Ojo con que lo que envías por WhatsApp: un juzgado estima que los mensajes de WhatsApp son una prueba válida

Ojo con que lo que envías por WhatsApp: un juzgado estima que los mensajes de WhatsApp son una prueba válida

El Juzgado de Primera Instancia nº 6 de Granollers ha establecido un precedente al considerar los mensajes de WhatsApp como una prueba válida en un caso de devolución de un préstamo. La sentencia obliga al demandado a pagar una deuda de 5.000 euros, además de las costas judiciales.

Este es el resultado de una disputa en la que dos individuos establecieron un préstamo sin contrato de por medio. Uno de ellos le prestó el dinero al otro, y conforme fue pasando el tiempo, este último no le devolvió el importe prestado.

Sin embargo, y pese a no tener documento legal firmado, el demandante recurrió a la vía judicial. Como fundamentos de su reclamación, presentó justificantes bancarios de las transacciones realizadas a través de Bizum y transferencias, así como las conversaciones mantenidas por WhatsApp donde el demandado reconocía la deuda.

Lo llamativo de este asunto es que se considerasen las conversaciones por WhatsApp como una prueba válida sin hacer un cotejo judicial del dispositivo móvil, equiparándose así a un acuerdo o reconocimiento del deudor.

Por un lado, esto es una buena noticia para todas aquellas personas que, en confianza, prestan dinero a alguien de su círculo cercano sin documentos de por medio, pero ven que no reciben el dinero de vuelta pasado un tiempo. Así, podrán presentar denuncia con los justificantes de las transferencias y la conversación que hayan tenido en un medio como WhatsApp.

Sin embargo, esto también puede representar un problema, ya que, si no realiza un informe pericial informático o algún tipo de inspección similar para demostrar la veracidad de las pruebas, cualquiera con un poco de habilidad puede falsear una conversación de WhatsApp, inculpando falsamente a terceros de cosas que no han sucedido.

No obstante, bien es cierto que en este caso el demandado no se presentó ni hizo ningún tipo de gestión, por lo que es posible que si un demandado indicara que él no escribió tales cosas en una conversación digital, esto se revisara más a fondo.

Últimamente, estamos viendo bastante movimiento en los juzgados relacionado con temas digitales, como las personas que han ido al juzgado para recuperar una cuenta de Facebook o Instagram hackeada.

Es inevitable que esto aumente con el paso de los años, aunque, eso sí, esperamos que los medios para verificar las pruebas, los cuales, al parecer, no han estado en este caso de la estimación de los mensajes de WhatsApp como prueba válida, estén ahí para que no surja un aumento de falsas denuncias.

Irlanda frena a Meta: pausan el entrenamiento de la IA con tus datos de Facebook e Instagram

Vía: Abogacía Española

  • Ver Comentarios