Probamos Zowi, el juguete inteligente de bq

Por Pedro Delgado |

El avance de la tecnología llega a los juguetes. Zowi es un gran ejemplo de ello. Este pequeño robot que protagoniza el canal infantil Clan nos ha sorprendido por todo lo que es capaz de hacer.

Zowi aspira a convertirse en uno de los juguetes estrella de estas navidades y tiene un precio de 99,90 euros. bq ha diseñado este juguete para que los niños puedan aprender y desarrollar conocimientos sobre la tecnología en un entorno seguro y divertido.

Imagen - Probamos Zowi, el juguete inteligente de bq

¿Qué es Zowi?

El robot es capaz de andar, bailar, evitar obstáculos, emitir sonidos y hacer gestos con la boca, gracias al LED incorporado. Por defecto, podemos cambiar entre tres modos gracias a los botones incorporados.

Por ejemplo, cuenta con un modo en el que baila, otro en el que anda y eb y, por último, uno en el que responde a toques en la cabeza o sonidos que oiga cerca.

Imagen - Probamos Zowi, el juguete inteligente de bq

Además de este uso básico, Zowi cuenta con una app para Android, que podemos instalar en móviles o tablets, para sincronizarlo mediante Bluetooth. Así podemos controlarlo fácilmente desde un mando remoto, jugar con Zowi y programar órdenes para el robot. Todo ello fácilmente desde la app móvil, preparada para niños. En un primer momento viene con muchos movimientos bloqueados, que necesitaremos darle uso y jugar para que consigamos hacer más.

Imagen - Probamos Zowi, el juguete inteligente de bq

A esto hay que sumar que Zowi se puede programar a través de bitbloq, un lenguaje muy sencillo que incluso los niños podrían iniciarse en este mundo. También hay proyectos muy interesantes en su web para darle diferentes usos a Zowi.

Tampoco podemos olvidar que Zowi se puede desmontar fácilmente y podemos personalizarlo si contamos con una impresora 3D, como indica bq.

Características del robot

El pequeño Zowi tiene unas dimensiones de 140 x 150 x 93 milímetros y un peso de 461 gramos, por lo que como podemos imaginar, es un juguete pequeño y ligero. Además, está fabricante en plástico (PC + ABS), y se nota bastante sólido, pero no es un juguete para golpearlo.

En su interior encontramos una placa controladora con micrófono incorporado, un sensor de ultrasonidos, batería recargable de 4.040mAh (una autonomía de hasta 8 horas en uso y 80 en reposo), 4 servomotores y diferentes cables. También lleva una matriz de luces LED de 5x6 que funciona como boca de Zowi.

Imagen - Probamos Zowi, el juguete inteligente de bq

Recordemos que en conectividad cuenta con una conexión Bluetooth para conectarlo con el móvil o tablet y una ranura microUSB para la carga de la batería.

Zowi: el robot que todos quisiéramos

Hemos probado Zowi y realmente funciona muy bien. Es sencillo de manejar, entretenido y divertido. Es increíble a dónde nos ha llevado la tecnología, a un juguete muy inteligente y con unas capacidades por explorar enormes.

Zowi se puede programar y tiene un desarrollo por delante muy importante basándose en un hardware que realmente está a un precio interesante.

Imagen - Probamos Zowi, el juguete inteligente de bq

El juguete inteligente de bq responde muy bien a todos los movimientos que se le den desde la app móvil, que nos permite controlarlo, interactuar y jugar con Zowi. Además, los sensores de sonido y movimiento permiten que el pequeño parezca que esté vivo.

Tampoco podemos olvidar que Zowi es un juguete seguro para niños, que permite aprender además de entretenerse y que da un enfoque diferente a la tecnología, más allá de interactuar con pantallas.

Ciertamente nos encontramos ante uno de los juguetes o regalos estrella de las navidades. Viene bajo el brazo de bq y con la promoción en Clan; siendo así irresistible para los más pequeños, o no tan pequeños.

Web: Zowi

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.
  • MJR | El 05 Nov 2016, 20:48
    A primera vista parece que es un juguete genial...pero al poco tiempo te das cuenta de que no es así. La mala calidad de alguna de las piezas hace que se rompan aún tratándolo como sumo cuidado (visitando otros comentarios de usuarios he comprobado que han tenido el mismo problema que nosotros). La garantía no lo cubre, así que tienes que pagar por la reparación. Al poco de llegarnos el zowi, ya supuestamente reparado, hemos tenido que volver a mandarlo al servicio técnico por otro fallo que, como en el caso anterior, tampoco ha cubierto la garantía. Después de pagar por segunda vez un arreglo, nos ha llegado otra vez, al mes de haberlo enviado, y en unas condiciones lamentables. El servicio técnico no responde y nos ignora. Una auténtica pena, podría haber sido un buen juguete, pero se ha tirado más tiempo en el servicio técnico que en nuestra casa.