La inteligencia artificial de Google podría detectar el cáncer de mama con mayor precisión

La inteligencia artificial de Google podría detectar el cáncer de mama con mayor precisión

Miguel Regueira |

Google desarrolla proyectos alternativos en ámbitos muy diversos, y el tratamiento del cáncer de mama se podría beneficiar de sus avances en la inteligencia artificial, que proporcionaría un diagnóstico más preciso en las mamografías.

Google lleva dos años probando un modelo de visión artificial para detectar los tumores en sus fases iniciales, en colaboración con hospitales británicos y estadounidenses. Es decir, la inteligencia artificial es la que examina la mamografía y determina si hay indicios de cáncer.

Las imágenes se han obtenido de más 100.000 pacientes, y los diagnósticos de Google han sido mejores que los realizados por los médicos. Se redujeron un 9,4% los tumores sin detectar en las pacientes estadounidenses, y bajaron un 5,7% los falsos positivos.

Respecto a la sanidad británica, la mejora fue menor, con un 1,2% de reducción en el cáncer de mama no detectado, y de un 2,7% en los falsos positivos.

Imagen - La inteligencia artificial de Google podría detectar el cáncer de mama con mayor precisión

También compararon los resultados entre Estados Unidos y Reino Unido, y se vio potencial para analizar los métodos de diagnóstico de sistema sanitarios diferentes. Con esa información, podrían desarrollarse nuevos protocolos que mejoren la detección del cáncer.

El objetivo no es que la inteligencia artificial determine si una persona sufre cáncer de mama, algo que por ahora requiere de la experiencia y conocimientos de un profesional, sino ayudar con la revisión las mamografías, una tarea que los algoritmos actuales realizan de forma eficiente y rápida.

El sistema se basa en una enorme base de imágenes de cáncer de mama, para comparar con las obtenidas en los nuevos diagnósticos, y tiene ventajas importantes: al contrario que un médico, no se cansa ni comete errores por la fatiga, ni se ve afectado por las prisas ante un elevado número de pacientes.

Por otro lado, Google trabajó solo con imágenes anónimas, pero de cara al futuro el algoritmo podría mejorar su precisión accediendo al historial de las pacientes, y revisando también sus anteriores mamografías.

Google es consciente de que queda mucho trabajo por delante, aunque los resultados sean exitosos, deberá realizar nuevos estudios y pruebas antes de que este sistema sea aprobado para su uso en las consultas médicas.

Además, la inteligencia artificial no solo ofrece posibilidades para mejorar la detección del cáncer de mama (u otros cánceres), sino también para aumentar la eficiencia en la sanidad. En un sector donde la falta de personal y medios siempre es un problema, la capacidad de realizar diagnósticos automatizados en el futuro sería muy útil.

Alphabet, la matriz de Google, trabaja en proyectos muy diversos, incluyendo un taxi autónomo sin conductor, y este es un nuevo ejemplo de su diversificación. Las aplicaciones de la inteligencia artificial son muchas, incluso en la medicina, y el cáncer de mama es una de las enfermedades que está ayudando a derrotar.

Otro estudio confirma que los móviles no producen cáncer

¿Qué opinas de este sistema? ¿Crees que logrará detectar el cáncer de mama de forma más precisa y temprana?

Ver Comentarios