Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Por Izan González |

La gama premium está más reñida que nunca. A los competidores tradicionales se les han añadido otros con muchas ganas de hacerse un hueco. Samsung no quiere ni oír hablar de esto y año a año renueva su apuesta, esta vez el Galaxy S10+ de esta review es el elegido para ir directo a medirse con los más grandes.

Muchos estaréis pensando en el Galaxy Fold como abanderado de una marca a la que no se le puede achacar que no invierta en innovación, pero creemos que son un concepto diferente al de smartphone que todavía está en pañales.

Podríamos hablar largo y tendido de los móviles plegables, aunque no es el día. Hoy el protagonista es un Samsung Galaxy S10+ que mira de tú a tú a los terminales de Huawei e incluso al mismísimo iPhone, que no pasa sus mejores momentos.

Samsung Galaxy A10, el nuevo gama de entrada con 2 GB de RAM y Android Pie

Construcción, lo mejor del Galaxy S10+

Si en esta gama no se perdona ni una, mucho menos se iba a perdonar una construcción deficiente. Ni Samsung (ni ninguna otra, al menos a priori) se atreve a recortar en un apartado donde el comprador objetivo de este tipo de terminales tiene el ojo y la mano muy bien entrenados.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Tenemos delante un buen smartphone sin carencias a nivel de construcción. Aunque sí podremos tener algunos problemas con el formato del smartphone unido a un software quizá no demasiado pulido o que, por complejo, consigue dificultarnos el día a día.

Estábamos haciendo referencia a los bordes curvos. Una característica que se ha vuelto el sello de identidad de la marca surcoreana y que debería estar mejor afinada en el apartado software. Profundizaremos sobre ello más adelante.

Como decíamos, unos bordes curvos en los laterales, un chasis de aluminio y una trasera cerámica (colores Ceramic White o Ceramic Black) o plástica (color Prism Black, nuestra unidad) completan el envoltorio del Galaxy S10+.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Un diseño muy limpio en la frontal que con el panel apagado nos da la sensación del tan ansiado formato todo pantalla. La trasera acoge al apartado fotográfico, estéticamente muy mal resuelto según nuestro criterio.

Las tres cámaras, el flash LED y otros sensores se emplazan en un rectángulo de una tonalidad de negro diferente y cuyos bordes sobresalen unas micras de la superficie. El conjunto parece que se ha intentado camuflar, sin éxito, en la trasera produciendo un impacto visual importante.

Aunque en los gustos no hay nada escrito, sí estamos de acuerdo en que Samsung no ha acertado en el diseño de las cámaras traseras.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

También podría ser discutible el emplazamiento de las cámaras delanteras. Rodeadas en todos sus ángulos por pantalla se han subido al carro de este siguiente paso al notch que también ha causado bastante polémica al acoger a dos cámaras y traduciéndose en un espacio perdido mayor.

En el canto izquierdo tenemos la botonera para subir y bajar el volumen y el botón que invoca al asistente Bixby. El canto derecho es donde se emplaza el botón de bloqueo/desbloqueo y encendido y apagado; micrófono, minijack de 3,5 mm y conector USB Tipo C en el inferior; cerramos con el micrófono de cancelación de ruido y bandeja para SIM en el superior.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

El conjunto del Galaxy S10+ es excelente e incluso se atreve a darnos certificaciones de resistencia a agua y polvo con su IP68. Cerramos el apartado detallando las dimensiones 157,6 x 74,1 x 7,8 mm y el peso 175 gramos (198 gramos si es la versión cerámica).

Samsung Galaxy S10+, ficha técnica

Aun siendo un gama alta, no obtenemos muchas sorpresas en un primer vistazo. El hardware de este Galaxy S10+ es ni más ni menos que el esperado por todos recurriendo a un procesador diseñado por ellos mismos y pocas novedades sobre el papel respecto a sus competidores más directos.

  1. Pantalla: 6,4 pulgadas, AMOLED, resolución 1.440 x 3.040 píxeles, formato Infinity-O, Corning Gorilla Glass 6.
  2. Procesador: Exynos 9820 de 8 núcleos.
  3. Memoria RAM: 8 o 12 GB.
  4. Almacenamiento interno: 128, 512 GB o 1 TB.
  5. Cámara trasera: 12 megapíxeles, f/1,5-2,4 Dual Pixel PDAF y OIS + 12 megapíxeles f/2,4 (teleobjetivo) con AF, OIS y zoom óptico 2x + 16 megapíxeles f/2,2 (gran angular).
  6. Cámara delantera: 10 megapíxeles + 8 megapíxeles (cámara RGB sensor de profundidad).
  7. Conectividad: WiFi, Bluetooth 5.0 con aptX, A-GPS, GLONASS, BDS, GALILEO y NFC.
  8. Puertos y sensores: USB Tipo C 3.1 y jack de 3,5 mm.
  9. Sensores: lector de huellas bajo pantalla, acelerómetro, giróscopo, sensor proximidad, brújula, barómetro, ritmo cardiaco y nivel de oxígeno.
  10. Batería: 4.100 mAh con carga rápida, carga rápida inalámbrica y función de powerbank.
  11. Sistema operativo: One UI 1 basado en Android 9 Pie.

