Review: Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, un ultrabook 3K atractivo y con potencia asombrosa

Review: Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, un ultrabook 3K atractivo y con potencia asombrosa

Lenovo Yoga Slim 7i Pro X es un portátil de gama alta, también conocido como ultrabook, perteneciente a la marca china Lenovo. Tras utilizarlo durante algunas semanas, vamos a acercarnos un poco más a sus características a través de esta review.

La serie Yoga de Lenovo se caracteriza por hacer una combinación perfecta de portabilidad y rendimiento, pero sin olvidarse de uno de los factores primordiales para el usuario: tener un precio razonable.

Si buscamos las características más destacadas del modelo Slim 7i Pro X, encontramos una pantalla de 14,5 pulgadas con resolución 3K y tasa de refresco adaptativa hasta 120 Hz. Además, está equipado con un procesador Intel Core de 12ª generación y la GPU NVIDIA GeForce RTX 3050.

También cuenta con la certificación NVIDIA Studio, destinada a potenciar la creación de contenidos digitales. Con estos datos, es de suponer que no estamos ante un portátil enfocado al gaming, como sí sucedía con el modelo Lenovo Legion Slim 7i Gen 7.

Al abrir la caja que lo contiene, encontramos el modelo Dark Teal y un cargador rápido USB-C de 100 W. No falta la documentación típica y el manual de instrucciones.

Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, ficha técnica

  1. Pantalla: IPS de 14,5 pulgadas con resolución 3K (3.072 x 1.920 píxeles), tasa de refresco adaptativa hasta 120 Hz, brillo máximo de 400 nits, relación de aspecto 16:10 y Dolby Vision.
  2. Procesador: Intel Core i7-12700H de 12ª generación.
  3. Gráfica: NVIDIA GeForce RTX 3050.
  4. Memoria RAM: 32 GB LPDDR5.
  5. Almacenamiento interno: 1 TB SSD.
  6. Webcam: FullHD (1.920 x 1.080 píxeles).
  7. Conectividad: WiFi 6E, Bluetooth 5.1.
  8. Puertos: 2 x Thunderbolt 4, 1 x HDMI 2.0, 1 x USB-A 3.2 Gen 1, conector jack de 3,5 mm para auriculares y micrófono, interruptor de webcam y entrada de alimentación.
  9. Extras: obturador electrónico para la webcam, teclado retroiluminado, dos altavoces Harman de 2 W y micrófonos duales.
  10. Batería: 70 Wh con carga rápida a 100 W.
  11. Sistema operativo: Windows 11 Pro.
  12. Dimensiones: 328,8 x 221,4 x 15,9 mm.
  13. Peso: 1,45 kg.
  14. Colores: Dark Teal (verde azulado oscuro) y Cloud Grey (nube gris).
  15. Precio: 1.899 euros.

Compra: Lenovo Yoga Slim 7i Pro X (Amazon)

Diseño atractivo, materiales de calidad y un "notch"

Aleación de aluminio de primera calidad, diseño vanguardista y colores atractivos son los puntos fuertes del Yoga Slim 7i Pro X en este ámbito. Y la combinación de todo ello tiene como resultado un portátil duradero, cómodo y bonito.

A primera vista, el Lenovo Yoga Slim 7i Pro X causa una muy buena impresión. Lo primero en lo que reparamos es en su carcasa, fabricada con materiales de aleación de aluminio y de apariencia robusta, hemos comprobado que la apariencia no engaña: es de gran calidad.

El tacto es bastante frío, pero sobre todo se percibe que estamos ante un dispositivo de primera categoría. Las dimensiones de este portátil son 328,2 x 221,4 x 15,9 mm, obteniendo un dispositivo extremadamente ligero de tan solo 1,45 kg, incluyéndolo automáticamente en la categoría de ultrabook.

De hecho, esa fina y ligera composición nos lleva a compararlo con el MacBook Pro de Apple. También guarda cierta similitud en sus bordes suaves y redondeados, presentes tanto en la tapa del portátil como en la base del mismo, lo que dota al dispositivo de un aspecto agradable y manejable.

