8 de cada 10 personas utiliza contraseñas inseguras

Por Miguel Regueira |

Gestionar nuestras contraseñas resulta realmente complicado, y hacerlo de forma segura puede volverse una pesadilla para el usuario medio. Por eso no nos extraña saber que 8 de cada 10 internautas utiliza contraseñas inseguras y que, por lo tanto, sus datos personales y las cuentas de sus servicios se encuentran en peligro.

Un estudio de S2 Grupo indica que el 56% de los usuarios no cambia nunca su contraseña, mientras que un 13% lo hace de forma anual, y un 18% cada mes. El 77% de los encuestados emplean contraseñas débiles, es decir, que no combinan números, símbolos, letras mayúsculas y letras minúsculas. Por otro lado, más del 42% de los internautas comparte su contraseña entre varios servicios.

Gmail ya permite iniciar sesión sin contraseña

Hace poco conocimos la lista de contraseñas más usadas, que son realmente inseguras. Si tenemos en cuenta las recientes filtraciones masivas de datos, está claro que los usuarios deben esforzarse más para evitar los peligros de Internet, que cada vez se vuelven más numerosos.

Imagen - 8 de cada 10 personas utiliza contraseñas inseguras

Cómo crear una contraseña segura

Para evitar los riesgos asociados a las contraseñas inseguras existe una serie de prácticas recomendadas que cumplir. Desde luego, resultan bastante incómodas para el usuario medio, pero representan la única opción para mantenernos a salvo. Aquí tienes estos consejos:

  1. Usar contraseñas robustas: deben incluir números, letras tanto mayúsculas como minúsculas y símbolos (como %, $, ?, #...). El número de caracteres nunca debe ser menor de 8.  
  2. Evitar combinaciones sencillas: no debemos usar nunca contraseñas como "abc123", "123456", "password"... Tampoco deben formar de ella datos personales como nuestro nombre, fecha de nacimiento, cuidad de residencia...
  3. No guardarlas en el navegador: aunque es práctico que queden memorizadas para usarlas de forma automática, no resulta seguro que el navegador las tenga almacenadas.
  4. Utilizar diferentes contraseñas: cada servicio debe tener su propia clave, para que no queden expuestas todas nuestra cuentas en caso de una filtración en alguno de los servicios.
  5. Cambiar de contraseñas con frecuencia: lo más seguro es modificar las contraseñas de forma periódica, para mantenernos seguros en caso de que alguien las hubiera averiguado.

Imagen - 8 de cada 10 personas utiliza contraseñas inseguras

Otros consejos son apuntar las contraseñas en un lugar seguro para evitar olvidos, y usar un programa gestor de contraseñas que nos ayude. También existen métodos para crear contraseñas robustas pero fáciles de recordar, como escoger alguna palabra o número que conozcamos, y añadirle otros caracteres que cumplan con las reglas que acabamos de mencionar.

Aunque compañías como Google trabajan en acabar con las contraseñas, el tema sigue resultando problemático. El hecho de que 8 de cada 10 personas emplee contraseñas inseguras demuestra que necesitamos una alternativa a este sistema.

¿Qué opinas del tema? ¿Te ha sorprendido que el 80% de los usuarios usen contraseñas débiles en sus cuentas?

25 contraseñas que no debes usar