¿Es posible espiar en WhatsApp?

¿Es posible espiar en WhatsApp?

Quizá nos planteemos si es posible espiar en WhatsApp o que nos espíen a nosotros. La aplicación de mensajería siempre ha supuesto riesgos de seguridad importantes para sus usuarios, e incluso se ha llegado a espiar a personalidades mediante herramientas que explotan las vulnerabilidades de WhatsApp.

Antes de profundizar más en el tema de si es posible o no espiar en WhatsApp, debemos aclarar que es un acto ilícito y penado por ley en España, así como en la mayoría de los países de todo el mundo, ya que atenta contra la privacidad de las personas y el derecho a la intimidad.

Cómo bloquear a un contacto en WhatsApp

Eso no impide que haya muchos interesados en espiar WhatsApp y, por lo tanto, la aplicación debe tomar todas las medidas posibles para evitar los riesgos derivados. La seguridad y privacidad de WhatsApp son altas, pero no perfectas, y su sistema de cifrado se puede evitar con herramientas muy especializadas.

La pregunta de "¿Es posible espiar en WhatsApp?" es de las cuestiones más buscadas en Google, como vemos en este ejemplo:

Imagen - Espiar WhatsApp: riesgos, herramientas... ¿es posible?

Hace no mucho se puso de moda una app para espiar en WhatsApp que se llamaba WhatsApp Spy. Nosotros quisimos probarla para destapar los riesgos que suponía pues, como era de esperar, no funciona. Lo mismo ocurre con Master Spy, una app peligrosa y de la cual ya hicimos un artículo detallando sus métodos.

El cifrado de WhatsApp es 100% seguro

Desde el año 2016, WhatsApp cuenta con un cifrado de extremo a extremo en su aplicación que protege cada mensaje, audio, imagen o vídeo que se envía y se recibe. Es decir, el contenido sale protegido de un móvil y se descifra en el otro con claves almacenadas de forma local, así que ni quiera los desarrolladores pueden acceder a su contenido.

En general, se considera que el cifrado de WhatsApp es seguro actualmente, y que ni siquiera las agencias de inteligencia de las grandes potencias mundiales lo pueden romper. Cualquier ataque donde el objetivo sea WhatsApp debe optar por estrategias indirectas, en las que luego profundizaremos.

Cada cuenta de WhatsApp dispone de una clave de cifrado propia, con un formato de este tipo:

Imagen - Espiar WhatsApp: riesgos, herramientas... ¿es posible?

Por lo tanto, de cara el usuario tampoco es posible espiar WhatsApp rompiendo el cifrado, cualquiera de las herramientas que prometan acceder al contenido de las conversaciones de este modo son un fraude, suponiendo graves riesgos para nuestros datos personales.

Incluso si tenemos acceso a un teléfono perdido, para abrir el archivo crypt12 que guarda los historiales necesitamos acceder al sistema Android (normalmente el propietario lo protege con contraseña) y verificar la cuenta recibiendo un SMS en el número asociado, lo que complica mucho la extracción.

Existen trucos (ilegales) para espiar en WhatsApp

No hay ninguna app o web que nos permita hackear WhatsApp de forma remota, las herramientas que ofrecen esto son un fraude. Todos los sistemas exigen acceso físico al móvil de la víctima para realizar algún tipo de procedimiento en él.

Por lo tanto, son ilegales a no ser que exista alguna justificación: padres que quieran vigilar el WhatsApp de sus hijos, cuerpos policiales con autorización judicial y, dependiendo del país y de múltiples condicionantes, determinados controles de los móviles pertenecientes a una empresa.

El sistema más rudimentario sería espiar a través de WhatsApp Web, la versión para ordenadores, que muestra las mismas conversaciones que en el teléfono. Eso sí, el móvil de la víctima mantiene en todo momento un icono de notificación cuando WhatsApp Web se está ejecutando, así que los riesgos son muchos.

Imagen - Espiar WhatsApp: riesgos, herramientas... ¿es posible?

Luego están las denominadas "apps espía", que casi todas soportan WhatsApp, y a nivel ético hay gran diferencia entre ellas. Por ejemplo, Qustodio es una app de control parental que indica en todo momento que se encuentra activa, otras herramientas como Spyzie ocultan su actividad, lo que las pone al borde de la legalidad, como mínimo.