Review: MacBook Air M2, más potente y con nuevo diseño

Por otro lado, posee unos biseles mayoritariamente finos en todos sus lados. No obstante, hemos hallado en el Lenovo Yoga Slim 7i Pro X una característica particular: la webcam se localiza en un "notch" o muesca como si de un smartphone se tratase, lo que hace que el marco superior tenga más anchura.

Imagen - Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, análisis con opinión y precio

Nosotros hemos recibido el modelo Dark Teal, un color muy original que no estamos acostumbrados a ver en portátiles, el cual se traduce como verde azulado oscuro. Si buscamos un estilo más sobrio y tradicional, también se encuentra disponible en color Cloud Grey (nube gris).

Imagen - Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, análisis con opinión y precio

Los puertos se localizan en los laterales del dispositivo, no hay ninguno en la parte trasera, a diferencia de lo que sucedía en el Lenovo Legion Slim 7i Gen 7. Si nos ubicamos en el lado izquierdo, encontraremos un puerto HDMI 2.0 y dos puertos Thunderbolt 4:

Imagen - Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, análisis con opinión y precio

Ahora nos vamos al otro extremo, el lateral derecho del Lenovo Yoga. Aquí vemos el botón de encendido/apagado del dispositivo, un puerto USB-A 3.2 Gen 1 y un conector jack de 3,5 mm para auriculares y micrófono. Además, también posee un interruptor de privacidad que permite activar y desactivar la webcam:

Imagen - Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, análisis con opinión y precio

En cuanto a la parte trasera, vemos una gran rejilla de ventilación que se extiende horizontalmente por toda su cubierta. Esta permite que el portátil se mantenga refrigerado en todo momento, y en esta imagen puedes apreciar cómo queda:

Imagen - Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, análisis con opinión y precio

Pantalla 3K de 14,5 pulgadas y tasa de refresco hasta 120 Hz

El Lenovo Yoga Slim 7i Pro X despliega una pantalla IPS PureSight de 14,5 pulgadas. Este panel no llega a la categoría de los OLED, pero hemos comprobado que destaca por tener ángulos de visión muy buenos, colores realistas y grandes contrastes, entre otras cosas.

Sin embargo, lo que más llama la atención es su impresionante resolución 3K (3.072 x 1.920 píxeles), la cual ofrece una nitidez y claridad que no dejará indiferente a nadie. A pesar de no ser el mejor dato del mercado, si a esto le sumas un brillo máximo de 400 nits, la experiencia visual es difícil de superar.

Imagen - Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, análisis con opinión y precio

La tasa de refresco, también conocida como frecuencia de actualización, es adaptativa y puede alcanzar hasta 120 Hz. Este dato nos ha sorprendido gratamente, ya que esperábamos encontrarnos un habitual 90 Hz y no una cifra tan elevada, más propia de portátiles especializados en gaming.

Por otro lado, el Lenovo Yoga posee certificación TÜV Hardware Low Blue Light, lo que significa que su pantalla es totalmente segura para la vista del usuario. A esto se agrega una cubierta antirreflejos que permite rebajar las situaciones incómodas en momentos de mucha luz, aunque no evita que aparezcan algunos reflejos en exteriores.

Y terminando el apartado de pantalla, debes saber que este modelo no contiene soporte táctil en su pantalla, a pesar de tener un revestimiento de cristal. Hay diversidad de opiniones al respecto, pudiendo ser una oportunidad desperdiciada para muchos y totalmente indiferente para otros.

Rendimiento notable y potenciador de creatividad

Si combinamos un procesador Intel Core i7-12700H de 12ª generación y la GPU NVIDIA GeForce RTX 3050, el resultado obtenido es garantía de calidad para este portátil. A esto se suma un almacenamiento veloz y memoria RAM más que suficiente para un usuario medio.

