Los nuevos MacBook Pro no se pueden reparar en servicios técnicos no oficiales

Sofía Pacheco |

Todos sabemos que cambiar algún componente de un ordenador, por ejemplo, puede hacernos perder la garantía. Pero en este caso, el problema de Apple y los MacBook Pro 2018 va más allá, ya que si no se cumplen ciertos requisitos, no se puede completar la reparación.

Ya sea como método de seguridad, o para asegurarse la obsolescencia programada, o para controlar y registrar su ecosistema de portátiles, el hecho de no poder reparar un MacBook en una tienda no autorizada es un fastidio para muchos.

La activación del Apple Watch Series 4 a través de Vodafone causa problemas

Apple blinda a sus equipos con el chip de seguridad T2

Imagen - Los nuevos MacBook Pro no se pueden reparar en servicios técnicos no oficiales

Los servicios técnicos oficiales han mejorado en los últimos años, pero aún así es quedarte sin ordenador durante mínimo una semana y rezar para que no le pase nada o pierdan el envío.

En la actualidad, hay 19 estados de EE.UU que consideran de forma urgente la legislación "Derecho a la reparación". Esto viene a ser la posibilidad de que las herramientas, guías, piezas, etc. estén abiertos al público.

Cómo ver las fotos con más likes en Instagram

Entonces, si dispones de un MacBook Pro 2018 has de saber que no podrás entregarlo a un servicio técnico no autorizado, ya que para llevar a cabo la reparación sería necesario el software AST 2 de seguridad de Apple.

Todos los MacBook Pro de 2018, e incluso los iMac Pro de última generación, cuentan con el chip T2 de seguridad de Apple.

Imagen - Los nuevos MacBook Pro no se pueden reparar en servicios técnicos no oficiales

El software AST 2 sirve para diagnosticar el dispositivo y solo está disponible en las instalaciones de Apple, por lo tanto solo sus empleados pueden hacer uso del kit de herramientas del servicio de Apple.

Es decir, que tras la reparación en un centro no autorizado por Apple, el MacBook Pro solo podrá funcionar nuevamente si un miembro del programa de reparación autorizado por Apple instala el software, de lo contrario la reparación de MacBook Pro quedará sin completar y posiblemente el equipo quede inutilizable.

Ahora que ya conoces la letra pequeña de los productos de Apple, y el por qué no se permite la reparación en servicios técnicos no autorizados, seguro que ves con buenos ojos quedarte unos días sin portátil mientras reparan tu MacBook Pro.

Hackean 50 millones de cuentas de Facebook por un fallo de seguridad

¿Qué opinas de la restricción a los servicios técnicos no autorizados? ¿Qué crees que se esconde detrás de esta estrategia?

Vía: Motherboard

Comentarios
Para comentar debes: Iniciar sesión