De todas formas, estos sistemas suponen bastantes riesgos, pues requieren la contraseña o huella dactilar para acceder físicamente al móvil, no funcionan de forma remota. A este respecto, debemos pensar que espiar el WhatsApp de nuestra pareja no es legal y tiene consecuencias, así que hemos de respetarlo incluso si nos ha dado la contraseña.

Por otro lado, existen herramientas para robar una cuenta de WhatsApp interceptando el SMS de verificación, pero en este caso no es posible espiar las conversaciones sin que la otra persona se entere, pues la app en su móvil cerrará la sesión de inmediato.

Imagen - Espiar WhatsApp: riesgos, herramientas... ¿es posible?

También hay apps y webs que nos indican las horas a la que un determinado usuario está online, del estilo de WhatsDog. Son poco éticas, y las tiendas de apps oficiales no las admiten, pero sí funcionan: por diseño, WhatsApp permite ver si estamos online en ese momento a cualquiera, y estos servicios se aprovechan de ello.

Si queremos reducir estos riesgos, recopilamos algunos sistemas para proteger WhatsApp y que no nos puedan espiar, centrados en la seguridad del móvil donde está la cuenta principal.

Cuidado con webs y apps para espiar WhatsApp

Ya hemos visto que interceptar o eliminar el cifrado de los mensajes de WhatsApp no es posible. Algunas webs nos prometer leer el historial de otras personas con solo facilitar su número, algo que a la vista de los anterior es sencillamente falso.

Imagen - Espiar WhatsApp: riesgos, herramientas... ¿es posible?

Una investigación realizada en 2021 por la firma de ciberseguridad ESET comprobó que los servicios de Hackingtor, EspiarWhatsApp y WhatsAppSPY solo simulaban hackear la cuenta. Se limitaban a recopilar los números de teléfono y mostrar publicidad, sin ni siquiera incluir malware, muchos menos intentar hackear la sofisticada plataforma de WhatsApp.

Sin embargo, en otros casos sí podrían incluir virus, dañar nuestro dispositivo e incluso robar datos personales, así que mejor no correr riesgos innecesarios.

Este tipo de servicios funcionan como webs, apps y extensiones de navegador, y todos tienen en común que no funcionan, pues las herramientas ordinarias no se pueden saltar el cifrado de WhatsApp.

Incluso la tienda oficial Google Play Store de Android está llena de este tipo de apps:

Imagen - Espiar WhatsApp: riesgos, herramientas... ¿es posible?

Los gobiernos sí pueden acceder a WhatsApp

Para el usuario medio no es posible espiar la cuenta de WhatsApp de otra persona, pero las agencias de inteligencia sí son capaces de encontrar vulnerabilidades. Aunque no parece que hayan logrado romper el cifrado, con herramientas muy especializadas logran espiar conversaciones de manera equivalente.

Pavel Durov, fundador de Telegram, sostiene que WhatsApp crear fallos de seguridad para dar acceso a los gobiernos. De esta forma mantendría el cifrado de cara a la opinión pública, aunque realmente la seguridad no sea real. Solo unas pocas organizaciones conocerían estas vulnerabilidades (que se cotizan muy bien el mercado negro) y WhatsApp las corregiría en cuando salen a la luz.

Estas operaciones se realizan con discreción, pero un escándalo que salió a la luz en 2020 evidenció los riesgos: el móvil de Jeff Bezos, fundador de Amazon, había sido hackeado a través de WhatsApp, al recibir un vídeo de los servicios secretos de Arabia Saudí, diseñado especialmente para explotar un fallo de seguridad que tomó control del smartphone.

En definitiva, no es posible espiar en WhatsApp, excepto para las organizaciones gubernamentales y, en cualquier caso, hacerlo infringiría la ley. No vale la pena correr los riesgos de probar herramientas de terceros, porque normalmente son un fraude.

Cómo ocultar "en línea" o "última vez visto en línea" en WhatsApp

Sobre el autor
Miguel Regueira
miguelregueira | LinkedIn

Geek de nacimiento, amo la tecnología, las redes sociales y los gadgets. Aficionado a los LEGO (¡nunca me digas que son para niños!), a los videojuegos y a todo lo que despierte mi curiosidad. Escribir para mí es como respirar, una necesidad constante.

Ver Comentarios