Por las pruebas que hemos realizado, podemos confiar en el Lenovo Yoga Slim 7i Pro X para ejecutar con soltura prácticamente cualquier programa. A modo de ejemplo, paquetes tan exigentes como Adobe Photoshop o Premiere Pro no suponen un problema de arranque, ruido ni funcionamiento.

Como dijimos anteriormente, es una alegría ver que este portátil soporta hasta 120 Hz de frecuencia de actualización. Esto significa que, a pesar de estar más enfocado en creación de contenido, sus funcionalidades no se limitan a eso: también es muy solvente en gaming.

También dispone de G-Sync, una tecnología desarrollada por NVIDIA para mejorar la experiencia de juego. El objetivo es mantener un ritmo estable de FPS, evitando las variaciones bruscas y aumentando la fluidez visual de cualquier partida.

Evidentemente, no llega al nivel que pueden alcanzar los dispositivos especializados, pero obtiene una nota aprobada en cuanto a lo que destreza en juegos se refiere. Además, cuenta con la ventaja de ser mucho más fino, ligero y con una estética más discreta que este tipo de portátiles.

La guinda del pastel viene de la mano de NVIDIA Studio, una plataforma pensada para potenciar la creatividad de los usuarios. Esta logra mejorar la capacidad y el rendimiento de todas las apps dedicadas a la creación de contenido: renderizar a mayor velocidad, hacer transmisiones nítidas y utilizar programas de edición con facilidad.

A continuación, desglosamos el hardware del portátil Lenovo Yoga Slim 7i Pro X:

  1. Intel Core i7-12700H de 12ª generación como procesador.
  2. NVIDIA GeForce RTX 3050 como tarjeta gráfica.
  3. 32 GB de memoria RAM LPDDR5.
  4. Hasta 1 TB de almacenamiento interno SSD.

Tras realizar la prueba de rendimiento Geekbench 5, estos son los datos obtenidos para el portátil Lenovo Yoga Slim 7i Pro X. En cuestión de CPU, el test otorga 1.433 puntos utilizando un solo núcleo del procesador y 9.108 puntos considerando todos los núcleos.

Imagen - Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, análisis con opinión y precio
Además, Geekbench 5 también analiza el rendimiento gráfico de este portátil. En este caso, tenemos que distinguir entre dos tipos de GPU: 40.249 puntos son concedidos a NVIDIA GeForce RTX 3050, mientras que los 20.127 puntos pertenecen a Intel Iris Xe Graphics.

Imagen - Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, análisis con opinión y precio

Webcam FHD y dos altavoces Harman

Según las especificaciones técnicas del Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, su webcam ofrece una solvente resolución de 1080p. Este dato se sitúa bastante por encima de otros portátiles con características similares, que se conforman con 720p.

Sin embargo, al abrir la app de la cámara no hemos percibido una imagen demasiado fiel a la realidad. Evidentemente, la cámara no se inventa lo que aparece, pero posee ciertas carencias: exceso de grano, falta de detalle, fondos saturados y rostros con sobreexposición.

Si es cierto que gana cierta nitidez y detalles cuando se utiliza en espacios exteriores, los interiores no son su punto fuerte. Podemos apreciarlo en la imagen que dejamos a continuación:

Imagen - Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, análisis con opinión y precio

A su favor, diremos que la webcam posee un sensor de infrarrojos que da paso a la mejor característica de esta sección: el soporte para autenticación por reconocimiento facial, lo cual se logra mediante la plataforma Windows Hello.

Y a pesar de que no posee una lente opaca que cubra la cámara, también conocido como obturador de privacidad, sí tiene un interruptor de privacidad. Este se localiza en el lado derecho del portátil y sirve para deshabilitar la webcam cuando no se esté utilizando.

En referencia al sonido, encontramos dos altavoces estéreo Harman que se perciben con buena calidad. Consideramos que es un acierto su distribución a ambos lados del teclado, ya que crean una atmósfera mucho más envolvente de lo habitual.

Mientras los bajos y medios tonos sí consiguen deslumbrar, los tonos graves no alcanzan una potencia espectacular. En cualquier caso, tampoco estamos ante un equipo especializado en este ámbito, y son muy correctos para escuchar música desde YouTube o Spotify.

