¿Por qué un iPhone de segunda mano es tan caro?

¿Por qué un iPhone de segunda mano es tan caro?

Si estás pensando en comprar un móvil de Apple, seguramente te preguntarás por qué un iPhone de segunda mano es tan caro y la verdad es que no se trata de un mero capricho, en primer lugar porque existen diferentes maneras de conseguirlos y a su vez, hay diferentes opciones disponibles para ello.

Mientras más reciente sea el modelo de iPhone de segunda mano, a diferencia de un Android, el dispositivo puede tener un precio más elevado; aunque nunca llegaría hasta el precio de un modelo nuevo; claro está. Muchas veces, los usuarios de Apple acostumbran a renovar de terminal en cada generación, así que en muchos casos son móviles con apenas un año de uso.

Esto es lo que nos gustaría que tenga el iPhone 15

iPhone usado, pero en buen estado

Imagen - ¿Por qué un iPhone de segunda mano es tan caro?

La verdad es que un iPhone termina siendo un gran inversión, y para mal de los usuarios de Android, son terminales que valen cada euro y dólar que cuesta. La calidad de sus componentes, el material de su cuerpo y pantalla, la cámara, el sistema operativo… todo eso suma al momento de elegir un terminal y es en parte la razón por la que puede ser tan caro.

Muchos dueños de iPhone han pagado 900 y 1.000 euros al momento de tener un nuevo teléfono, pero si desean cambiar deben hacer de nuevo esa misma inversión; sin embargo, no tienen manera de ofrecer ninguna garantía sobre el dispositivo y por eso optan por rebajar de 300 a 400 euros al precio original. El problema es que sigue siendo mucho dinero tener que pagar 600 euros por un teléfono usado, así sea de gama alta.

iPhone reacondicionado

Seguramente te has conseguido en Amazon y en algunas tiendas en línea los conocidos “iPhone remanufacturado” eso significa que el teléfono ha sido devuelto a la empresa por medio de algún programa de cambio de equipos, o bien fue recuperado de algún cliente que no cumplió con pagos.

Estos dispositivos son restablecidos completamente por Apple o por un servicio técnico autorizado. Cambian la carcasa, hacen una limpieza general y sustituyen la batería, como resultado, tendrás un teléfono prácticamente nuevo, pero por un precio menor.

Otra ventaja de los teléfonos remanufacturados es que cuentan con un período de garantía, que en muchos casos no es igual a la garantía original, pero es tiempo suficiente para que puedas probar el funcionamiento del móvil.

Esta es una razón de por qué un iPhone de segunda mano, en estas condiciones, puede resultar tan caro. Finalmente, pagas menos que un teléfono sellado, pero estás teniendo los beneficios de un smartphone nuevo.

Actualizaciones: mucho más soporte que un Android

Imagen - ¿Por qué un iPhone de segunda mano es tan caro?

Si tu amigo tiene pensado vender su iPhone 13 Pro y te pide 500 euros, seguramente pensarás que un Xiaomi nuevo te puede costar eso y hasta menos… Puedes tener razón, pero en el 2022, un iPhone 13 Pro puede tener hasta seis años de soporte más, es decir, que iOS se actualizará por hasta seis generaciones más.

Un terminal Android, en promedio, cuenta con un soporte máximo de cuatro años en el mejor de los casos, siendo un teléfono de gama alta como un Galaxy S21, por ejemplo. El iPhone, en general, cuenta con siete generaciones de actualización de sistema operativo desde el momento que llega al mercado.

Eso significa que durante el tiempo que un usuario de Apple tendrá su mismo iPhone (a menos que decida cambiarlo por cuenta propia) el usuario Android habrá tenido que cambiar, por lo menos, dos veces de móvil.

Al enfrentar un Galaxy S22 Ultra y un iPhone 14 Pro Max, vemos que sus precios son bastante cercanos, pero el móvil Galaxy tendrá soporte por la mitad del tiempo y eso hará que más temprano que tarde, el teléfono Android comience a fallar.

Si eres amante de las fotos debes pagar más

Imagen - ¿Por qué un iPhone de segunda mano es tan caro?
Si te gusta la fotografía, seguramente sabrás que las cámaras de un iPhone están entre las mejores del mercado, muy parejas con la calidad de un Pixel si decides compararlo en la versión base, pero cuando miras el modelo Pro, te encuentras características como el modo cinemático que definitivamente son superiores.

El contar con una cámara de alta gama, hace que el teléfono sea caro y eso nos lleva de nuevo a las dos alternativas que te señalamos al comienzo, los teléfonos de segunda mano vendidos por particulares y los remanufacturados.

En el primero de los casos, porque los particulares querrán tener la siguiente generación de cámaras y en el segundo caso, porque la empresa debe hacer un mantenimiento general del sistema fotográfico y en algunos casos sustituir lentes.

Mayor exclusividad: ley de oferta y demanda

El libre mercado lo regula todo, es la razón de porque el arte tiene un precio específico, o porque el mercado inmobiliario sube y baja, si hay algo muy cotizado y todos lo quieren, pero hay poca disponibilidad, entonces su precio sube para que lo tenga el que lo puede pagar.

Lo mismo sucede con los iPhone. Si entras ahora mismo a eBay, seguramente encontrarás cientos de teléfonos Android disponibles, con procesadores de todas las gamas, con pantallas de todos los tamaños, baterías y almacenamiento… eso permite que te puedas dar la oportunidad de elegir.

Pero si haces lo propio con un iPhone, que es fabricado por una única empresa, con un único sistema operativo sin versiones y que es distribuido por el mismo desarrollador, eso hace que el dispositivo sea más exclusivo y por consiguiente, más caro.

Hay análisis de mercado que señalan que un iPhone tiene una retención de precio de 15% mayor a la que puede tener un Galaxy gama alta en un período de un año, pero si es comparado con otras marcas de móviles, la balanza se mueve hasta el 50% más de retención de precio.

Eso significa que al cabo de 12 meses, un teléfono Android común costará la mitad de su precio, mientras que un iPhone habrá perdido en el mismo período entre el 15% y el 25% de su valor inicial, aunque siempre dependerá del estado general del dispositivo.

Con estas referencias puedes entonces tener una idea global de lo que puede costar un iPhone, aunque podrías hacer un ejercicio para conocer en cuánto valora Apple directamente sus propios dispositivos. En el momento de un lanzamiento, el fabricante recibe sus teléfonos de generaciones anteriores como parte de pago del nuevo teléfono, eso va en un margen de valor.

Esta valoración permite que puedas más o menos saber cuánto podría costar un iPhone de segunda mano, que provenga de un particular. Si el teléfono es remanufacturado, recupera un porcentaje importante de valor, dado que el teléfono tiene componentes nuevos y una garantía.

iPhone sin soporte pierde valor

Imagen - ¿Por qué un iPhone de segunda mano es tan caro?

Pero no todo es perfecto, si tienes un iPhone que haya terminado su temporada de soporte, como un iPhone 7 o uno que está próximo a sucederle, como iPhone 8, probablemente su valor baje drásticamente. Esto se debe a que luego no actualizará más y en cuestión de meses sus funciones podrían comenzar a fallar o tendrías problemas de compatibilidad con aplicaciones en un futuro cercano.

Mejores trucos para iPhone en 2022

  • Ver Comentarios