Curve, qué es y cómo funciona

Por Alejandro Fernández |

Es posible que hayamos escuchado la existencia de muchos servicios financieros que podemos tener a través de nuestro móvil, Curve es uno de los más recientes y algo más desconocidos en España. No por ser más desconocido deja de ser interesante, por lo que veamos qué es Curve y cómo funciona este servicio.

El mundo de las finanzas ha evolucionado mucho de la mano junto al de la tecnología, ya que podemos realizar pagos móviles a través de nuestro reloj inteligente, móvil e incluso disponer de una cuenta corriente en la otra punta del mundo sin necesidad de tener que viajar a ese país.

La mayoría de usuarios poseen varias tarjetas a las cuales les damos un uso distinto, una para hacer la compra, echar gasolina o tomar algo, otra para realizar compras por Internet…. Al final nos encontramos con que disponemos de múltiples tarjetas, y es posible que cada tarjeta pertenezca a una entidad bancaria distinta.

Imagen - Curve, qué es y cómo funciona

Curve es el intento de la unificación de todas nuestras tarjetas en tan sólo una. No es un banco, sino una tarjeta que puede ser varias tarjetas a la vez. Al igual que Revolut o Bnext, funciona a través de una app la cuál es fundamental para el control y el funcionamiento del servicio.

Como ocurre con Bnext o Revolut, una vez nos hemos dado de alta en Curve, el siguiente paso es recibir nuestra tarjeta Curve. Podemos esperar a que nos llegue o por el contrario ir añadiendo las diferentes tarjetas que poseemos y así no tenerlo que hacer al utilizarla.

En la app de Curve añadiremos las distintas tarjetas de las que ya disponemos ya sean de débito o de crédito. Cuando las hayamos añadido, ya que la principal ventaja de Curve es precisamente poder utilizar varias tarjetas desde una misma app, así no tendrás la necesidad de tener que llevar la tarjeta que estamos utilizando de forma física.

Cómo pago si no tengo la tarjeta de forma física

Gracias a la tarjeta Curve, seleccionamos dicha tarjeta en la app de Curve y la tarjeta que recibimos en nuestra casa que no dispone de ningún coste no tiene crédito, sino que lo que hacemos a través de ella es que los cargos se transfieran a la otra de forma inmediata.

Aunque desde la app de Curve podemos elegir la tarjeta con la que queremos pagar en cada momento, siempre recomendamos disponer de la tarjeta Curve y una adicionalmente por si el servicio falla. Lo hace de vez en cuando en algunos lugares como peajes, en los que más conflictos existe con las tarjetas prepago, entre otras.

La app como centro de control

Imagen - Curve, qué es y cómo funciona

Como ya hemos comentado anteriormente, la app en Curve es fundamental pero, al margen de que es a través de la cual añadimos las diferentes tarjetas, podremos visualizar los diferentes gastos que hemos hecho con cada una de ellas, un balance de los gastos, bloquearlas por si nos las han robado o incluso ver el PIN.

A través de la app, también podemos enviar y recibir dinero entre otros usuarios que utilicen el servicio. Curve, al igual que ocurre en algunas fintech, cuenta con la posibilidad de disfrutar de algunas ventajas en determinados servicios como seguros, préstamos, cuentas…

Ventajas de Curve

Imagen - Curve, qué es y cómo funciona
A lo largo del artículo hemos visto muchas de las ventajas con las que cuenta, pero veámoslas en profundidad:

  1. Beneficios: nos devuelven en 1% de nuestras compras en forma de Curve cash (moneda de Curve la cual podremos canjear por suscripciones de Netflix, Spotify, entre otros). Este “cash back" únicamente se nos devolverá en algunas tiendas llamadas “Top retailers”.
  2. Enviar y recibir dinero: se puede hacer entre amigos y en múltiples divisas sin ningún tipo de comisión.
  3. Gestiones: existe la posibilidad de conocer el PIN de nuestras tarjetas y bloquearlas para que no se pueda realizar un cargo cuando se encuentren bloqueadas.
  4. Cargos: en los cargos podremos añadir la factura del sitio mediante una foto o una descripción, siendo compatibles ambas al mismo tiempo.
  5. Tecnología: la tarjeta Curve dispone de NFC o contactless.
  6. Notificaciones: hay notificaciones en tiempo real de los cargos.

