fondo-de-pantalla-windows-10-no-oficial-2-290615

Microsoft obligará a usar Windows 10 en los equipos con nuevos procesadores

Miguel Regueira |

Muchos usuarios utilizan el sistema operativo que su ordenador trae instalado por defecto, pero otros cambian a su versión favorita nada más sacarlo de la caja. Pues bien, Microsoft obligará a usar Windows 10 en los equipos con nuevos procesadores en el futuro, con el objetivo de que aprovechemos al máximo sus características.

Realmente, nombramos a Windows 10 porque todo apunta a que será un sistema operativo con una vida muy larga, pero lo que indica Microsoft es que los nuevos procesadores requerirán el Windows más actual en ese momento. Esperemos, al menos, que se mantengan las actualizaciones gratuitas.

¿Qué quiere decir eso? Que si dentro de un año te compras un ordenador y le quieres poner Windows 7, es muy probable que funcione mal. Deberás usar Windows 10, o la versión que Microsoft ofrezca en ese momento.

¿Por qué abandonar a los consumidores?

Microsoft es conocida por ofrecer muchos años de soporte para su software, pero eso tiene un coste que no siempre resulta asumible. Ademas, últimamente la empresa está obsesionada con que actualicemos a Windows 10. Así que la multinacional quiere confirmar sus planes para el futuro, que resultan especialmente importantes para las empresas, pero que también han de ser tenidos en cuenta por los consumidores.

Imagen - Microsoft obligará a usar Windows 10 en los equipos con nuevos procesadores

Y es que Windows 7 y Windows 8.1 no están preparados para los procesadores modernos. Adaptarlos saldría muy caro, y de hecho ya no sacan partido de muchas prestaciones actuales, tanto de seguridad como de ahorro de energía. Así que Microsoft quiere dejar claro que tendremos que usar Windows 10 en los equipos con nuevos procesadores.

Microsoft ha hecho referencia a Kaby Lake de Intel, Bristol Ridge de AMD y a la próxima plataforma de Qualcomm. Son los nombres en clave de los que serán los procesadores del 2016 en adelante, así que parece que la decisión nos va a afectar a todos.

¿Qué pasa con Windows 7/8.1?

Lo cierto es que Microsoft no va a abandonar a estos dos sistemas operativos, aunque tampoco se va a preocupar mucho de ellos. Esto es lo que tiene pensado a día de hoy:

  1. Windows 7 tendrá soporte hasta enero del 2020 en procesadores antiguos. Windows 8.1 lo tendrá hasta enero del 2023. Esto garantiza el funcionamiento, seguridad y compatibilidad de la mayoría de los dispositivos en el mercado.
  2. Si tienes un ordenador muy actual (procesador Intel Core de sexta generación), debes actualizar a Windows 10 antes de julio del 2017. Después de ese momento, sólo se enviarán actualizaciones de seguridad realmente críticas si es posible.

Imagen - Microsoft obligará a usar Windows 10 en los equipos con nuevos procesadores

Así que Microsoft obligará a usar Windows 10 en los equipos con nuevos procesadores. Si te compras un ordenador en 2016, mejor que te olvides de ponerle Windows 7, por mucho que te guste. Windows 10 representa la única alternativa real.

¿Qué opinas de este tema? ¿Crees correcto que Microsoft sólo permita usar Windows 10 con los nuevos procesadores, o que debería proporcionar libertad al usuario?

Ver Comentarios