WiFi Mesh contra WiFi tradicional, ¿vale la pena el salto?

Por El Grupo Informático |

Las redes WiFi se vuelven cada vez más importantes: ya sea en el hogar o la oficina, un acceso a Internet resulta imprescindible, y los cables pertenecen ya al pasado. Lo último en conexiones WiFi es el Mesh, y ahora analizaremos si vale la pena dar el salto desde un WiFi convencional.

A pesar de la popularización de los smartphones, las redes inalámbricas no han pasado a un segundo plano. Al contrario, dispositivos como portátiles, consolas, smart TV o de hogar inteligente exigen una conexión de fibra rápida y un WiFi a la altura.

Los routers que "regalan" los operadores suelen ser de una calidad muy justa. Cuando tenemos una vivienda de varias plantas, un piso grande o, sencillamente, buscamos un WiFi de alta calidad, hay que plantearse un sistema Mesh, que mejore la cobertura, la velocidad y la estabilidad.

Imagen - WiFi Mesh contra WiFi tradicional, ¿vale la pena el salto?

¿Qué es el WiFi Mesh exactamente?

Antes de profundizar en el funcionamiento del WiFi Mesh debemos conocer cómo trabaja el WiFi convencional. Hasta ahora, las redes inalámbricas tenían un punto central (casi siempre el propio router), y para ampliarlas usábamos extensores que crearan un nuevo WiFi.

Añadir redes para extender un WiFi implica ciertas dificultades, ya que los dispositivos conectados deben cambiar de una a otra por sí mismos. Por desgracia, a veces escogen el WiFi con menor potencia, y suelen interrumpir nuestra navegación al realizar el cambio.

El WiFi Mesh se basa en el concepto de "roaming inteligente". Es decir, se genera una red única mediante varios puntos de acceso, y los dispositivos se conectan de forma automática al más adecuado, ya sea el que más cerca se encuentra o el que ofrece una señal más fuerte.

Muchas veces los sistemas Mesh se denominan "Whole Home WiFi" porque están pensados para llevar Internet rápido y estable a todos los rincones del hogar, incluso si los instalamos en una vivienda unifamiliar de varias plantas.

Imagen - WiFi Mesh contra WiFi tradicional, ¿vale la pena el salto?

Ventajas de las redes Mesh

Los puntos de acceso basados en WiFi Mesh están por delante de los tradicionales en diversos aspectos. Vamos a repasar cuáles son las principales ventajas de saltar a esta nueva tecnología inalámbrica:

  1. Cobertura estable en espacios amplios (dúplex, casas con jardín, viviendas de varias plantas...)
  2. Alta velocidad y baja latencia, que permiten el juego online o ver vídeo 4K en streaming.
  3. Configuración sencilla, incluso con apps para móviles.
  4. Control parental y de dispositivos conectados.
  5. Integración opcional de powerline para mejorar la comunicación de los nodos.
  6. Compatibles con los routers de fibra y ADSL de los operadores.

Imagen - WiFi Mesh contra WiFi tradicional, ¿vale la pena el salto?

Cómo decidir si pasarnos al WiFi Mesh

Un motivo obvio para cambiarte a una red Mesh son los problemas con la actual: no llega a toda la casa, sufre cortes o su velocidad resulta baja. Problemas que otras soluciones como los extensores WiFi no siempre serán capaces de resolver, ni lo harían con la misma eficiencia.

También pueden existir razones para adquirir un sistema WiFi Mesh que no veamos tan evidentes y, sin embargo, tras probarlo nos daremos cuenta de que ha mejorado mucho nuestra experiencia online.

Por ejemplo, podemos obtener velocidades superiores, porque el WiFi anterior estaba limitando la conexión a Internet, o un menor lag, muy importante en usos como los videojuegos o las videollamadas.

Incluso se pueden abrir posibilidades como conectarte en el jardín o la terraza gracias al aumento de la cobertura y de su mayor estabilidad, aparte de que las paredes gruesas (cocinas, cuartos de baño...) ya no supondrán un obstáculo como antes.

Imagen - WiFi Mesh contra WiFi tradicional, ¿vale la pena el salto?

Covr, la gama de WiFi Mesh de D-Link

D-Link es un fabricante de dispositivos de red con 30 años experiencia, y ha sido de los primeros en apostar por el WiFi Mesh. Lo hace con la gama Covr, formada por sistemas "Whole Home", es decir, diseñados para cubrir una casa grande de manera completa.

