La cámara de seguridad del chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero sufrió un hackeo

Por Miguel Regueira |

La seguridad informática afecta a casi todos los aspectos de nuestro día a día, incluso a nivel político. Y es que acaba de conocerse el hackeo que sufrió en 2018 la cámara de seguridad del chalet donde viven Pablo Iglesias e Irene Montero.

De acuerdo a la denuncia que presentó Podemos en el pasado octubre, las imágenes de la cámara se podían ver online de forma libre, algo que conoció mediante un mensaje anónimo. Esta cámara había sido instalada por la Guardia Civil como parte de la protección oficial de los políticos.

Facebook elimina una barbacoa en el chalet de Pablo Iglesias con 65.000 asistentes

La noticia es de relevancia política, pero también tecnológica. El hackeo de datos personales representa un grave problema que ha afectado desde a cadenas de hoteles hasta al Ministerio de Defensa, y que se espíe el interior de una vivienda es preocupante cuando el smart home se populariza a buen ritmo.

Imagen - La cámara de seguridad del chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero sufrió un hackeo

El hackeo de la cámara de seguridad de la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero ha llamado la atención porque se ha conocido justo en pleno escándalo por una presunta red de policías corruptos que buscaban desacreditar a su partido, sin olvidar que el chalet de ambos políticos siempre ha generado debate.

Sin embargo, y a falta de detalles más concretos, no deberíamos descartar que el hackeo pudiera deberse a un error. No es raro encontrar dispositivos de seguridad accesibles por vulnerabilidades técnicas o porque no se cambiaron sus claves por defecto, a causa de un descuido.

Aunque sería grave un fallo así por parte de la Guardia Civil, lo cierto es que estos problemas no resultan infrecuentes, solo hay que pensar que hace un par de meses se filtraron datos de políticos en Alemania, incluyendo la dirección de email de la canciller Angela Merkel.

En su momento el Ministerio del Interior confirmó el hackeo, y la cámara fue reseteada, añadiéndole una seguridad reforzada. Se descubrió que las imágenes procedían de un servidor en Singapur, pero no se llegó a identificar a los responsables.

Este hackeo realizado en la cámara de seguridad instalada en chalet propiedad de Pablo Iglesias e Irene Montero pone de manifiesto otra vez la importancia de crear contraseñas seguras, incluso en los equipos que tengamos instalados en nuestra casa.

7 trucos para proteger tu privacidad en Internet

¿Qué opinas del hackeo de la cámara de seguridad en el chalet de Iglesias y Montero? ¿Te preocupa la privacidad en un momento en el que cada vez nos rodean más gadgets?

Vía: El País

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.