realme-buds-air-frontal-1300x650

Review: Realme Buds Air, los AirPods de Android a precio de derribo

Alejandro Fernández |

Los auriculares Bluetooth son un complemento muy utilizado en el día a día de muchos usuarios. Hoy veremos la review de los Realme Buds Air, unos auriculares muy similares a los AirPods de Apple a un precio más económico.

Realme es una firma que ha dado mucho que hablar debido a su agresiva política de precios tras su desembarco en España. Ahora la firma china ha lanzado unos auriculares True Wireless (TWS), los cuales se suman a la gama de sonido de la marca, como los Realme Buds Wireless, orientados al deporte.

Minimalismo y sencillez por bandera

Imagen - Realme Buds Air, review con opinión y especificaciones

Los Realme Buds Air recuerdan mucho en diseño a los AirPods de Apple, con unos acabados basados en plástico de una calidad sencillamente correcta, y un diseño simple y continuista dentro de este segmento de auriculares.

Los Buds Air que nos han llegado para la review son de color blanco (recordando más aún a los auriculares de Apple), aunque también se encuentran disponibles en negro o amarillo.

Todos ellos utilizan un acabado brillante en el que se notan mucho los arañazos y la suciedad durante el uso diario.

Los auriculares a nivel físico optan por las dimensiones "estándar" dentro del formato True Wireless: son compactos y ligeros, con un peso de tan solo 4 gramos por auricular, que evita que se nos resbalen de los oídos.

En la parte interior del auricular nos encontramos la salida del altavoz con el que cuentan los Realme Buds Air, sin almohadillas de goma, lo que limita en cierta medida el agarre y el aislamiento del exterior.

También tenemos sensor de proximidad, algo que nos ha gustado, ya que resulta realmente práctico quitarnos los auriculares y que se pause la canción, la serie o el vídeo que estamos reproduciendo.

Imagen - Realme Buds Air, review con opinión y especificaciones

Disponen de dos micrófonos en cada auricular: uno en la parte inferior, junto a los pines de carga y otro en la parte posterior, a través de ellos podremos contestar llamadas e interactuar con el Asistente de Google.

Imagen - Realme Buds Air, review con opinión y especificaciones

El segundo micrófono de los Realme Buds Air, que se sitúa en el bastón, es un micrófono auxiliar cuya tarea es reducir el ruido ambiental a la hora de hablar por teléfono.

Imagen - Realme Buds Air, review con opinión y especificaciones

Sorprende que no haya LEDs en los propios auriculares ni la integración de ningún tipo de botón físico.

Esto es debido en parte a que ambos auriculares cuentan con su propio panel táctil. A través del panel táctil podremos realizar diferentes gestos y accesos rápidos de los que luego hablaremos.

El estuche de carga y transporte de los Realme Buds Air es parte fundamental de estos auriculares TWS. El estuche es realmente pequeño, a pesar de integrar carga inalámbrica, cosa que nos ha gustado mucho debido a que se puede guardar en casi cualquier bolsillo, por pequeño que sea.

Imagen - Realme Buds Air, review con opinión y especificaciones

En la parte inferior, el estuche cuenta con la conexión USB C, acompañada de alguna información adicional como el amperaje de su batería, el fabricante, el modelo exacto, el sello CE y la indicación de que no los tiremos a la basura en el caso de querer desecharlos.

En la parte intermedia del estuche nos encontramos con un botón físico para poner en modo visible los auriculares y así enlazarlos, o también para conocer cuánta batería le queda al estuche (a través de diferentes colores de los LEDs).

Imagen - Realme Buds Air, review con opinión y especificaciones

En la parte superior se encuentra la tapa a través de la cual podemos acceder a los auriculares, y cabe destacar que con solo al abrir esta tapa, los auriculares comienzan a establecer la conexión con el dispositivo que habíamos enlazado anteriormente.

Imagen - Realme Buds Air, review con opinión y especificaciones

En la parte posterior nos encontramos con una frase al más puro estilo de la firma de la manzana, pero que indica: "Designed by Realme".

En esta misma zona vemos la bisagra del estuche que, a pesar de estar construida en plástico, ofrece una buena sensación y utiliza un cierre imantado que resulta práctico.

Aunque la ergonomía y el diseño son apartados bastante personales, nos parecen dignos de mención en este caso. A pesar de no contar con almohadillas de goma que los acomoden en el canal auditivo (y que ofrecerían mejor aislamiento), los Realme Buds Air resultan cómodos.

Cuando realizamos deporte se mantienen bien sujetos aunque, como es normal, cuando corremos sí que notamos que la sujeción es peor.

Tras un par de horas escuchando música, al igual que muchos otros auriculares, comienzan a ser molestos. Hay que pensar que los auriculares TWS no son óptimos estar tanto tiempo seguido con ellos puestos, pues para ello resultan más adecuados los auriculares de diadema.