Las redes Mesh emplean varias unidades en diferentes habitaciones: 2 o 3 nodos suelen ser suficientes, si bien se pueden ampliar si lo necesitamos. Por eso la gama Covr opta por un diseño elegante, de manera que no la querremos ocultar, sino que decorará la casa.

Vamos a conocer los modelos Covr que ofrece D-Link en España:

D-Link Covr 1203

Imagen - WiFi Mesh contra WiFi tradicional, ¿vale la pena el salto?

Este sistema WiFi Mesh proporciona velocidades de 1.200 Mbps a un área de hasta 465 metros cuadrados. Soporta WiFi ac en las bandas de 2,4 GHz y 5 GHz, con MU-MIMO para mejorar el rendimiento al usar Internet en múltiples dispositivos a la vez.

Cada unidad incluye 2 puertos Ethernet destinados a conectar equipos fijos, y la alimentación eléctrica usa un USB-C, como los smartphones actuales, que hace más cómodo colocar el D-Link Covr 1203 en cualquier habitación.

Las unidades ya vienen enlazadas entre sí, así que la configuración inicial resulta sencilla. Solo tendremos que conectar una de ellas al router de nuestro operador y finalizar la instalación guiados por la app móvil gratuita de D-Link.

Podemos elegir entre el pack D-Link COVR-C1203 que incluye 3 nodos, o el D-Link COVR-C1202, que trae 2 nodos, dependiendo de las necesidades de nuestro hogar.

Compra: D-Link COVR-C1203 - 3 puntos de acceso (Amazon)

Compra: D-Link COVR-C1202 - 2 puntos de acceso (Amazon)

D-Link Covr 2202

Imagen - WiFi Mesh contra WiFi tradicional, ¿vale la pena el salto?

Estamos ante un sistema capaz de cubrir 550 metros cuadrados con solo 2 puntos de acceso. Ofrece una velocidad de 2.200 Mbps y triple red inalámbrica: 2,4 GHz + 5 GHz para el usuario y una red adicional de 5 GHz dedicada a la comunicación entre los puntos de acceso.

Cada uno de los nodos trae 6 antenas internas y 2 puertos Ethernet, todo ello en un cuidado diseño vertical que no desentona en la decoración de una casa. Las unidades Covr 2202 ya vienen emparejadas por defecto, y son compatibles con los routers de todos los operadores.

D-Link Covr P2502

Imagen - WiFi Mesh contra WiFi tradicional, ¿vale la pena el salto?

En este caso nos encontramos ante un sistema mixto, que combina el WiFi Mesh con conectividad powerline. Es decir, los D-Link Covr P2502 se conectan a un enchufe y llevan la señal de Internet por la red eléctrica.

Esto es necesario cuando hay obstáculos insalvables para el WiFi, pero no queremos prescindir de la comodidad de las redes inalámbricas. Los D-Link Covr P2502 se comunican entre sí por la red eléctrica, y para el usuario generan una red WiFi Mesh (de tipo ac MU-MIMO) que alcanza hasta 1.200 Mbps.

Se incluye tecnología Powerline AV1300, y cada unidad dispone de 3 puertos Ethernet, por si preferimos conectar mediante cable los equipos cercanos.

Compra: D-Link COVR-P2502 (Amazon)

Imagen - WiFi Mesh contra WiFi tradicional, ¿vale la pena el salto?

La familia Covr comparte algunas características comunes, además de su apuesta por el WiFi Mesh. Por ejemplo, cuenta con una app móvil gratuita para la configuración, mucho más intuitiva que los tradicionales paneles web de los routers.

Esta app integra control parental, que nos deja establecer horarios de uso, y también comprobar los dispositivos conectados, pudiendo bloquear aquellos que no deseamos que accedan. Además, hace posible crear una red WiFi de invitados para nuestras visitas.

Ahora que conoces las ventajas del WiFi Mesh frente al tradicional puedes valorar mejor si ha llegado la hora de dar el salto. Lo que parece claro es que este tipo de redes se van a popularizar mucho, porque mejoran la cobertura, el alcance y la estabilidad del WiFi de forma sencilla y cómoda.

Web: Covr (D-Link)

¿Qué opinas del WiFi Mesh? ¿Te planteas incorporarlo a tu hogar para mejorar la experiencia en Internet?

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.