el paso de los días.
  4. El sensor de huellas no acaba de convencernos ni por posición, ni por funcionamiento.

Nuestra valoración

  1. Diseño: 8
  2. Pantalla: 9
  3. Hardware: 9,5
  4. Autonomía: 8
  5. Software: 8
  6. Precio: 5
  7. Puntuación global: 7.9

Review: Samsung Galaxy Tab S6, sigue siendo la reina de las tablets Android

En este artículo hay enlaces por los que recibimos una pequeña comisión por cada compra, pero esto no tiene coste extra alguno para ti. Esto no repercute en nuestras recomendaciones, que son siempre independientes y objetivas.
Sobre el autor
@ManuNaranjoR |

Creador de contenidos multimedia (YouTube) y redactor en El Grupo Informático. Apasionado por la tecnología, loco por probar aparatos tecnológicos y amante empedernido del mundo smartphone. A partir de hoy empieza lo mejor.

Ver Comentarios