Realme Buds Air, especificaciones

Imagen - Realme Buds Air, review con opinión y especificaciones

Aunque la ficha técnica no sea un aspecto tan determinante en el audio como en otros dispositivos, resulta importante para obtener buenos resultados. Veamos lo que hay en el interior de los Realme Buds Air:

  1. Driver de audio: dinámico de 12 mm.
  2. Procesador: R1.
  3. Conectividad: Bluetooth 5.0.
  4. Cancelación de ruido: reducción de ruido para llamadas telefónicas.
  5. Batería: 43 mAh por auricular y 400 mAh en el estuche de carga.
  6. Carga: USB Tipo C y carga inalámbrica Qi de 10 W.
  7. Colores: negro, blanco y amarillo.
  8. Peso: 4,5 gramos por auricular y 42,3 gramos el estuche.
  9. Precio: 69,90 euros.

Calidad de sonido

Imagen - Realme Buds Air, review con opinión y especificaciones

Los Realme Buds Air no cuentan con ningún tipo de cancelación de ruido activa como en los AirPods Pro (tampoco compiten en el mismo rango de precio). Por ello, el ruido del exterior se aprecia en situaciones como, por ejemplo, en el transporte público, donde tendremos que elevar el volumen de los auriculares.

Como los Realme Buds Air no utilizan almohadillas de goma para los oídos, apenas nos aíslan del exterior, pudiendo mantener una conversación sin ningún tipo de problema. Las molestias llegan en situaciones de mucho ruido, donde casi tenemos que elevar al máximo volumen los auriculares para disfrutar de la música.

En cuanto al sonido, resulta plano. Por lo general, reinan los medios y apenas apreciamos graves. El sonido no es el apartado que más destaca de estos Realme Air Buds, pese a que será más que correcto para la mayoría de usuarios, a excepción de los más audiófilos.

Aparte del driver de 12 mm, los Realme Buds Air potencian los graves con lo que denominan Dynamic Bass Boost, un sistema que optimiza el audio, pero que al final se ve limitado por el hardware físico.

Por otro lado, debemos destacar que los Realme Buds Air están dotados de un modo “gaming” o de baja latencia, el cual se activa al presionar los dos auriculares al mismo tiempo (hasta que suena el sonido del motor de un coche).

El modo baja latencia se ha diseñado especialmente para videojuegos, una de las situaciones donde más se nota el retardo por Bluetooth. Según las pruebas de Realme, llegan a bajar la latencia de 243,8 ms a 119,3 ms (un 51% menos).

No notamos apenas diferencia entre el modo gaming y el modo estándar, ya que es un modo que solo utilizaríamos para jugar en ciertos momentos, como los títulos multijugador online competitivos, donde cada milisegundo cuenta para la victoria.

Gestos, el punto fuerte de los Buds Air

Imagen - Realme Buds Air, review con opinión y especificaciones

Abrir los auriculares y que cuando nos los coloquemos comience la música sin necesidad de tocar ningún botón resulta una experiencia muy buena. Los Realme Buds Air cuentan con un panel táctil en cada auricular, a través del cual podremos acceder a diferentes gestos:

  1. Doble pulsación: pausaremos la canción (o contestaremos una llamada).
  2. Triple pulsación: siguiente canción.
  3. Mantener pulsado: invoca a Google Assistant (o cuelga/rechaza una llamada).
  4. Mantener pulsados ambos auriculares: accede al modo gaming de baja latencia.

En general, estos gestos resultan realmente prácticos y rápidos. En la mayoría de situaciones, nos ha detectado correctamente la acción que queríamos realizar a través de los gestos.

Nos ha parecido una gran idea que la mínima pulsación sea de dos toques para realizar un gesto, pues de este modo no realizamos pulsaciones involuntarias al recolocar un auricular cuando se mueva del oído.

Nos hubiese gustado que Realme creara una app para los Buds Air ya que, por ejemplo, tendremos que depender del móvil para subir y bajar el volumen, lo que disponiendo de un panel táctil podría ser configurable a través de una aplicación.

Es comprensible que los Realme Buds Air no cuenten con app debido a su precio, aunque sí que hubiese sido una buena opción para configurar los toques. De todas formas, nos ha sorprendido la posibilidad de invocar al Asistente de Google, a través del cual sí podremos controlar volumen.

Autonomía más que suficiente

Imagen - Realme Buds Air, review con opinión y especificaciones

Llegamos al punto clave de los auriculares TWS, pues la gran mayoría cuentan con una batería justa. En este caso, la autonomía de los Realme Buds Air es correcta ya que alcanza las 3 horas de uso a un volumen del 70-80%.