Desventajas de Curve

Curve es un servicio realmente llamativo y que puede ser muy práctico, pero al igual que la mayoría de servicios no es perfecto y cuenta con varias desventajas que deberemos valorar si nos afectan más o menos a la hora de realizar el uso de la tarjeta.

  1. Hay algunos establecimientos en los que falla al intentar pagar, no siempre las TPVs son capaces de realizar cargos en estas tarjetas, aunque por lo general no debería de haber mayor problema en la mayoría de situaciones.
  2. No es compatible con Google Pay, Apple Pay ni Samsung Pay.
  3. App totalmente en inglés.
  4. Algunos usuarios experimentan problemas al sacar dinero de los cajeros, en función de la entidad bancaria si lo detecta igual que una de débito o no.
  5. Cuenta con planes de pago.

Planes de pago vs versión gratuita, diferencias

Curve, al igual que Revolut o N26, cuenta con tarjetas de pago, es decir, deberemos de pagar una mensualidad casi siempre en libras debido a que Curve es un servicio inglés nacido en 2015 pero es totalmente usable en España. Te detallamos todos los planes a continuación:

Curve Blue, la versión gratuita

Imagen - Curve, qué es y cómo funciona

La versión gratuita de Curve, se llama Curve Blue en ella encontraremos las siguientes ventajas:

  1. Todas tus tarjetas en una.
  2. Tarjeta de Curve.
  3. Soporte para Mastercard y Visa.
  4. Curve Cash: Nos devuelven el 1% de nuestras compras en tres tiendas durante 90 días.
  5. Posibilidad de sacar hasta 200 libras en cajeros al mes gratis.
  6. Garantía de devolución hasta 100.000 libras.

Curve Black desde 9,99 libras/mes

Imagen - Curve, qué es y cómo funciona

La versión intermedia, recibe el nombre de Curve Black y dispone de un coste de 9,99 libras a mes. Estas son sus principales características:

  1. Todas tus tarjetas en una.
  2. Tarjeta de Curve.
  3. Soporte para Mastercard y Visa.
  4. Curve Cash: Nos devuelven el 1% de nuestras compras en tres tiendas Acceso ilimitado para realizar operaciones con Forex.
  5. Posibilidad de sacar hasta 400 libras en cajeros al mes gratis.
  6. Garantía de devolución hasta 100.000 libras.
  7. Seguro de viaje en todo el mundo y de aparatos electrónicos.

Curve metal, por 14,99 libras mensuales

Imagen - Curve, qué es y cómo funciona

La versión metal, la cual recibe este nombre porque la tarjeta que nos envía Curve en este caso, está construida en este material dispone de un coste de 14,99 libras al mes. Lo más destacado de la Curve metal es lo siguiente:

  1. Todas tus tarjetas en una.
  2. Tarjeta de Curve.
  3. Soporte para Mastercard y Visa.
  4. Tarjeta Curve construida en metal disponible en tres colores.
  5. Curve Cash: Nos devuelven el 1% de nuestras compras en seis tiendas Acceso ilimitado para realizar operaciones con Forex.
  6. Posibilidad de sacar hasta 600 libras en cajeros al mes gratis.
  7. Garantía de devolución hasta 100.000 libras.
  8. Seguro de viaje en todo el mundo, de aparatos electrónicos y para coche de alquiler en caso de colisión.
  9. Acceso a la zona “Lounge” de todos los aeropuertos del mundo.

Como vemos, cada tarjeta dispone de sus ventajas, pero debe valorar cada uno si son lo suficientemente buenas como para para el coste de la mensualidad que cada una corresponde. Casi todas ellas comparten servicios aunque en algunos casos resultan más o menos completos.

Pese a que la divisa se halle en libras, no supone ningún problema ya que por el momento, Reino Unido se encuentra dentro de la Unión Europea y en la página web de la propia compañía indica que no hay ningún tipo de problema para utilizar la tarjeta de Curve en países como España, Francia, Italia…

Cómo inutilizar tu tarjeta de crédito en caso de robo

¿Qué te parece Curve? ¿Te parece útil o un servicio más?

Comentarios