¿Qué es el blooming o efecto halo en un televisor?

¿Qué es el blooming o efecto halo en un televisor?

Seguro que alguna vez hemos notado el efecto halo o blooming en un televisor. Por ejemplo, ante una escena del cielo nocturno no veremos las estrellas como un punto blanco bien definido, sino que habrá un halo blanco difuso a su alrededor.

El blooming se caracteriza por mostrar un resplandor alrededor de objetos muy brillantes sobre fondo oscuros, sobre todo si las zonas brillantes son pequeñas. Hablamos de un defecto de la reproducción del panel, pues en la imagen original esos halos no están presentes.

Hay muchas escenas de series, películas o videojuegos donde el blooming será un problema, como las luces de una ciudad por la noche, una antorcha en una zona de penumbra o cualquier personaje que aparezca iluminado frente a un fondo oscuro.

Por ejemplo, el fabricante TCL ejemplifica con esta comparativa cómo el blooming deteriora una escena:

Imagen - ¿Qué es el blooming o efecto halo en un televisor?

El blooming no se da igual en todos los televisores, depende de la tecnología de pantalla que empleen. Curiosamente, no es un problema tan grave en los modelos de gama baja, sino en TVs de gamas media-alta, donde se espera una calidad de imagen considerable, y los halos pueden suponer una decepción.

En realidad, cualquier pantalla (móvil, tablet, portátil, o hasta un smartwatch) puede sufrir de blooming, pero casi siempre se habla de este defecto en los televisores. Su gran tamaño lo hace más perceptible, y es en series, películas o juegos donde más se nota, no en las apps o interfaz de un sistema operativo.

Un problema grave en televisores LED FALD

El sistema más habitual para generar la luz en los televisores actuales es una retroiluminación mediante LED, pues los paneles LCD habituales (IPS o VA) no generan la luz directamente en los píxeles individuales que conforman la imagen.

Por ejemplo, en un televisor 4K (3.480 x 2.160 px) tenemos más de 8 millones de píxeles cuyo color se controla de manera individual. En cambio, el brillo es mucho menos preciso, lo que limita el contraste entre las zonas oscuras y claras.

Un contraste bajo supone que los negros se vean grises y los blancos no destaquen, lo que limita las posibilidades de HDR. Por eso la retroiluminación ha ido evolucionando, de manera que se puedan apagar los LEDs de las zonas oscuras.

Actualmente, los televisores LCD usan uno de estos tres sistemas de retroiluminación, ordenados de peor a mejor:

  1. Edge LED: la iluminación se coloca en los bordes, solo se puede modificar la intensidad por columnas.
  2. Local LED: hay LEDs en toda la pantalla, pero con sin un control del brillo de cada uno de ellos.
  3. Direct LED / FALD: tenemos una red de LEDs que cuyo brillo se puede modificar de manera individual.

FALD son las siglas de Full Array Local Dimming (Atenuación Local Matriz de Completa), también conocido como Direct LED. Mejora el contraste al reducir el brillo de las zonas de la imagen más oscura, o incluso apagar los LEDs de esa zona.

Eso sí, el número de zonas independientes es variable, y no obtendremos la misma precisión si el televisor dispone de 30, 50 u 80 zonas de atenuación local. Siempre habrá muchas menos zonas de control del brillo que píxeles, lo que es la causa última del blooming.

Así compara LG las tecnologías Edge/Local LED, FALD y sus paneles Mini LED (de los que hablamos más abajo):

Imagen - ¿Qué es el blooming o efecto halo en un televisor?

El blooming no es un problema serio en los televisores Edge LED o Local LED (de gama de entrada), porque el contraste no es suficientemente alto para que sea un defecto muy perceptible y, además, son modelos baratos con una calidad de imagen limitada.

En cambio, los televisores FALD son los más afectados por el blooming, ya que pueden reducir el brillo o apagarlo, pero con una precisión limitada. Por ejemplo, en una escena de la luna en un cielo oscuro podría coincidir que uno de los LEDs del panel está justo en el borde de la luna, así que crearía un halo de luz en la zona que debería ser negra.

