¿Cuántos datos tengo en roaming?

Por Izan González |

Una de las preocupaciones que arrastramos cuando salimos del país con un smartphone es la tarifa que nos aplicará nuestra compañía. El coste por llamada, cuántos datos tengo disponibles o la cobertura que tendré en roaming.

Para dar luz vamos a repasar los derechos que hemos adquirido los usuarios cuando viajamos al extranjero con el teléfono móvil y qué esperar en la factura si estamos bajo roaming.

Chatsim 2 ofrece WhatsApp gratis en roaming, incluyendo fotos y vídeos

Roaming en la Unión Europea

Después de años sufriendo de precios abusivos en llamadas, mensajes de texto y datos para Internet, en junio de 2017 entró la normativa que eliminaba los costes extras cuando viajábamos por Europa.

Fulminó una frontera que parecía infranqueable en un espacio económico común donde las empresas ya tienen las mismas reglas de juego en todos los países miembros. A partir de ese momento, todas las compañías de telecomunicaciones debían adaptarse y ofrecer las mismas condiciones de tarificación en todos los países de la Unión Europea.

Es decir, que si tenemos 5 GB al mes disponibles en nuestra tarifa tendremos esa misma cantidad de datos cuando estemos en roaming europeo. Del mismo modo que ocurre con las llamadas, es muy común tener incluidos algunos minutos gratis o incluso llamadas ilimitadas que deberán respetarse cuando estemos fuera de nuestras fronteras pero dentro de la UE.

En los siguientes puntos veremos algunas limitaciones y la letra pequeña que habrá que tener en cuenta, pero la teoría es la que acabamos de mostrar.

Limitaciones de uso de roaming en la Unión Europea

Leyendo lo anterior se nos puede ocurrir la genial idea de contratar tarifas en otros países para disfrutarlas en el nuestro. En algunos países de Europa existen tarificaciones muy interesantes que pueden superar la oferta que ponen a nuestra disposición las operadoras que operan en España.

Imagen - ¿Cuántos datos tengo en roaming?

Pues bien, esto no será posible y están recogidos los casos concretos en la misma normativa. La regla básica es que no podemos utilizar la tarifa en el extranjero más que en nuestro país. Esto quiere decir que si contratamos la tarifa en Francia debemos estar más tiempo en ese país que en España en un plazo de 4 meses.

Las teleoperadoras tienen mecanismos para saber si pasamos más tiempo fuera que dentro del país y si no justificamos la estancia en el extranjero (aunque sea roaming en Europa) en 14 días desde su aviso nos podrán aplicar costes por llamadas, mensajes de texto y datos consumidos.

  1. Coste de llamadas: 3,2 céntimos el minuto más establecimiento.
  2. Coste por SMS: 1 céntimo por mensaje enviado o recibido.
  3. Coste por GB de datos: 4,5 euros que irá disminuyendo con los años hasta los 2,5 euros por GB en 2022.

Todos ellos antes de impuestos. Estos costes se aplicarán también a aquellos usuarios que no tienen un bono de datos contratado en su operadora original. Aunque también existen otro par de condiciones que debemos cumplir:

  1. No se podrá activar y utilizar de forma secuencial tarjetas SIM en roaming por parte de un único cliente.
  2. No se permite una tarjeta SIM que esté inactiva durante largos periodos de tiempo y solo se utilice en roaming.

Si nada de lo anteriormente expuesto es aplicable a nuestro caso podremos estar tranquilos y utilizar las llamadas, mensajes y datos en roaming europeo sin problemas.

"Letra pequeña" en las tarifas con muchos datos

Este tipo de normativas nunca están exentas de salvaguardas para que las cuentas les sigan saliendo a las operadoras. Están relacionadas, principalmente, con las tarifas con muchos datos contratados y tendremos que echar cuentas para saber cuántos GB tenemos realmente disponibles.

Tendremos que dividir el precio de nuestra tarifa (lo que pagamos) entre el precio mayorista al que se está vendiendo el GB en ese momento y multiplicarlo por dos.

