Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

Por Izan González |

El OnePlus 7T Pro no tiene ni secretos ni trucos, la transparencia que ofrece montar el mejor hardware del momento y un software que nada tiene que envidiar a Android puro son los pilares sobre los que se sustenta la filosofía de la compañía china.

Si alguien busca hoy en día una marca referente en el ecosistema del androide verde se topará de frente con OnePlus. Es ejemplo también de mantener actualizado a la última las versiones de los sistemas operativos instalados en sus smartphones.

OnePlus TV, llega el televisor 4K con Android TV y Dolby Vision

Aluminio y vidrio para todos

El mayor de los hermanos OnePlus 7T llega con un diseño más continuista que su hermano pequeño. En esta ocasión tenemos algo mucho más parecido al OnePlus 7 Pro tanto en la parte delantera como en la trasera.

La zona frontal está protagonizada por la pantalla (de la que luego hablaremos) relegando su aspecto más original a la trasera.

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

En ella nos encontramos a las tres lentes que componen el apartado fotográfico del smartphone. Aunque el emplazamiento de la cámara sobresalga apenas un milímetro, el cristal se encuentra hundido en ese anillo evitando así cualquier golpe indeseado en esa zona tan delicada. Esta parte se completa con la serigrafía de la marca y el flash LED.

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

Pasamos a los cantos del terminal donde, esta vez sí, encontramos más accidentes físicos. En el canto superior tenemos un micrófono para la cancelación de ruido junto con la tapa de la cámara delantera pop-up (que está escondida dentro del chasis).

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

En el lateral derecho nos encontramos con el botón de bloqueo/desbloqueo y con el Alert Slider, una especie de actuador que cambiará el perfil sonoro del smartphone entre Silencio, Vibración y Sonido. Es una manera que nos sigue pareciendo todo un acierto para cambiar de forma discreta entre perfiles de sonido.

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

En el canto izquierdo tenemos la botonera para subir y bajar el volumen, mientras que en el inferior nos encontramos con el USB Tipo C, la bahía para la tarjeta SIM, otro micrófono y uno de los altavoces. No tenemos jack de audio.

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

Mención especial al peso de este OnePlus 7T Pro. Los 206 gramos en la báscula no son baladí y, si venimos de dispositivos más pequeños, es posible que las manos se nos fatiguen si estamos mucho tiempo con él recostados en la cama o en el sofá.

OnePlus 7T Pro, ficha técnica

No nos cansaremos de escribir una y otra vez que OnePlus está en lo más alto del panorama smartphone, gracias, en gran parte, a hacer las cosas simples sin embarcarse en duras travesías de ROMs ultrapersonalizadas y eligiendo un hardware que puede con todo.

  1. Pantalla: panel AMOLED de 6,67 pulgadas con resolución 2K (3.120 x 1.440 píxeles).
  2. Procesador: Qualcomm Snapdragon 855+.
  3. Memoria RAM: 8 GB.
  4. Almacenamiento interno: 256 GB UFS 3.0.
  5. Cámara trasera: principal de 48 megapíxeles f/1.6 con estabilización óptica OIS + teleobjetivo de 3x de 8 megapíxeles f/2,4 + gran angular de 16 megapíxeles f/2.2 y campo de visión de 117º.
  6. Cámara delantera: 16 megapíxeles f/2.0.
  7. Conectividad: WiFi 2x2 MIMO, Bluetooth 5.0, NFC, GPS.
  8. Puertos y sensores: sensor de huellas bajo pantalla, acelerómetro, giroscopio, sensor de luz ambiental, sensor Core, sensor láser (para enfoque fotográfico).
  9. Batería: 4.085 mAh con carga rápida.
  10. Sistema operativo: OxygenOS sobre Android 10.

Compra: OnePlus 7T Pro (Amazon)

Sin escatimar en hardware

Una de las características cuando compramos un OnePlus es que tenemos la certeza de que monta el mejor hardware disponible en el momento. De hecho, este OnePlus 7T Pro tiene en sus entrañas el Qualcomm Snapdragon 855+, la ultimísima hornada del fabricante de procesadores estadounidense que lanzó hace tan solo unas semanas como evolución del Snapdragon 855.

El que promete ser el procesador del último tercio del 2019 y primeros modelos del 2020 cuenta con 8 núcleos, tecnología 7 nm y una frecuencia de reloj que puede llegar hasta los 2,96 GHz, a los que hay que añadir el motor de inteligencia artificial Qualcomm AI.

