Tinder añadirá videollamadas justo después del confinamiento

Tinder añadirá videollamadas justo después del confinamiento

Miguel Regueira |

En poco tiempo Tinder estrenará las videollamadas, que permitirán a los usuarios que hayan conectado por medio de un "match" hablar cara a cara. Una función con muchas posibilidades, aunque también con un elevado potencial para generar problemas.

Tinder plantea las videollamadas como una alternativa para que los usuarios puedan conocer nuevas personas manteniendo el distanciamiento social que exige la epidemia de coronavirus.

Ahora bien, su lanzamiento apunta al mes de junio de 2020, cuando muchos países (incluyendo España) ya deberían estar en las últimas fases del confinamiento. Tinder ha confirmado a sus accionistas que trabaja en las videollamadas, aunque parece que comenzó a hacerlo con la llegada del coronavirus, y de ahí el retraso.

¿Tinder o Badoo? ¿Cuál elegir?

De hecho, una de las primeras medidas ha sido ofrecer Tinder Passport gratis para conocer gente de otras ciudades, sin limitarnos a nuestros alrededores.

Tinder no ha facilitado apenas detalles de estas videollamadas, pero sí que el resto de las apps del grupo están apostando por el vídeo. De los mismos propietarios son Plenty of Fish y Meetic, donde los experimentos con el streaming de los usuarios han funcionado bien.

El principal problema que provocarán las videollamadas son los posibles comportamientos inadecuados. De hecho, Tinder ni siquiera deja enviar fotos privadas en las conversaciones, para evitar imágenes explícitas no solicitadas que molesten a los destinatarios.

No sabemos si las videollamadas incluirán algún filtro adicional, pero en cualquier caso requieren más colaboración por ambas partes. Además de hacer "match" en Tinder (mostrar interés mutuo), la otra persona debe coger la videollamada para que comience.

Tampoco sería extraño que Tinder exigiera un mínimo de conversación para permitir la llamada, o que incluya sistemas de seguridad más avanzados. Por ejemplo, ahora Tinder verifica que las fotos son reales, y la inteligencia artificial también podría ayudar a identificar a quienes incumplan las normas.

Más allá de estos posibles problemas, las videollamadas en Tinder abren muchas posibilidades: conocer mejor a la persona con la que concertaremos una cita, charlar para pasar el tiempo, confirmar que las fotos del perfil son reales e incluso otros usos más "explícitos".

También pueden mejorar la seguridad de la app, pues ahora resultará menos necesario facilitar información personal como el teléfono, cuenta de WhatsApp o de Instagram. Con las videollamadas será más sencillo saber si una potencial cita nos interesa sin necesidad de salir de Tinder.

Si bien existen muchas alternativas a Tinder, la app poco a poco se ha consolidado entre las más populares. La llegada de las videollamadas puede cambiar mucho la experiencia en Tinder, y aunque en principio parece un extra interesante, habrá que ver cómo funciona y qué uso se le da para comprobar si realmente ayuda a conocer personas interesantes.

Cómo usar Tinder desde el ordenador

Ver Comentarios