Por ejemplo, si pagamos 20 euros tendremos que dividirlo en 4,5 euros el GB mayorista (precio estipulado para el año 2019) y multiplicarlo por 2. Esto nos arroja un dato de 8,88 GB disponibles.

El precio mayorista está marcado por la Unión Europea e irá bajando paulatinamente desde los 7,7 euros el GB que estuvo en 2017 hasta los 2,5 euros que alcanzará en el año 2022.

  1. Precio a 1 enero de 2019: 4,5 euros por GB.
  2. A 1 de enero de 2020: 3,5 euros por GB.
  3. A partir de 2021: 3 euros por GB.
  4. Y finalmente a partir del 2022: 2,5 euros por GB.

La fórmula que tendremos que aplicar será la misma. De esta forma con los mismos 20 euros en 2022 tendríamos 16 GB disponibles.

Esta limitación se establecerá siempre y cuando tengamos contratados más GB del máximo que nos pueden ofrecer por defecto. Es decir, si echando la cuenta nos salen 10 GB y tenemos contratados 5, tendremos disponibles esos 5 GB.

Esto no es aplicable a todas las compañías pero sí es el mínimo que deben ofrecer. Por ejemplo, Vodafone (incluida Lowi) pone a disposición de sus usuarios todos los GB que tengan contratados en sus tarifas

¿En qué países es aplicable?

En cuanto a los países donde esta normativa es aplicable tenemos los 28 países de la Unión Europea y algunos territorios de ultramar (Guyana francesa, por ejemplo) que forman parte de países miembros:

Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Mónaco, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, Reino Unido (con Gibraltar), Rumanía, San Marino, Suecia y Vaticano.

Algunas operadoras como Vodafone también ofrecen las mismas condiciones si viajamos a Estados Unidos. Aunque por defecto lo que recoge la normativa es la anterior lista de estados miembros.

¿Cuántos datos tengo fuera de la Unión Europea?

Dejando a un lado el caso excepcional de Vodafone con Estados Unidos, fuera de la Unión Europea la tarificación será independiente de la operadora. Es decir, será el proveedor de servicios el que defina unos precios y se cobrará independiente de la tarifa que tengamos contratada.

Si contamos con una modalidad de postpago (de contrato) se cobrará al final de mes una cantidad dependiendo del uso de datos, de las llamadas y de los mensajes. En cambio, si tenemos una tarjeta de prepago, el dinero recargado se irá consumiendo a medida que hagamos ese uso.

El precio variará mucho dependiendo del país al que viajemos. Por ejemplo, si es un país cercano a España con buena infraestructura de telefonía (como Marruecos) será mucho más barato que utilizar los datos o hacer llamadas en Zimbawe.

Para esta modalidad lo mejor es consultar con nuestra operadora y que nos detalle la tarificación a la que estaremos sometidos en destino. Es posible que incluyan bonos de datos y llamadas más o menos interesantes para no quedar incomunicado.

El límite que nos pueden cobrar en roaming

Ya hemos comentado que el roaming en los países de la Unión Europea se incluye en nuestra tarifa. ¿Pero qué pasa si viajamos fuera de la UE y comenzamos a usar datos y a realizar llamadas?

Si somos de contrato la factura puede ser astronómica. Para ello, las operadoras limitan a 50 euros más IVA (60,50 euros con IVA) el gasto que podemos hacer en roaming fuera de la UE.

Es un límite por defecto y que podemos cambiar a nuestro antojo previa comunicación con nuestra operadora. Cuando lleguemos al límite que hayamos acordado, se bloqueará la línea telefónica y el uso de datos. Y si queremos aumentarlo tendremos que contactar para que suban el límite.

Hasta aquí todos los detalles de cuántos datos puedes disfrutar cuando te encuentres en roaming. Para estancias fuera de la Unión Europea existen servicios de tarjetas SIM muy competentes como HolaFly que dan bonos de datos a buen precio.

¿Cuesta recibir un SMS en roaming?

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.