¿Qué es la tecnología Intel Turbo Boost?

Por Redacción |

Si lees este artículo es porque te estás preguntando qué es la Tecnología Intel Turbo Boost, y si te estás haciendo esa pregunta es porque te interesa conseguir un mejor desempeño del procesador y de gráficos para cargas máximas en tu ordenador, pues justamente es lo que hace este desarrollo de Intel de forma automática.

Cuando buscas mayor desempeño de procesamiento y gráficos, bien sea para trabajo o simplemente porque eres un gamer dedicado, entonces requieres que los núcleos trabajen por encima de la frecuencia operativa nominal, sin entorpecer los límites especificados de energía, corriente y temperatura, claro, siempre ayudarán elementos adicionales como por ejemplo la memoria Intel Optane para hacer tu PC más rápido.

Intel Core de 8ª generación es presentado en España con un 40% más de potencia

Cómo funciona la tecnología Intel Turbo Boost

El perfecto desempeño de la tecnología Intel Turbo Boost y su funcionamiento con el procesador dependerá de la carga de trabajo y del entorno operativo, pero siempre respetando los límites de funcionamiento del chip sin afectar permanentemente su funcionamiento, es una herramienta segura.

La frecuencia máxima impulsada por Turbo Boost se trata de la mayor frecuencia que pueda conseguirse cuando las condiciones del hardware permitan al procesador entrar en modo turbo. La frecuencia empleada por Intel Turbo Boost se ajusta la carga de trabajo, el equipo, el software y todo lo vinculado a la configuración general del sistema.

Imagen - ¿Qué es la tecnología Intel Turbo Boost?

Las características variables de la energía no permiten contar de forma estable con la tecnología Intel Turbo Boost y en consecuencia que no logre las frecuencias máximas turbo en los momentos en que se ejecuten cargas de trabajo elevadas, para lo que se requiere utilizar varios núcleos de forma simultánea.

Al momento de determinar el desempeño de la tecnología Intel Turbo Boost se deben considerar varios factores como: el tipo de carga de trabajo, la cantidad de núcleos activos, el consumo estimado de corriente, el consumo estimado de energía y la temperatura del procesador.

En los momentos en los que el procesador funciona por debajo de estos límites y la carga de trabajo del usuario exige mayor desempeño, la frecuencia del procesador aumentará de forma dinámica hasta alcanzar su límite máximo.

En concreto, la tecnología Intel Turbo Boost permite que el procesador funcione a un nivel de energía mayor que su TDP configurada y la energía especificada en la ficha de datos durante períodos breves, algo muy parecido a lo que logra Radeon Wattman.

Si ya vas comprendiendo qué es la tecnología Intel Turbo Boost, entonces entenderás que esta herramienta posee varios algoritmos que funcionan al mismo tiempo para lograr una mejor gestión de la energía y la temperatura, lo que sin duda impactará positivamente en maximizar la frecuencia y la eficiencia energética del procesador.

Nuevos Intel Core de 8ª generación orientados al gaming

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.