Compra: Samsung Galaxy S10+ (Amazon)

Compra: Samsung Galaxy S10+ (PcComponentes)

Infinity-O y AMOLED en la pantalla

Samsung es experta en paneles de todo tipo. Fue una de las marcas abanderadas en la revolución de las pantallas bajo su diseño AMOLED y siguen apostando con fuerza por esta tecnología.

Tanto el tacto de la pantalla en nuestros dedos como el panel en sí forman una dupla realmente buena que deja muy bien parado al nuevo buque insignia de Samsung. La tecnología OLED tiene algunos problemas y algunas ventajas de sobra conocidas.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

En la parte de los problemas nos encontramos con los tonos blancos. Más bien que nunca llegan a ser blancos y por más que calibremos la pantalla tenderán irremediablemente a un amarillo tenue. Lo experimentaremos con más fuerza si venimos de un smartphone con paneles IPS LCD.

Samsung Galaxy S10 5G: pantalla de 6,7 pulgadas, 6 cámaras y conectividad 5G

Todo lo contrario con los negros. Una de las propiedades de las pantallas OLED es que pueden encender y apagar píxeles a discreción obteniendo unos negros puros (por ausencia de luz). Puede suponer un ahorro de energía significativo si tenemos activada la función Always On Display.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Always On Display es la forma que tiene Samsung de aprovechar la pantalla de este Galaxy S10+ para mostrar información de forma muy simple. La versión más básica nos da la fecha, la hora, el porcentaje de la batería y notificaciones.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Como no podía ser de otra manera, hay variedad de configuraciones y estilos para adaptarse a nuestras necesidades.

Puedes elegir el estilo del reloj que se mostrará en el Always On Display e incluso crear el tuyo propio añadiendo GIFs, emoticonos o descargando diseños desde el repositorio de temas.

También en este apartado de la pantalla podemos hablar de las distintas resoluciones que podemos elegir. Desde un discreto HD para ahorrar batería, hasta la resolución completa del panel 1.440 x 3.040 píxeles pasando por una resultona FullHD.


Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Esta última resolución mencionada será la que protagonice la práctica totalidad el tiempo pues el salto desde HD es bastante importante y no tenemos un panel lo suficientemente grande como para que el QHD proporcione una diferencia notable.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Tanto los ángulos de visión como el brillo que consigue hacen de la pantalla del Samsung Galaxy S10+ como una de las mejores de todo el panorama smartphone y será uno de los rivales a batir en este año 2019.

One UI 1, el digno sucesor

Llegamos al apartado del software en esta review del Samsung Galaxy S10+ no sin antes mencionar el lavado de cara (de nombre más bien) que los coreanos han realizado a su personalización particular de Android. De TouchWiz pasamos a Samsung Experience y ahora llega One UI 1.

Como decía, no es más que una ligera renovación tras las malas críticas cosechadas por las anteriores denominaciones. One UI 1 es la evolución necesaria de una ROM que se ha ido aligerando versión tras versión hasta ofrecer una experiencia de usuario interesante.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Podríamos decir que One UI es el compañero perfecto de un smartphone pero quizá no del Samsung Galaxy S10+. El principal motivo de esta afirmación es algo que ya dejamos caer con anterioridad y que tiene que ver directamente con el redondeado de los bordes del smartphone.

Quizá sea por un problema de calibración o directamente por un problema de software. One UI 1 no sabe muy bien cuando estamos agarrando el teléfono con la mano mientras tocamos los bordes y cuando queremos tocar los bordes realmente.

También puede ser que la culpa sea nuestra al no saber cómo agarrar este Galaxy S10+ en particular pues las interrupciones al tocar los bordes de la pantalla son bastante usuales y llegan a ser molestas.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Olvidad aquello de estar tumbado en la cama con el smartphone cogido de formas inimaginables. Como se te ocurra rozar alguno de estos bordes con tu mano dejarás de querer (durante un rato) a tu Samsung y te dirigirá de inmediato a la senda de la forma correcta de agarrarlo.

