Las cabinas telefónicas se mantendrán en 2020 aunque apenas se usan

Las cabinas telefónicas se mantendrán en 2020 aunque apenas se usan

Sofía Pacheco |

Las cabinas telefónicas pasaron a formar parte de la historia de la humanidad y bien es cierto que ya no se usan, pero seguirán haciendo acto de presencia en nuestras calles a lo largo de 2020.

Antes eran cabinas llenas de secretos, el escondite perfecto de cualquier niño, la suerte de encontrar alguna moneda, y hasta fue el lugar donde Superman se cambiaba de ropa. Pero hoy en día son solo reliquias que marcaron una época y que adornan nuestras calles como si el tiempo les concediera la fortuna de permanecer.

Pigram, el servicio de Telefónica para publicar en redes sociales sin conexión a Internet

Más de uno se cruza de frente con una cabina y la mira de reojo, e incluso se para a observar cómo esta metáfora de la vida te lleva desde lo más alto, a ser solo un objeto más en la calle. Hay muy pocas cabinas telefónicas en las calles españolas, y la mayoría de las que hay han sido víctimas del vandalismo o del paso del tiempo.

Las cabinas llevan más de un año buscando dueño, y es que ninguna operadora ha querido dar cobijo a esta joya de la historia de las telecomunicaciones. Solo su propietaria (Telefónica), después de un año en concurso y quedar este desierto, ha decidido seguir con el mantenimiento de las cabinas (por orden del Ministerio de Economía y Empresa).

Pero no se trata solo de qué hacer con las cabinas, sino que las propias estaciones de teléfonos forman parte de un plan de servicios mínimos establecido dentro del servicio universal de las telecomunicaciones.

Este servicio garantiza el acceso libre (no gratis) a la red de telefonía pública, así como el acceso a una conexión a Internet de 1 Mbps como mínimo.

Al quedar el concurso desierto tras un año, es Telefónica, la propietaria original de las cabinas, quien debe hacerse cargo del mantenimiento de estas. Es por esto por lo que seguiremos viendo cabinas en nuestras calles españolas.

A finales de 2018, se esperaba que se llevase a buen término un Real Decreto que aseguraba la retirada de las cabinas, pero en un giro inesperado de los acontecimientos, el poder recae de nuevo en la suministradora del servicio y las cabinas continúan siendo un bien de interés público.

Hay que tener en cuenta que el servicio que prestan las cabinas es mínimo, casi inexistente. La CNMC ya declaró que lo más recomendable sería proceder a su retirada, dado que la población ya cuenta con acceso a las telecomunicaciones de una forma sencilla y democratizada.

De momento seguiremos viendo cabinas telefónicas por las calles españolas, al menos en 2020, pero eso no quita que se empiecen a retirar, más pronto que tarde, dado su abandono y el coste de mantenimiento que eso supone al año.

Cuidado con el falso email de Telefónica

Ver Comentarios