El Ayuntamiento de Barcelona pide frenar el 5G y luego rectifica

Miguel Regueira |

Una polémica ha envuelto al Ayuntamiento de Barcelona por un artículo alojado en una web municipal, donde se pedía una moratoria para el 5G ante los riesgos que podría suponer para la salud humana y el medio ambiente.

El texto, que ya ha sido retirado, estaba escrito por M. Carmen Ruíz Martín, una médica que aboga por retrasar las redes 5G hasta que se compruebe que son seguras, y que es crítica con el uso del espectro electromagnético para las telecomunicaciones.

No representa la opinión oficial del Ayuntamiento, y probablemente no fue debidamente revisado, pero resulta llamativo cuando Barcelona es sede del Mobile World Congress (MWC), la gran feria de la tecnología móvil, que tiene en el 5G su tecnología estrella.

De hecho, el Ayuntamiento ha retirado el artículo, y ha confirmado que la ciudad apuesta por ser pionera en el 5G, una conectividad móvil que promete mejorar la velocidad de conexión, el tiempo de respuesta y hacer posibles las "ciudades inteligentes" con miles de dispositivos siempre conectados.

Eso no ha evitado que llegaran críticas al gobierno municipal respecto a la idoneidad de Barcelona para albergar un evento como el Mobile World Congress, cuya gran importancia económica hace que capitales como Lisboa o Madrid deseen conseguir cuando en 2023 venza el actual acuerdo.

Imagen - El Ayuntamiento de Barcelona pide frenar el 5G y luego rectifica

Entre la precaución y la pseudociencia

El artículo de la polémica fue publicado en la web de "La Fábrica del Sol", un proyecto ambiental del Ayuntamiento, y algunas de las precauciones que propone alrededor del 5G carecen de base científica.

Por ejemplo, habla de los riesgos para las personas "electrosensibles", que sufren diversos síntomas al estar bajo el alcance de una red WiFi o de telefonía, una posible enfermedad que por ahora no se ha demostrado que sea real, y sobre la que existen dudas.

Por otro lado, considera que las ondas electromagnéticas pueden causar "cáncer, enfermedades cardiovasculares, daños neurológicos, deterioro cognitivo, trastornos del sueño, infertilidad y estrés oxidativo", algo que tampoco está demostrado.

Retrasar el 5G ante una evidencia débil y que posiblemente no se confirme parece excesivo, pues varios estudios confirman que los móviles no producen cáncer, pero a la polémica científica se ha añadido el componente político.

El MWC como centro de interés

El Ayuntamiento de Barcelona, en manos de la independiente Ada Colau, ha recibido críticas de Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, que no solo ha aprovechado para cargar contra un partido rival, sino que incluso quiere que el MWC se celebre en Madrid.

Una feria tecnológica del calibre del MWC (más de 100.000 visitantes en 2019) es de una gran importancia para una ciudad, tanto en lo económico como a nivel de prestigio.

Las iniciativas independentistas catalanas llevan tiempo generando dudas sobre si Barcelona es una ciudad adecuada para albergar el MWC. A la GSMA, la empresa organizadora, en 2018 no le pareció problemático, y renovó el contrato hasta el 2023.

Sin embargo, ya han tenido lugar movimientos por parte de Madrid y Lisboa por conseguir ser sede del MWC en la futura renovación, y esta polémica con el 5G es un argumento que no han desaprovechado.

En cualquier caso, el 5G ya tiene presencia en España gracias Vodafone, y el resto de los operadores también trabajan en sus redes. Por ahora, se considera que el 5G es una tecnología segura para la salud, así que no tiene sentido frenar su implantación.

Con la llegada del 5G, tocará adaptar las antenas de la TDT

¿Qué opinas del despliegue del 5G? ¿Crees necesarias más pruebas sobre su inocuidad, o ves un nivel de precaución cercano a la "tecnofobia"?

Comentarios
Para comentar debes: Iniciar sesión