Este tipo de capas de personalización vienen por la lentitud de Google en incorporar nuevas mejoras a su Android más puro (o Android stock). Los fabricantes invierten muchísimos millones en diferenciarse del resto a nivel de software, pero salvo casos puntuales y funciones concretas, suelen ser diferentes formas de presentar lo mismo.

5 ventajas de un móvil con Android One

One UI 1 no aporta nada revolucionario. No será un motivo por el que elegir el Samsung Galaxy S10+ pero tampoco caerá en el terreno de los puntos en contra.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Entre las funciones que añade podemos destacar un par sobre el resto. La primera se activa al abrir cualquier juego y aparecerán diferentes opciones en la barra de botones de navegación. Con uno de esos botones podemos bloquear la pantalla sin que esta se apague.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Nos permite seguir viendo en segundo plano el juego (segundo plano literal) tras una capa semitransparente donde aparece un candado que nos indica que el táctil de la pantalla está desactivado.

Nos ha parecido muy útil pues está muy a mano y puede ser la alternativa a apagar la pantalla si estamos jugando a cualquier juego y nos tenemos que meter el smartphone en el bolsillo corriendo el riesgo de pérdida de la partida.

El otro nos permite gestionar las notificaciones y activar diferentes mejoras para que la inmersión en el juego sea aun mayor limitando incluso las llamadas entrantes o abrir aplicaciones como YouTube en pequeñas pantallas superpuestas mientras el juego está abierto. Una función perfecta para seguir tutoriales, por ejemplo.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

El segundo punto que queríamos tratar en el aspecto de software es que Samsung se ha olvidado de Google para proveernos de noticias. Para suplirlo acude a un HUB similar al del feed de las noticias de Google pero vitaminado.

Podemos incluso personalizarlo con las tarjetas de temáticas y funciones que más nos interesen. De un vistazo podemos ver nuestros próximos eventos programados en el calendario, un feed de noticias más o menos enfocadas a nuestros gustos, una tarjeta de YouTube basada en nuestras suscripciones y el tiempo.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Pero tenemos más, podemos elegir si incluir una tarjeta de Bixby, correo electrónico, Facebook, Foursquare, Galaxy Store o recordatorios. Entre otros muchos que además se irán ampliando a medida que vayamos instalando aplicaciones.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Este centro de información es bastante útil para ver de un vistazo toda la información que requiramos y nos hemos sorprendido a nosotros mismos usándolo más de lo que preveíamos en un primer momento.

Ese hecho solo quiere decir que Samsung ha hecho bien su trabajo en este aspecto y nos encontramos cómodos con las opciones de personalización y la información mostrada.

Otra cuestión a tener muy en cuenta cuando tengamos que adquirir un nuevo terminal es el soporte que proporciona la marca. La actual Samsung ha aprendido de sus propios errores y ofrece unos tiempos de soporte de sistema bastante amplios.

Que dispositivos del 2015, como la Samsung Galaxy Tab A S-Pen, siguieran hasta hace poco recibiendo actualizaciones de sistema operativo importantes dice mucho del compromiso de la marca.

Y en un mundo donde se descubren vulnerabilidades de Android prácticamente a diario sí puede ser un aspecto para tener muy en cuenta si queremos estar seguros con nuestro smartphone durante años.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Dentro del software, aunque seguramente no sea el único responsable, podemos incluir el reconocimiento de nuestra huella dactilar. Tal y como ya hicieron otros fabricantes, Samsung la ha implementado bajo la pantalla con un resultado muy similar al de sus competidores.

A día de hoy, el sensor de huellas bajo la pantalla sigue sin ser tan rápido y preciso como el emplazado sin escondrijos en la parte frontal o trasera de los smartphone. El Samsung Galaxy S10+ no consigue plantar cara en este aspecto a otros dispositivos con la propuesta física a la vista de todos.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Desconocemos si es por un motivo de software o el mero emplazamiento bajo un cristal el que lastra la experiencia de usuario pero de lo que estamos seguros es de que su funcionamiento no es muy bueno.

La lentitud generalizada y no exclusiva de este método nos hace replantearnos si de verdad molesta tanto un lector de huellas a la vista en la parte trasera o en la frontal. Un lector tangible que sepamos inequívocamente por el tacto donde se encuentra nos parece a día de hoy la mejor opción.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

El desbloqueo facial funciona bien, mejor incluso que el lector de pantalla pero en condiciones de baja luminosidad donde el reconocimiento facial no es muy recomendable sí echaremos de menos un método que sea instantáneo para desbloquear nuestro Galaxy S10+.

