StreamYard, qué es y cómo funciona

StreamYard, qué es y cómo funciona

Manuel Naranjo

Había muchas personas que utilizaban redes sociales para retransmitir streaming por medio de la desaparecida Hangouts. Pues bien, StreamYard es una alternativa más que interesante de la aplicación propiedad de Google. En este artículo te vamos a mostrar qué es y cómo funciona.

La verdad es que no es difícil encontrar en la red aplicaciones de este mismo tipo, pero StreamYard es una de las que mejor funcionamiento tienen actualmente.

20 herramientas para emitir en streaming

Qué es StreamYard

StreamYard es un programa para poder hacer retransmisiones de vídeo en streaming por nuestras redes sociales, funcionando desde nuestro navegador.

El poder hacer este tipo de transmisiones desde el navegador nos otorga un plus de comodidad, además de tener varias funciones muy interesantes para cuando estemos con la retransmisión, como pueden ser:

  1. Se puede hacer streaming multiplataforma, es decir no solo nos limitará a hacerlo en un canal.
  2. Al ir por medio del navegador podremos acceder desde cualquier dispositivo, en todo momento.
  3. Se podrán incorporar múltiples invitados a la retransmisión, todos de manera simultánea.
  4. En las transmisiones podremos poner nuestro propio logo o incluso colocar algún banner.
  5. Se podrán añadir fondos personalizados.
  6. Con StreamYard también podremos responder a los comentarios e incluso colocar los que nos parezcan más interesantes en la pantalla.

StreamYard es una herramienta bastante fácil e intuitiva de manejar y con la que no se necesita un gran esfuerzo por nuestra parte para aprender a manejarla.

La opción gratuita tiene múltiples funciones que van a servir para la inmensa mayoría de usuarios, aunque tiene otras dos modalidades de pago.

  1. Las principales “pegas” de la versión gratuita es que en las transmisiones pondrán varias marcas de StreamYard, que dichas transmisiones están limitadas a 20 horas al mes y que, aunque pueda haber 10 personas en la sala retransmitiendo, solo se podrá ver 6 al mismo tiempo, obligando a tener que ir cambiando de una a otra.
  2. En la versión denominada Basic, cuyo precio es de 20 dólares al mes, no existen ninguna marca de StreamYard, el streaming es ilimitado, se puede colocar el logo que nosotros queramos en la transmisión, podremos grabar hasta 4 horas de la transmisión y podremos hacer el streaming desde dos plataformas al mismo tiempo.
  3. La tercera opción tiene un coste de 39 dólares al mes y se denomina Proffesional, con únicamente dos diferencias con respecto a la versión Basic, que se pueden grabar hasta 8 horas de transmisión y el streaming se podrá hacer desde 5 plataformas distintas.

Cómo hacer streaming de Kodi con Chromecast

Cómo funciona StreamYard

Para funcionar con StreamYard no debemos descargar nada, puesto que todo se hace desde nuestro navegador, lo que nos va a permitir hacerlo desde cualquier lugar y dispositivo que tenga uno.

Lo primero es registrarse en la web y así ya tendremos nuestra propia cuenta. Para ello nos va a pedir nuestro correo electrónico y posteriormente no enviará un código de 6 dígitos para introducir.

Imagen - StreamYard, qué es y cómo funciona

Una vez introducidos, debemos sincronizar las redes sociales en las que queramos hacer la transmisión en streaming.

Imagen - StreamYard, qué es y cómo funciona

Si ya hemos termiando el paso anterior, podremos empezar a retransmitir streaming en la red social que queramos, pero si queremos configurar todo antes de transmitir, una vez hayamos pulsado en “Create a broadcast (crear una transmisión)” por ejemplo en Facebook, debemos hacer click en “Skip, Record only (Saltar, solo grabar)” para configurar primero como será la transmisión. Si ya tenemos experiencia en el programa no hace falta saltar nada.

Seguidamente nos pide dar permisos para abrir la cámara, el micrófono y nos pide el nombre con el que queremos aparecer en la transmisión.

Ahora ya estamos en el panel de control de StreamYard y cómo veréis es muy intuitivo, puesto que debajo de la imagen principal (nuestra cámara) vemos como podemos configurar los distintos tipos de transmisiones con otros usuarios.

Imagen - StreamYard, qué es y cómo funciona

En la columna de la derecha vemos que podemos marcar varias cosas.

  1. Comments: los comentarios de los espectadores, que incluso podemos incorporarlos a la pantalla principal cuando vayamos a contestar a uno.
  2. Banners: por si queremos poner algún tipo de banner en la transmisión.
  3. Brand: el logo que queramos poner (solo en las versiones de pago), si estás en la versión gratuita te saldrán varios logos de StreamYard.
  4. Private Chat: es un chat privado entre los miembros que retransmiten en el streaming.
  5. Settings: es la sección de configuración interna del programa.

Imagen - StreamYard, qué es y cómo funciona

Si vemos el menú de la parte de debajo de la pantalla nos daremos cuenta de que se dedica a parámetros del hardware de transmisión como apagar el micrófono (mute), parar la cámara (Stop Cam), configurar la cámara y el micrófono (Cam/Mic), poner la transmisión a pantalla completa (Share Screen) y una de las más importantes como es invitar a otros usuarios a hacer streaming con nosotros (Invite).

Imagen - StreamYard, qué es y cómo funciona

Como puedes ver esta herramienta es muy fácil de usar, posiblemente lo mejor que tiene, y con suficiente potencia como para que todo funcione de manera correcta, aunque gran parte del éxito de la transmisión la tiene nuestra propia conexión, por lo que eso no es achacable a StreamYard.

El punto malo es que si queremos quitar los molestos logos que coloca la propia herramienta, que no son precisamente pequeños y no es uno solo, sino que son tres, tendremos que optar por una de las versiones de pago existente, algo que cada persona debe saber si le es rentable o no.

En líneas generales la versión gratuita tiene muchas cosas interesantes, pero justo el tener una transmisión con esos tres logos en la pantalla es algo que no nos acaba de convencer. Entendemos que uno podría ser suficiente, pero esos tres y con el tamaño que tienen, empeoran mucho la experiencia y pueden hacer que el usuario que no pueda gastarse 20 dólares mensuales por que va a hacer un solo streaming al mes o incluso menos, no acabe usando el programa y marchando a la competencia.

Ahora debéis de ser cada uno de vosotros los que decidáis si os gusta esta herramienta, si la vais a probar y usarla. Si es así no encantaría que nos contéis vuestra experiencia en los comentarios de este mismo artículo.

Stadia ya está disponible: la apuesta de Google por los juegos en streaming

Ver Comentarios