¿Es necesario un antivirus móvil?

Por Sofía Pacheco |

Vamos a dar respuesta a esta pregunta desde nuestro punto de vista técnico y profesional, pero la última palabra la tiene cada uno. Seguro que más de una vez te han intentado vender con extrema necesidad un antivirus móvil, sobre todo cuando compras tu móvil en un establecimiento físico.

Quieren vender antivirus con casi tanta frecuencia como un seguro. Pero créenos cuando te decimos que es más probable terminar con la pantalla rota por un resbalón que infectado por un malware.

¿Es necesario un antivirus en Windows 10?

Así de directos queremos empezar nuestro artículo, por la sencilla razón de que no es necesario tener un antivirus en el móvil. Ya tengas un iPhone o un móvil Android, ambos sistemas son seguros en casi su totalidad y cuando surgen problemas de seguridad son remediados rápidamente y cada fabricante lanza sus parches de seguridad en cuestión de horas.

El mejor antivirus móvil eres tú mismo

En el mercado existen infinidad de antivirus, de hecho, los fabricantes de este tipo de software para ordenadores empezaron a sacar versiones para móviles. Ello implicó de forma automática la necesidad de defenderse ante ataques externos tras descargar aplicaciones, rellenar formularios, visitar links de dudosa procedencia, introducir contraseñas o datos bancarios, etc.

Los antivirus no nos van a proteger al 100%, y menos uno gratuito (o incluso de pago). Los antivirus, quien quiera tenerlo en su móvil, ha de tenerlo como capa de protección. Es decir, como pie de apoyo, no como solución total.

Tengamos en cuenta que cada aplicación que se sube a Google Play pasa por las barreas de control de Google, el conocido Play Protect. Sí, es cierto que alguno se cuela, pero en cuestión de horas está fulminado. Lo mismo pasa en Apple.

Los casos de aplicaciones infectadas en Android corren como la pólvora porque es el sistema operativo que más reina en el territorio móvil. Pero eso no es excusa para implantar un antivirus en nuestro móvil.

Cada día Apple y Google trabajan muy duro para lograr que sus sistemas operativos sean seguros. En el caso de Google conocemos el número de aplicaciones que analiza cada día y supera los 6 mil millones. No solo eso, también analiza unos 400 millones de terminales Android en busca de aplicaciones que hayan sido infectadas por malware.

Si te decantas por algún antivirus, intenta hacerlo con una marca reconocida y de prestigio como, por ejemplo, Avast, Eset, Panda, Kaspersky, McAfee, Total AV, Norton, etc.

Pero como decimos, el mejor antivirus es uno mismo. Nuestro sentido común y la desconfianza son casi mejor que un antivirus, ya que estos provocan falsos positivos e impiden la entrada a ciertas webs o aplicaciones, porque igual piden algún permiso relacionado con la ubicación, la cámara, el micrófono, o disponen de anuncios pop-up, etc.

Está claro que debemos controlar mucho a qué y a quién entregamos nuestra privacidad, pero un antivirus no nos va a librar de que nos roben los datos o conozcan nuestras búsquedas a través de las cookies que aceptamos al navegar por Internet.

Consejos para evitar instalar un antivirus en el móvil

Instalar un antivirus en el móvil ya hemos dicho que no es necesario, pero la decisión final recae en cada uno de nosotros. Además, un antivirus precisa de muchos recursos, como el consumo de RAM, datos móviles, batería por el uso de ubicación, análisis constante de apps, etc.

A fin de cuentas, es un impedimento para el correcto funcionamiento del smartphone, ya que un móvil poco potente puede verse seriamente afectado en cuanto al rendimiento.

Algunos consejos para que veas que no es necesario instalar un antivirus en el móvil son:

  1. No descargues aplicaciones que no sean de tiendas oficiales. En caso de descargar una APK, asegúrate de que el sitio es fiable, por ejemplo, APKmirror avisa en todo momento que la descarga está libre de virus.
  2. No entrar en los enlaces de los que desconocemos su procedencia como pasa con los correos de phishing y similares que encontramos a veces en SMS que recibimos o en redes sociales.
  3. Evita rellenar formularios con tus datos cuando se trata de sorteos. Antes de nada, confirma con la marca que se trata de una promoción real.
  4. Mucho cuidado con leer códigos QR, a través de este sistema pueden infectar el móvil con un malware y tener pleno acceso a él de forma remota.
  5. Nada de creerse cosas tipo "Cambia el color de WhatsApp", espiar en WhatsApp, encuestas para ganar premios, etc.
  6. Descarga de música, GIFs, vídeos, imágenes, en páginas no protegidas.
  7. Entrar en anuncios que nos lleven a páginas poco conocidas, o que abran varias ventanas imposibilitando la opción de cerrarlas.
  8. Si sabes que una aplicación es premium, no te fíes de esas webs o apps que prometen ser lo mismo pero gratis.
  9. En cuanto a los permisos, es conveniente prestar atención, ya que solo se deben pedir aquellos que sean estrictamente necesarios para el correcto funcionamiento. Todos los demás te están diciendo que no es una aplicación fiable.

Con estos simples consejos terminamos. La decisión, de si es necesario un antivirus móvil o no, recae en cada uno de nosotros, en base al uso que hacemos del móvil y si queremos sentirnos más seguros aún ya de lo que lo estamos, o no. Ahora dinos, ¿tienes un antivirus en tu móvil o no?

Evil Clippy crea documentos de Office maliciosos que los antivirus no detectan

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.