En cuanto al rendimiento en bruto del dispositivo decir que es excelente es quedarse corto. No hemos atisbado un mínimo de ralentizaciones o lag a la hora de movernos entre aplicaciones o abrir una. Incluso en juegos el Samsung Galaxy S10+ funciona muy bien.

Hasta que se calienta demasiado. Uno de los aspectos negativos de este nuevo smartphone de Samsung es la temperatura que llega a alcanzar. No llega a quemar nuestras manos, pero tras unos minutos de uso vemos como no es capaz de disipar el calor correctamente y comienza a escalar grados Celsius.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Esperamos que en próximas actualizaciones los chicos de Samsung consigan eliminar este problema porque, aparte de la mala sensación física y objetiva, no dice mucho de un smartphone de esta gama.

Cámara: más sombras que luces

Llegamos a otro apartado esencial de cualquier smartphone. La carta de sensores que Samsung nos ha preparado para el Galaxy S10+ consta de 3: 12 megapíxeles para el sensor principal, otros 12 megapíxeles para el sensor de teleobjetivo y 16 megapíxeles para la lente gran angular.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Una combinación a priori excelente con inteligencia artificial incluida pero que, nuevamente, no llega a competir cara a cara contra otros smartphones de su misma gama y diferente fabricante.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Mismamente nos viene a la cabeza el Huawei Mate 20 Pro o el Google Pixel 3. Ambos con unos meses a sus espaldas pero que siguen liderando la cámara de smartphone a día de hoy.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Con buena luz las tres lentes nos proporcionan un pequeño juguete con el que experimentar las diferentes opciones. Tanto el sensor normal como el teleobjetivo y el gran angular dan buenos resultados y se puede decir que es hasta entretenido ir pasando de uno a otro.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Pero cuando cae la noche el comportamiento de las tres no es el esperado en un smartphone de estas características y gama. El Samsung Galaxy S10+ sale perdiendo con claridad frente a los rivales a batir del pasado 2018.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Por su parte, el apartado del software de la cámara es divertido y entretenido. Ofrece muchas y completas opciones para dar un toque creativo a nuestros selfies con efectos dinámicos gracias a otro par de sensores de 10 y 8 megapíxeles.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

La cámara delantera también presume de un sensor gran angular pero los resultados no son tan impresionantes como en la trasera aumentando tan solo unos grados el campo de visión fotográfica.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Samsung Galaxy S10+: necesita mejorar

No queremos despedirnos sin mencionar la batería. Es cierto que hoy en día (y desde hace mucho) cargar el teléfono prácticamente todas las noches o un par de veces a lo largo del día no nos parece raro.

Pero el Samsung Galaxy S10+ va incluso un paso más allá. No es de los mejores, tampoco, en lo relativo a la autonomía de la batería y seguro que esos absurdos calentamientos tienen algo que ver.

Imagen - Review: Samsung Galaxy S10+, una pantalla extraordinaria y un One UI que convence

Raro ha sido el día que no hemos tenido que recurrir a un enchufe a mitad de nuestro periplo diario porque la tendencia que nos marcaba la batería nos hacía temer no llegar a nuestro viaje de vuelta a casa con la dosis suficiente de mAh.

Otro aspecto que Samsung debe mirar con lupa y conocer por dónde se le escapan esos miliamperios por hora tan preciados. Lo que también debemos reconocer es la carga rápida, que funciona muy bien y estos atracones de batería los solventa a la perfección.

El Samsung Galaxy S10+ ha venido para abanderar a la gigante coreana en este 2019 y tan solo conseguirán arrebatar el cetro ganador con un par de ajustes (que confiamos que llegarán más pronto que tarde) importantes. El resto lo tiene todo: por 1.009 euros te llevas un diseño sobresaliente y un software que acompaña.

Compra: Samsung Galaxy S10+ (Amazon)

Compra: Samsung Galaxy S10+ (PcComponentes)

Los puntos fuertes del Samsung Galaxy S10+ en nuestra review

  1. Pantalla excelente en brillo, resolución y colores.
  2. Calidad de construcción y certificado IP68.
  3. One UI nos parece una capa de personalización muy buena y afinada.
  4. Atajo a Samsung Pay.
  5. Auriculares AKG incluidos.

Los puntos débiles del Samsung Galaxy S10+ en nuestra review

  1. Calibración de los bordes táctiles.
  2. La cámara tiene mucho potencial pero nos ha dejado fríos.
  3. Mala autonomía.

Samsung Galaxy A50 es oficial con lector de huellas en pantalla y triple cámara principal

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.