Cómo extender la cobertura de Internet a través de la red eléctrica

Por El Grupo Informático |

Acceder a Internet sin usar ningún tipo de cable es posible desde hace mucho tiempo. La conectividad WiFi supuso toda una revolución, aunque en ocasiones su alcance no es del todo satisfactorio y hay que recurrir a soluciones que ayuden a solventar este escollo, en concreto haciendo uso de la red eléctrica de nuestra casa para extender la cobertura de Internet.

Para poder tener una conexión WiFi en el hogar necesitamos poseer un router WiFi, de modo que sea el dispositivo que suministre dicha conectividad para que podamos conectarnos a Internet desde un smartphone, tablet, portátil, videoconsola o cualquier otro dispositivo.

Sin embargo, el alcance de la señal WiFi disminuye conforme nos alejamos del dispositivo principal que ofrece la conexión inalámbrica, lo que supone que llegará un punto en que la señal es tan débil que tu dispositivo no pueda conectarse a Internet.

Imagen - Cómo extender la cobertura de Internet a través de la red eléctrica

Para corregir esta situación existen distintas soluciones, una de ellas pasa por aprovechar la red eléctrica y poder llevar Internet hacia rincones donde habitualmente no es posible conectarse a una red WiFi o donde no hay una toma de red física para una conexión por cable.

El PLC es el dispositivo idóneo

Los PLCs son los dispositivos que buscamos en este caso. Vienen en packs de 2 unidades, aunque también es posible encontrar packs de hasta 3 dispositivos. No obstante, se pueden comprar más unidades según las necesidades de ampliación de cobertura que se precisen.

¿Por qué vienen en pares? Con un solo PLC no podríamos hacer nada, como mínimo son necesarios dos, uno de ellos va conectado a un enchufe y al router principal mediante cable de red Ethernet y los otros se colocan en cualquier otro enchufe donde se necesite acceso a Internet. Algunos de ellos, son, además puntos de acceso WiFi.

Una vez configurados correctamente, proceso realmente sencillo y que no requiere ordenador ni conocimientos técnicos, proveen de Internet en cualquier sitio, pues es muy probable que tengas enchufes en varias habitaciones, lo que permite extender la cobertura de Internet en prácticamente toda la casa u oficina.

Imagen - Cómo extender la cobertura de Internet a través de la red eléctrica

En el mercado encontramos un amplio abanico de PLCs, pero no todos son iguales y ofrecen prestaciones muy diversas y ajustadas a las necesidades que puede buscar cualquier usuario para satisfacer las demandas de Internet en su casa.

Prácticamente todos tienen el mismo funcionamiento, pero no todos brindan las mismas posibilidades y, por supuesto, hay de todos los precios, un aspecto que guarda relación con las características y con lo que son capaces de ofrecer.

Sí es muy importante comprobar que sean compatibles con el estándar HomePlug AV2, puesto que es la tecnología que gestiona la comunicación PLC a través del cableado eléctrico, y permite incluso conectar varias unidades aunque sean de diferentes fabricantes, ya que es un estándar.

D-Link es un reconocido fabricante de productos de conectividad y videovigilancia y en su catálogo encontramos un buen número de PLCs compatibles HomePlug AV2, con buenas prestaciones y precios muy competitivos. Entre las múltiples opciones se encuentran los DHP-W311AV y DHP-W611AV.

D-Link DHP-W311AV, hasta 500 Mbps de velocidad

El DHP-W311AV es un kit compuesto por dos dispositivos con un diseño cuidado, el adaptador AV PowerLine AV DHP-308AV y un extensor inalámbrico PowerLine AV N300 DHP-W310AV. La instalación es Plug&Play y permiten expandir la cobertura WiFi por todo tu hogar.

La red eléctrica será el medio de transporte para llevar Internet a donde no llegaba anteriormente. Ofrece una velocidad de hasta 500 Mbps sin pérdidas de calidad, pues tendrás una buena conexión independientemente de la lejanía del router principal.

La instalación de este kit es muy sencilla, como en cualquier PLC Powerline. Se conecta el adaptador principal AV PowerLine AV DHP-308AV al router mediante cable de datos Ethernet LAN (viene con el pack) y a una toma de corriente, mientras que el extensor Wi-Fi N300 DHP-W310AV es el que se debe instalar en aquel lugar donde queremos un acceso a Internet, ya sea por WiFi o por cable, ya que también dispone de un puerto de red Ethernet LAN.

Y ya está, las dos unidades se sincronizan por la red eléctrica y extienden la red y la conexión a Internet del router por el cableado eléctrico. La única limitación técnica, inherente el sistema PLC Powerline, es que ambas unidades PLC deben estar en la misma fase eléctrica, obviamente porque el cableado eléctrico debe pertenecer a la misma línea o será imposible que estén conectados.

Otra recomendación es no enchufarlos en tomas eléctricas múltiples, lo más aconsejable es que vayan a tomas únicas de pared para evitar interferencias.

D-Link DHP‑W611AV, para un Internet sin límites

El DHP‑W611AV supone un kit más avanzado que el anterior, con WiFi de doble banda (2,4 y 5 GHz) y soporte para priorización de tráfico mediante QoS. Compuesto también por dos dispositivos, el DHP‑W611AV ofrece una velocidad de hasta 1.000 Mbps en la línea PLC y de 1.200 Mbps a través del extensor WiFi ac.

El dispositivo principal cuenta con indicadores LEDs y con una toma de corriente incluida, lo que quiere decir que donde lo enchufes no perderás esa toma, ya que puedes conectar al PLC cualquier otro aparato extra.

El extensor WiFi con dos antenas es el que se encarga de proveer la señal WiFi y permitir también la conexión por cable en su puerto LAN Gigabit que le envía el adaptador principal a través de la red eléctrica. Podrás disfrutar de una conexión de alta velocidad, tanto como para hacer uso de juegos online o incluso streaming en 4K.

Los PLCs suponen una eficaz y económica solución para extender la cobertura de Internet de una casa u oficina a sitios que anteriormente no tenían acceso a la red. Estos dispositivos son capaces de superar obstáculos y permiten llevar Internet a cualquier rincón gracias a su sencilla configuración y puesta en marcha.

La cuestión es contar con una red eléctrica en condiciones, pues será el medio por el cual viajará la señal de Internet que provee el PLC, de modo que los extensores colocados en una toma de corriente brindan un nuevo punto de red para acceder a Internet a través de WiFi o por cable.

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.