Por otro lado, cabe destacar que al utilizar el modo baja latencia o “modo gaming” la autonomía se ve algo reducida, concretamente nos ofrece en torno a las 2 horas o 2 horas y media al 70-80% de volumen.

Los auriculares True Wireless como los Realme Buds Air no son dispositivos de audio pensados para estar con ellos puestos un largo periodo de tiempo, ya que la base de carga nos ofrece la posibilidad de cargarlos hasta cinco veces de una forma no completa.

Imagen - Realme Buds Air, review con opinión y especificaciones

La caja de carga cuenta con tres estados, que se mostrarán a través del parpadeo del LED integrado en el frontal:

  1. Verde: la caja de carga se encuentra cargada al máximo.
  2. Amarillo: la caja tiene batería suficiente.
  3. Rojo: la caja tiene una batería inferior al 15%.

El estuche de carga cuenta con 400 mAh de batería, con la posibilidad cargarse mediante la conexión USB C de la zona inferior o bien recargarse inalámbricamente a través del estándar Qi de hasta 10 W, aunque se calientan mucho. El cargador inalámbrico hemos de comprarlo aparte, si bien los Realme Buds Air son compatibles con casi cualquiera en el mercado.

18 cargadores inalámbricos baratos

El tiempo de recarga para los auriculares es bastante rápido, alrededor de media hora. Por otro lado, la base de carga tarda en recargarse unas 2 horas aproximadamente.

Experiencia de uso

Imagen - Realme Buds Air, review con opinión y especificaciones

La experiencia de uso de los Realme Buds Air es muy buena, destacando la rapidez con la que se enlazan a nuestro teléfono. Por otro lado, en ocasiones el sonido no se nos ha brindado de forma inmediata, sino que hemos tenido que esperar unos segundos a que comience la reproducción.

Eso sí, con ponérnoslos ya sabíamos que no teníamos que tocar ningún botón para que comenzase la música. Resulta muy cómodo invocar al Asistente de Google a través de una pulsación, y la superficie táctil es lo suficientemente grande para utilizar los distintos controles sin problema.

Al introducirlos en la caja se apagan automáticamente y también contamos con la posibilidad de hacer uso de tan solo uno de los dos auriculares, ya que ambos están dotados de dos micrófonos para contestar llamadas o simplemente disfrutar del contenido multimedia.

La autonomía con un solo auricular se vería prolongada frente a si hacemos uso de los dos al mismo tiempo. A la hora de hablar por teléfono, nos escuchan correctamente, aunque algo bajo, por lo que debemos de elevar ligeramente la voz. La interacción con Google Assistant ha sido satisfactoria.

Es cierto que el volumen que hemos tenido que utilizar en los Realme Buds Air ha sido bastante elevado, ya que los hemos probado en situaciones de mucho ruido como, por ejemplo, el transporte público.

Las personas a nuestro alrededor pueden llegar a percibir la música que estamos escuchando, pues el aislamiento es escaso, al no utilizar tapones de goma.

Por otro lado, hay que mencionar que la reproducción se reanuda en ambos auriculares, aunque uno de los dos no detecte que se encuentra dentro de la oreja.

Desde que llegó el Bluetooth 5.0 a este tipo de dispositivos, el alcance y la estabilidad de la conexión resultan notables, ya que podemos dejar el móvil en la otra punta del gimnasio o de nuestra casa y no tendremos ningún temor a perder la conexión con el dispositivo.

Realme Air Buds, los AirPods de Android

Si buscas unos auriculares por debajo de los 70 euros que sean táctiles, y cuya calidad de sonido no sea la máxima prioridad de la compra, los Realme Buds Air pueden ser tu opción. Por otro lado, debemos destacar que también resultan llamativos al contar con un diseño tan calcado al de los AirPods de Apple.

Puntos fuertes de los Realme Buds Air en nuestra review

  1. Diseño elegante con estuche pequeño.
  2. Posibilidad de invocar al asistente de Google.
  3. Panel táctil preciso.
  4. Cuentan con carga inalámbrica hasta 10 W.

Puntos débiles de los Realme Buds Air en nuestra review

  1. Se aprecian los arañazos fácilmente.
  2. El sonido podría tener mejores graves.
  3. Echamos en falta una app que permita configurar los toques.

Nuestra valoración

  1. Diseño: 8
  2. Sonido: 7
  3. Conectividad: 9
  4. Comodidad: 7
  5. Autonomía: 7
  6. Precio: 9
  7. Puntuación global: 7.8

Imagen - Realme Buds Air, review con opinión y especificaciones

Review: Huawei FreeBuds 3, por fin unos auriculares de gama alta

¿Qué te parecen los Realme Air Buds? ¿Crees que existen otros auriculares con mejor calidad-precio?

Ver Comentarios