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

La unidad gráfica asociada a este procesador es la Adreno 640 que se completa con versiones de 8 o 12 GB de memoria RAM LPDDR4X y 256 GB de almacenamiento interno UFS 3.0.

Para enfriar el conjunto, OnePlus ha decidido integrar refrigeración líquida de diez capas consistente en un tubo térmico de cobre y gel térmico unido a 10 hojas de grafito para transmitir el calor generado por el procesador y GPU.

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

Lo hemos probado con los últimos y más exigentes juegos como el Call of Duty Mobile con todos los niveles gráficos al máximo y no hemos experimentado ni una sola sacudida y tampoco ni un bajón de fps.

El OnePlus 7T Pro no tiene límites y lo mejor de todo es que seguirá siendo así durante muchos años. Son las consecuencias directas de montar los mejores componentes del mercado y un software a la altura.

OxygenOS y Android 10

A colación de lo anterior, llega OxygenOS para rematar el que puede ser el mejor smartphone de esta segunda mitad de 2019. Otras capas de personalización como EMUI en Huawei o MIUI en Xiaomi aportan una carga de trabajo al procesador y RAM que los smartphones de OnePlus no tienen que soportar.

La versión de OxygenOS que viene en nuestro 7T Pro corre sobre un Android 10 cada vez más pulido y completo. Las funciones que Google va añadiendo tapan las carencias que arrastra el sistema operativo y que las capas de personalización venían a remediar.

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

Para tener muchas y muy buenas funciones cada vez es menos necesario acudir a alguna de estas ROMs, pues en la gran mayoría de ocasiones pasarán sin pena ni gloria en la vida del smartphone, pero irremediablemente lastran la experiencia de usuario.

Entre los escasos añadidos nos encontramos el Modo Zen y el Modo Fnatic, ambos explicados pormenorizadamente en el artículo de la review del OnePlus 7T.

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

El resto de OxygenOS es un sistema operativo puro con algunas aplicaciones propias de OnePlus como las preinstaladas de la cámara (de la que luego hablaremos), la galería de fotos, la app del tiempo, una para transferir archivos desde nuestro smartphone a un OnePlus y otra relacionada con la comunidad de usuarios.

De hecho, no tiene una aplicación de correo o calendario propia y recurre a las soluciones de Google que funcionan de forma muy eficiente y aligeran aún más el software.

Los 90 Hz con resolución 2K

Uno de los elementos diferenciadores del OnePlus 7T Pro respecto a su hermano pequeño es la pantalla curva. No tiene ninguna función extra más que la de ofrecer una experiencia verdaderamente sin bordes aprovechando que la cámara delantera es periscópica.

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

Se trata de un panel AMOLED de 6,67 pulgadas con una tasa de refresco de 90 Hz y una resolución 2K (3.120 x 1.440 píxeles) que nos arroja una densidad de 516 ppi. Cuenta además con protección Cristal 3D firmado por la prestigiosa compañía Corning Gorilla.

En el apartado sonoro nos encontramos con un par de altavoces (uno en el canto inferior y otro en la arista frontal superior) con tecnología Dolby Atmos. Tenemos volumen de sobra incluso para ver películas muy decentemente sin recurrir a auriculares.

Cámaras: tres traseras y una delantera pop-up

Si ya hemos probado el OnePlus 7T, no tenemos muchas sorpresas en este apartado. El rendimiento tanto con buena como con mala luz es excepcional, más todavía con las últimas actualizaciones del smartphone que parece haber afinado los resultados cuando escasea la luminosidad.

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

  1. Cámara principal: será la encargada de las tomas estándar a plena luz del día y por la noche. Se trata del sensor Sony IMX 586 de 48 megapíxeles f/1.6 con estabilizador óptico.
  2. Teleobjetivo: aquí encontramos la primera diferencia respecto a su hermano menor, en este caso tenemos un zoom óptico 3x con una cámara de 8 megapíxeles f/2.4.
  3. Gran angular: lente de 16 megapíxeles f/2.2 y un campo de visión de 117 grados.

El HDR ayuda mucho a la hora de tomar instantáneas complicadas con mucha claridad. Es un buen punto para la gente de OnePlus que consigue aplicarlo sin aberraciones cromáticas.