Cuantas más zonas independientes tenga el panel, menor será el blooming, pero es muy difícil hacerlo desaparecer. Los algoritmos de imagen y el procesador de la TV ayudan a veces a disimularlo, pero es un defecto del panel que no se va a eliminar.

Una ayuda rápida para detectar blooming son los vídeos diseñados para ello, que concentran varias escenas donde este defecto tiende a hacerse muy visible:

El blooming o efecto halo es solo uno de los problemas asociados a la retroiluminación. También existen el clouding, cuando el brillo no es uniforme, que suele ocasionar una especie de "nubes" más claras en los bordes.

Por último, cabe destacar que tecnologías como QLED, Quantum Dots o Nanocell no hacen referencia a la retroiluminación. Son una capa superior de un material denominado puntos cuánticos, que potencia el color, pero no está relacionado con el blooming.

Mini LED y OLED evitan el blooming

La tecnología que evita el blooming por completo es OLED, pues cada píxel genera luz de manera individual. Es decir, en un cielo estrellado, los píxeles de la estrella tendrán un brillo alto, y los adyacentes estarán apagados.

Por otro lado, Mini LED reduce el blooming o lo hace desaparecer, en función de cómo se aplique. En esencia, Mini LED no es una tecnología diferente a los LCD FALD, pero el número de LEDs es mucho más alto, así que la precisión del brillo se dispara.

Imagen - ¿Qué es el blooming o efecto halo en un televisor?

Hablamos de cientos o de miles de zonas independientes, en función del televisor, con lo que la precisión sube muchos enteros. Sin olvidar que el contraste también se ve beneficiado, pues un manejo tan exacto del brillo permite iluminar más las zonas claras sin perjudicar a las oscuras.

El siguiente paso será la tecnología Micro LED, donde cada uno de los LEDs posteriores corresponderá a un píxel de la imagen. Esto eliminaría el blooming por completo, ofrecería un contraste tan bueno como OLED y un brillo máximo superior.

Existen algunos televisores Micro LED en el mercado, como The Wall de Samsung, pero más bien se centran en instalaciones comerciales, por su alto coste y unos tamaños superiores a las 100 pulgadas. La idea es seguir avanzando en la miniaturización de los LEDs para que se popularicen en televisores y otros paneles más pequeños.

Corregir el blooming con los ajustes de la TV

El blooming es un problema inherente al panel físico, así que no se puede eliminar por completo, pero sí que se puede disimular a costa de perjudicar el contraste. Al final, tendremos que encontrar un equilibrio entre el blooming y los niveles de contraste.

Para reducir el blooming se debe ajustar los niveles máximos y mínimos de los LEDs traseros, algo que se suele denominar "atenuación local" en los ajustes de imagen. Es decir, se reduce la diferencia entre el brillo más alto y el más bajo, reduciendo el blooming, pero también el contraste, de modo que perdemos en parte la principal ventaja de un televisor FALD.

Cada fabricante de TVs tiene menús propios, que además cambian entre los diferentes modelos, pero este ajuste de atenuación local lo encontraremos en una ruta similar a estas:

Menú -> Ajustes de imagen -> Ajustes avanzados (Android TV)

Imagen -> Configuración del modo de imagen -> Opciones de imagen -> Atenuación local del LED (LG)

Configuración -> Imagen -> Configuración para expertos -> Atenuación local (Samsung)

Imagen - ¿Qué es el blooming o efecto halo en un televisor?

Lo normal es que haya varios niveles de atenuación local para experimentar (alto, medio y bajo, por ejemplo). Escogeremos el que consideremos que reduce lo suficiente el blooming, sin afectar en exceso al contraste, pues al final depende de nuestras preferencias.

En definitiva, el blooming es un defecto molesto pero de difícil solución en los televisores LED FALD. La evolución de los paneles a OLED y Mini LED hará que cada vez sea menos relevante, pero en las TVs afectadas poco o nada pueden hacerse para evitarlo.

Cómo duplicar la pantalla del móvil al televisor

  • Ver Comentarios