Huawei no podría fabricar procesadores: ARM la veta

Por Miguel Regueira |

El bloqueo de Estados Unidos a Huawei está volviéndose cada vez más preocupante, porque ahora es ARM quien veta a la compañía, lo que pone en peligro la capacidad de seguir fabricando sus procesadores Kirin.

En realidad, ARM es una empresa del Reino Unido, pero ha ordenado a sus empleados dejar de colaborar con Huawei, ya que parte de su tecnología es estadounidense, y le afectaría el bloqueo ordenado por la administración Donald Trump sobre la empresa china.

Microsoft retira el Huawei MateBook X Pro de su tienda

Los procesadores Kirin de los móviles Huawei son fabricados por HiSilicon, una filial de la propia firma. Pero buena parte del diseño corre por cuenta de ARM, que ofrece esta arquitectura a cambio de un pago variable.

ARM, el corazón de todos los procesadores de móviles

Imagen - Huawei no podría fabricar procesadores: ARM la veta

Mientras los procesadores Intel o AMD de los ordenadores se basan en la arquitectura x86, en el caso de los móviles emplean una arquitectura ARM. Es un diseño de procesadores más sencillo y con menor consumo de energía, que usan todos los fabricantes. A pesar de que Intel quiso llevar sus chips a los móviles, acabó por desistir tras varios fracasos.

Ya sean los Samsung Exynos, los Apple A o los Qualcomm Snapdragon, todos los procesadores de los móviles actuales parten de un diseño de ARM. Eso sí, la compañía británica da dos opciones a los fabricantes:

  1. Crear núcleos personalizados, usando solo el "juego de instrucciones" de ARM.
  2. Emplear los núcleos propios de ARM, evitando trabajo adicional.

El próximo procesador Kirin 985, que seguramente llegará con el Mate 30 Pro, ya estaría finalizado, pero para Huawei sería muy complicado seguir desarrollando sus procesadores sin la ayuda de ARM, a pesar de que trabaja en un sistema operativo propio.

Una empresa dividida a nivel interno

Si bien el bloqueo de Huawei se ha levantado durante 90 días, las filtraciones apuntan a que ARM veta a la marca desde el 16 de mayo, y no va a establecer relaciones de nuevo durante el período adicional.

El bloqueo afectaría a Huawei, a la filial HiSilicon de procesadores y al resto del grupo, extendiéndose incluso a ARM China, propiedad en un 49% de ARM. Es decir, que afecta a lo que era, en la práctica, una misma compañía hace solo unos días.

Aunque Huawei trabaja en alternativas, como obtener una nueva tienda de aplicaciones, ahora que ARM también la veta se está complicando su situación. Su capacidad de fabricar procesadores propios era uno de sus puntos fuertes, y ahora se ve amenazada.

¿Son seguros los móviles de Huawei tras el bloqueo de Google?

¿Crees que ARM veta a Huawei porque teme represalias de Estados Unidos, o que realmente el bloqueo afecta a sus procesadores por el uso de tecnología estadounidense?

Vía: BBC

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.