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

Esta fotografía parece más simple de lo que en realidad fue. Había muy poca iluminación y los colores rojizos no eran tan vivos como podemos ver en la toma.

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

Una de las peculiaridades del gran angular de este smartphone es que no desfigura las imágenes. No ocupa el primer puesto en campo de visión pero lo hace realmente bien incluso con iluminación escasa.

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

Al teleobjetivo se le nota muy cómodo con buena iluminación. El zoom óptico 3x nos puede sacar de más de un apuro, aunque los f/2.4 y los 8 megapíxeles se notan en circunstancias de poca luz. Es una decisión que no terminamos de comprender pues el teleobjetivo del 7T se comportaba mejor con poca luz, aunque perdíamos un aumento.

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

La cámara selfie pop-up vuelve a ser la misma que en el pequeño de esta hornada. Obtenemos sorprendentes resultados tanto con buena luminosidad como con mala. Se trata de la lente Sony IMX471 que cuenta con 16 megapíxeles y una apertura f/2.0.

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

Autonomía para el día y carga (muy) rápida

Para alimentar todo lo anterior, el OnePlus 7T Pro tiene una batería de 4.085 mAh. Sobre el papel, se encuentra en la media de la gama alta de este año, pero su pantalla 2K juega en contra en este apartado.

En la práctica, la duración de la batería se parece mucho a la de su hermano pequeño llegando al final del día sin apuros. Además, la configuración de la pantalla permite escalar la resolución a FullHD+ y quitar los 90 Hz dejándolos en el estándar de 60 Hz.

Con un uso que se puede considerar medio de redes sociales, mensajería instantánea, llamadas, fotos y alguna partida ocasional al juego de turno llegamos antes de acostarnos con un 35 % de batería en una jornada de 16 horas y unas cuatro horas de pantalla.

Destacamos una vez más la carga rápida, el OnePlus 7T Pro viene en la caja con un cargador de 30 W con la tecnología propia de Warp Charge 30T, capaz de llenar el depósito de cero a cien en menos de una hora.

¿Merece la pena la versión Pro?

OnePlus se quiere posicionar, y lo está consiguiendo, como la marca de referencia en Android. Una marca que sabes que no te va a complicar la vida mientras consigue unir, como los engranajes en un reloj suizo, el software más afinado con la potencia más bruta del hardware puntero.

Además, se han caracterizado desde sus inicios por ofrecer un soporte de actualizaciones que rivaliza con la mismísima Google a la hora de lanzar parches de seguridad y nuevas versiones a sus smartphones. ¿Y lo mejor de todo? A un precio competitivo.

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

En esta review hemos comparado puntualmente el OnePlus 7T con el 7T Pro, hace muy poco que probamos el primero y tenemos muy fresca la experiencia de usuario. En la generación anterior compuesta por los OnePlus 7 y 7 Pro nos decantábamos por la versión más alta, pero creemos que las tornas han cambiado.

Con el OnePlus 7T han logrado incorporar lo mejor del Pro de la anterior generación dejando algunas pinceladas exclusivas para el de esta. Por ejemplo, la cámara pop-up, la pantalla curva (que es una delicia), una pantalla un poco más grande, mejor resolución y un teleobjetivo algo más avanzado.

El 7T es más avanzado que nunca, pero el Pro sube un escalón que será satisfactorio para los más puristas del momento que buscan además un punto más de exclusividad, aunque seguimos echando de menos algunas carencias como la carga inalámbrica o una certificación IP que nos asegure cierta resistencia.

Compra: OnePlus 7T Pro (Amazon)

Los puntos fuertes del OnePlus 7T Pro en nuestra review

  1. Rendimiento sin igual.
  2. Pantalla excepcional con 90 Hz.
  3. Carga rápida.
  4. Software muy pulido.

Los puntos débiles del OnePlus 7T Pro en nuestra review

  1. El teleobjetivo podría ser mejor.
  2. Sin carga inalámbrica.
  3. Lector de huellas bajo pantalla algo lento.

Nuestra valoración

  1. Diseño: 9
  2. Pantalla: 9
  3. Hardware: 10
  4. Autonomía: 8
  5. Software: 10
  6. Cámara: 8
  7. Precio: 7
  8. Puntuación global: 8.7

Imagen - Review: OnePlus 7T Pro, más grande pero... ¿mejor?

Review: Samsung Galaxy Note 10+, no revoluciona pero sí evoluciona

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.