Teclado cómodo y el mejor touchpad

Lenovo Yoga Slim 7i Pro X despliega un teclado muy cómodo para escribir, con el espacio justo y necesario entre todas sus teclas. Además, el sonido de las propias teclas al pulsarlas resulta bastante agradable, sin llegar a ser un chasquido molesto.

Imagen - Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, análisis con opinión y precio

Los únicos fallos que encontramos en el teclado residen en las flechas que apuntan hacia arriba (↑) y hacia abajo (↓). Consideramos que tienen un tamaño diminuto, y más si las comparamos con las flechas que apuntan hacia los lados o con el resto del teclado.

A modo de observación, también nos ha resultado extraño que la tecla "Ñ" y la de "enter" (↵) estén tan juntas que parezcan una misma pieza. Esto no llega a suponer un incordio para la escritura, pero tampoco facilita las cosas si vas a una velocidad considerable.

Si eres amante de las luces alrededor de las teclas, te gustará este modelo de la marca china Lenovo. Posee una retroiluminación de lo más eficaz, la cual se activa de forma automática cuando percibe situaciones de baja luminosidad y también permite ahorrar batería.

La mejor noticia de este apartado recae sobre el touchpad: tiene un tamaño que rara vez hemos visto en un portátil con semejantes características. Tiene unas dimensiones muy grandes, lo cual siempre es bueno para la experiencia del usuario.

Además, el touchpad posee una superficie de cristal suave, buen deslizamiento y una respuesta táctil que no necesita hacer mucha presión. Por supuesto, también permite realizar los múltiples gestos soportados por Windows.

Batería de 70 Wh y carga completa en 90 min

La autonomía del Lenovo Yoga Slim 7i Pro X es uno de sus aspectos más destacables. Dispone de una batería de 70 Wh con cargador rápido USB-C de 100 W, el cual viene incluido en la caja del portátil y tiene un peso bastante liviano.

Según las comprobaciones que hemos realizado, este portátil puede obtener la carga completa en 90 minutos. Además, las especificaciones dadas por la compañía china dicen que este portátil proporciona más de 3 horas de batería con una simple carga de 15 minutos.

No hay de qué preocuparse si vas a pasar una jornada fuera de casa y has olvidado el cargador, ya que su batería de larga duración ronda las 7-10 horas de uso. Evidentemente, todo depende de los programas ejecutados, y no alcanzará esas cifras si el usuario empieza a jugar.

En nuestro caso, y teniendo como referencia el brillo a mitad de potencia, ha soportado más de 8 horas y media de autonomía mientras navegábamos exclusivamente por Internet. En cambio, con un maratón de series de HBO, la duración del portátil ha bajado a 6 horas y 45 minutos.

Finalizamos esta sección con la refrigeración del dispositivo, muy buena gracias a los ventiladores localizados en sus extremos. De todas formas, es inevitable en un portátil de construcción metálica que no se recaliente un poco y sea algo ruidoso, especialmente en los momentos de trabajo extremo.

Windows 11 Pro y bloatware escaso

Imagen - Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, análisis con opinión y precio

Por suerte, el bloatware no es uno de los rasgos distintivos de Lenovo. Igual que sucedía en el portátil Lenovo Legion Slim 7i Gen 7, este tampoco viene con casi ninguna aplicación instalada de fábrica.

De hecho, solo encontraremos algunos programas típicos de Windows, Amazon Alexa, el navegador Microsoft Edge y las versiones de prueba de Microsoft Office 2021 y McAfee LiveSafe, el programa de antivirus lanzado por la famosa compañía de software.

Por otro lado, Lenovo Vantage es uno de los programas propios de la compañía china que incluye este portátil. Se trata del centro de operaciones del dispositivo, capaz de hacer una monitorización de su batería, temperatura, rendimiento, actualizaciones y mucho más.

