Las explosiones del Samsung Galaxy Note 7 se pudieron deber a un diseño demasiado delgado

Las explosiones del Samsung Galaxy Note 7 se pudieron deber a un diseño demasiado delgado

Samsung ha sufrido un fuerte golpe este año, tanto en su prestigio como en su cuenta de resultados, por los graves problemas del Galaxy Note 7, que tenía que ser su smartphone estrella para finales del 2016. Pues bien, ahora sabemos que las explosiones del Samsung Galaxy Note 7 se pudieron deber a un diseño demasiado delgado, pues el fabricante quería llevar al límite su batería.

Finalmente, Samsung tuvo que detener las ventas del Galaxy Note 7, y retirar todas las unidades en manos de los consumidores. En un principio intentó sustituirlas por otras con el problema corregido, pero las explosiones seguían ocurriendo, lo que la llevó a descontinuar el modelo por completo. El fabricante ha indicado que explicará el motivo que causó las explosiones antes de que acabe el 2016.

7 alternativas al Samsung Galaxy Note 7

Sin embargo, hay quien cree tener ya claro cuál fue el error. Instrumental es una empresa dedicada al control de calidad externo para marcas de tecnología, y ha seguido de cerca el caso del Samsung Galaxy Note 7. Su conclusión es que el diseño de este smartphone fue llevado demasiado al límite, y eso acabó provocando las explosiones.

La batería del Samsung Galaxy Note 7 tiene en su interior una capa positiva y otra negativa colocadas en horizontal, con una fina separación en medio. Nunca deberían entrar en contacto, pues eso provoca explosiones. Por desgracia, la batería del Galaxy Note 7 es demasiado grande para el tamaño del terminal, se encuentra sometida a presiones excesivas por defecto y a su alrededor no hay un espacio de seguridad suficiente para mantenerla a salvo.

Imagen - Las explosiones del Samsung Galaxy Note 7 se pudieron deber a un diseño demasiado delgado

Resulta evidente que lo que pretendía Samsung era ofrecer una gran autonomía sin aumentar el grosor del Galaxy Note 7. Sin embargo, Instrumental cree que no probaron lo suficiente el diseño. Esta empresa de control de calidad afirma que analizar la seguridad de un nuevo tipo de batería puede tardar hasta un año, y piensa que Samsung no realizó todos los test necesarios para confirmar que la batería del Galaxy Note 7 iba a funcionar de forma estable en un espacio tan reducido.

Así que consideran que las explosiones Samsung Galaxy Note 7 tuvieron su origen en un diseño demasiado delgado, que comprimía en exceso la batería y hacía que la parte negativa y positiva contactasen. Dado que está previsto un Galaxy Note 8 para el año que viene, parece que el fabricante surcoreano tiene confianza en poder evitar que estos incidentes se reproduzcan.

¿Qué opinas de este tema? ¿Crees que Samsung pudo haber forzado demasiado la batería de Galaxy Note 7, o crees que el motivo de las explosiones fue otro?

Los compradores del Galaxy Note 7 tendrán descuento al comprar el Galaxy S8

Sobre el autor
@miguelregueira | LinkedIn

Geek de nacimiento, amo la tecnología, las redes sociales y los gadgets. Aficionado a los LEGO (¡nunca me digas que son para niños!), a los videojuegos y a todo lo que despierte mi curiosidad. Escribir para mí es como respirar, una necesidad constante.

Ver Comentarios