Imagen - Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, análisis con opinión y precio

Al poseer teclado retroiluminado, las teclas del mismo se pueden configurar individualmente a través de este programa. Los usuarios tienen la posibilidad de administrar colores diferentes a cada tecla, establecer un nivel de brillo e incluso efectos especiales: lluvia, arcoiris, ondas, etc.

Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, conclusiones

Imagen - Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, análisis con opinión y precio

El balance perfecto entre portabilidad, potencia y asequibilidad se llama Lenovo Yoga Slim 7i Pro X. Si estás buscando un ultrabook con estas características, este modelo es una de las mejores opciones del mercado actual.

Lenovo se caracteriza por fabricar dispositivos sencillos, sin grandes florituras en términos de diseño. Este modelo apuesta por una construcción inmejorable y elegante, siguiendo la línea habitual de la marca china, pero atreviéndose a innovar con un color Dark Teal que nos ha cautivado.

Profundizando en sus especificaciones, cabe destacar la ligereza de su diseño: 1,45 kg fácilmente manejables y, por tanto, de llevar contigo a cualquier lugar. Si a esto le sumas una finura extraordinaria, obtenemos el ultrabook del que hablamos.

Esto va acompañado de una pantalla de 14,5 pulgadas y resolución 3K (3.072 x 1.920 píxeles), brillo máximo de 400 nits y relación de aspecto 16:10. Sin embargo, uno de los datos más destacados de su panel IPS es la tasa de refresco adaptativa hasta 120 Hz, muy difícil de conseguir en portátiles no especializados en gaming.

Todo ello, lo ofrece sin renunciar a un potente procesador Intel Core de 12ª generación y una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce RTX 3050. De hecho, a pesar de estar más focalizado en usuarios de vocación artística, potenciando la edición de vídeo y creación de contenido, también rinde sorprendentemente bien a nivel gaming.

Si buscamos las características negativas, destacamos la falta de nitidez, excesivo grano y sobreexposición de la webcam. Sin embargo, ofrece una calidad de 1080p y reconocimiento facial, un dato más que aceptable para las reuniones de trabajo, que es su utilidad fundamental para la gran mayoría de personas.

A pesar de que el repertorio de puertos está bastante bien, se echa de menos un lector de tarjetas SD. También tenemos que decir que la memoria se encuentra soldada a la placa base, lo que significa que hay que conformarse con su configuración, porque no hay posibilidad de ampliar la RAM.

Dicen que las comparaciones son odiosas. Sin embargo, en este caso nos atrevemos a decir que es un piropo para el Lenovo Yoga Slim 7i Pro X que lo asemejen con el MacBook Pro 14, un ultrabook maravilloso en todos los sentidos.

Compra: Lenovo Yoga Slim 7i Pro X (Amazon)

Puntos fuertes del Lenovo Yoga Slim 7i Pro X en nuestra review

  1. Dispositivo fino y ligero.
  2. Calidad de construcción y diseño excelentes.
  3. Pantalla de gran calidad.
  4. Magnífico touchpad.
  5. Rendimiento sólido.

Puntos débiles del Lenovo Yoga Slim 7i Pro X en nuestra review

  1. Duración de la batería en gaming.
  2. Webcam bastante justa.
  3. No tiene lector de huellas dactilares.
  4. Sin ranura para tarjetas SD.
  5. Rendimiento CPU limitado.

Nuestra valoración

  1. Diseño: 9.25
  2. Pantalla: 9
  3. Hardware: 8
  4. Autonomía: 8.5
  5. Cámara: 7
  6. Software: 8.5
  7. Precio: 8.5
  8. Puntuación global: 8.3

Review: Lenovo Legion Slim 7i Gen 7, un portátil gaming que fusiona ligereza y potencia

Imagen - Lenovo Yoga Slim 7i Pro X, análisis con opinión y precio

En este artículo hay enlaces por los que recibimos una pequeña comisión por cada compra, pero esto no tiene coste extra alguno para ti. Esto no repercute en nuestras recomendaciones, que son siempre independientes y objetivas.
  • Ver Comentarios